El País

O.M.G Barcelona

Barcelona, Barcelona

O.M.G Barcelona
Valoración usuarios
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
0
0 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Imprimir

Cenas con espectáculo sensuales y divertidas

Sube a bordo de este barco para descubrir un mar de sensaciones de la mano de la mejor producción de marines y conejitas. La estrella serás tú gracias a la interacción del público con los bailarines que su director artístico ha organizado ¿te atreves a venir?

Os han preparado una velada con cena (Cóctel de bienvenida, primer y segundo plato, postre y bebida) amenizada con los mejores shows de Burlesque y cómicos coordinados por la coreógrafa Marina Salvador y todo el equipo artístico del local. Y todo en la mejor zona de ocio nocturno de Barcelona.

¿Qué incluye esta oferta?

Espectáculo 'El Barco de las Sensaciones' con copa, los sábados a las 21:30 h. por 19 €.

Espectáculo 'El Barco de las Sensaciones' con cena, los sábados a las 21:30 h. por 39 €.

Menú

Entrantes (a elegir): Nachos con salsa (Nachos servidos con queso fundido, salsa mexicana, queso freso y guacamole) o Alitas de pollo al estilo Buffalo (Alitas de pollo marinadas en salsa barbacoa servidas con apio y salsa de queso azul).

Segundos (a elegir): Cheeseburger (Carne 100% de vacuno con guarnición de patatas fritas) o Salmón de Noruega (Salmón a la plancha servido con verduras salteadas, arroz y mahonesa).

Postre: Tarta

Bebida: Refresco o copa de vino o sangría

  • Dirección: Salvador Espriu, 23, C.P. 08005, Barcelona, Barcelona
  • Zona: Sant Martí
  • Metros: Ciutadella Vil·la Olimpica
  • Teléfono: 674 908 155 / 93 100 38 69
Ampliar Mapa

Elige y Compra en Amazon

Publicidad

Otros locales que te pueden interesar





Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio El 8º pasajero

“LOGAN”, SUPERYONKIS

De Carlos Morcillo

Justo al comienzo de Sin Perdón (1992), Clint Eastwood utilizaba la torpeza en una serie de determinadas actividades...