AMBROSIAS CON TRUFA

TRU2

Febrero es temporada de trufa, y muchos sitios la usan para sus menus. Es un ingrediente muy peligroso, pues su fuerte olor es bastante invasor y si se mal utiliza puede destrozar el plato. Pasarse con ella es desgracia segura. Otro de los horrores que he visto por esos abrevaderos deluxe de dios, es usar trufa en exceso, pero seca y sin olor  (no fresca),  logrando el aroma a base de un atroz aceite de trufa artificial. Como este tipo de desaguisados pasa muy a menudo, he seleccionado dos restaurantes que sí saben cocinar con la trufa El 38 de Larumbe y La Tasquita de Enfrente. Para no salir malparado de la “experiencia trufa”.

TRU1

Durante todo el mes de febrero el chef navarro Pedro Larumbe dedica un menú completo a uno de sus ingredientes favoritos, la trufa,  procedente de la comarca de Valdorba, una de las zonas truferas emblemáticas de España. El menú está compuesto por tres aperitivos (Grisines Trufados, Consomé al Aroma de Trufa, Coca Mediterránea con Tierra de Trufa),  cuatro platos principales (Carpaccio de Buey con Trufa y Aceite de Tomillo, Cardo Guisado con Trufa y Almendras, Pescado del Día con Risotto de Sémola Trufado, Parmentier de Pato Confitado y Trufa), postre (Panchineta de Hojaldre con Aroma de Trufa), y mignardises, y está acompañado por cuatro vinos diferentes por un precio total de 58 € (IVA no incluido).

TRU

La Tasquita de Enfrente, con su chef Juanjo López Bedmar, ofrece  uno de los manjares de la tierra: la trufa negra melanosporum. Es en esta época del año en el que la trufa ha madurado y ofrece unas condiciones óptimas para su disfrute. Por eso, durante estos días y hasta finales de febrero, ofrece diferentes platos con este ingrediente tan preciado.  Entre las ambrosías con trufa a disfrutar se encuentran el cardo crudo y cocido con salsa de almendras y trufa negra, la patata con trufa o la panacotta con trufa negra. El proveedor es “Manjares de la Tierra”, de Teruel. Sin duda dos restaurantes donde comer algo con trufa no será una pesadilla.

TRU3