LOS MEJORES BAGELS DE NY

ba1

Si hay algo genuinamente neoyorquino es un desayuno con bagels.  Es un pan elaborado tradicionalmente de harina de trigo y que suele tener un agujero en el centro. Antes de ser horneado se cocina en agua brevemente, dando como resultado un pan denso con una cubierta exterior ligeramente crujiente. La masa a menudo se saborea con diferentes productos tales como sal, cebolla, ajo, huevo, pumpernickel, centeno. Existen algunas variedades no tan tradicionales como: tomate, salvado, queso, comino y muesli, entre otros. Los bagels pueden estar cubiertos de semillas de sésamo, cebolla o ajos secos, sal gruesa, o de todo al mismo tiempo (en inglés “everything bagels”, bagels con todo). Por supuesto es una ambrosía judía, y son muy pocos los sitios donde están correctos, pues se ha vulgarizado como comida para guiris que van a Ny como si fuera un parque temático de  Sex and the City.

ba2

A partir de la masa se van haciendo los bagel según la forma tradicional con un agujero en el medio. Después se dejan levar durante 12 horas a baja temperatura, y luego se cuecen en agua que no contenga aditivos. Finalmente, se meten al horno a temperatura alta. Uno de los pocos sitios donde están con la masa correcta, con los grumos de la cocción, con la crema de queso fresca y abundante, es Hudson Bagels en el West Village. Un lugar sin ese glamour de supermercado de lujo miserable de los cafés del barrio para rubias pseudopijas que van por esos anrrudiales de asfalto del West Village creyéndose Carrie Bradshaw con los tacones. No es un abrevadero de lujo (de hecho los dependientes no son hipsters, sino un par de egipcios con pinta de homeless super amables). Recomiendo este spot gastronómico para conocer el verdadero sabor de Nueva York. Aunque no doy más pistas, para que las “hordas yelp” no lo fichen y se acabe todo lo bueno que todavía mantiene este establecimiento.

ba