El País

Biografía

Hija del legendario actor Henry Fonda y, por tanto, miembro de una de las grandes dinastías de intérpretes de la historia de Hollywood, Jane Fonda, hermana de Peter y tía de Bridget Fonda, no tuvo una infancia fácil. Su madre se suicidó en un hospital psiquiátrico cuando ella aún no había cumplido los 13. Su padre rehizo su vida al lado de Susan Blanchard y poco a poco Jane consiguió salir del túnel. Decidida a seguir los pasos de su padre, Jane comenzó despuntando como modelo. A los 17 años coincidió con su padre sobre las tablas de un teatro y desde entonces ya no hubo marcha atrás. Pasó dos años en París antes de iniciar su formación como actriz a las órdenes de Lee Strasberg en el legendario Actor´s Studio, y en 1960 debutó en la gran pantalla en la cinta Me casaré contigo. La ingenua explosiva, La jauría humana y Barbarella hicieron de ella una de las actrices de moda en los 60 y, además, una de las más deseadas. En 1969 logra su primera candidatura al Oscar por Danzad, danzad malditos, y dos años después da en la diana con Klute, con la que lograría su primera estatuilla. El prestigio de Jane Fonda no dejaba de crecer gracias a Julia o El regreso, por la que logra su segunda estatuilla. Nuevas nominaciones premian su talento gracias a El síndrome de China, En el estanque dorado y A la mañana siguiente, y es a partir de ese punto, a finales de los 80, que Jane comienza a abandonar poco a poco el primer plano del cine estadounidense. No obstante sigue activa hasta la fecha, brindando ejemplos de su legendario talento en películas como Cartas a Iris y Gringo viejo. A principios de los 90 toma una decisión que deja a Hollywood sin habla: retirarse definitivamente del cine. Desde entonces se centra en su nueva pasión: el aerobic, convirtiéndose en la profesora, a través del vñideo, de millones de americanos. No obstante a mediados de los 2000 decide revocar su decisión y volver al tajo, despuntando ocasionalmente en películas como La madre del novio o ¿Y si vivimos todos juntos? .