El País

Eureka! Zientzia Museoa

Guipúzcoa, Donostia-San Sebastián

Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4
7 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Imprimir

Junto al parque tecnológico del Miramon Kutxa, a unos cinco minutos del centro de la ciudad, emplazado en un bello e...

Junto al parque tecnológico del Miramon Kutxa, a unos cinco minutos del centro de la ciudad, emplazado en un bello entorno natural con espléndidos jardines, nos sorprende el edificio curvilíneo del Museo. En el interior de este divertido centro de divulgación científica se propone al visitante descubrir los secretos de la ciencia a través de la experimentación empírica. Así, se puede generar un tornado con la palma de la mano; tocar un rayo sin que nos chamusque; producir electricidad o vivir un terremoto de gran magnitud sin que nos suceda absolutamente nada. Además, entre sus instalaciones, cuenta con un Planetario y un Observatorio Astronómico.

  • Horarios:
    Del 1 de septiembre al 30 de junio: L de 10 a 14 h. De M a V de 10 a 19 h. S, D y festivos de 11 a 19 h. Del 1 de julio al 31 de agosto: De L a V de 10 a 20 h. S, D y festivos de 11 a 20 h.
  • Precios:
    Adultos 9 euros. Menores de 18 años 7 euros. Planetarium: Adultos 3,5 euros y menores de 18 años 2,5 euros. Museo + Planetarium: Adultos 11 euros y menores de 18 años 9 euros.
  • Dirección: Mikeltegi Pasalekua, 43-45, Donostia-San Sebastián, Guipúzcoa
  • Teléfono: 943 30 82 11
Ampliar Mapa

Publicidad

Otras salas que te pueden interesar





Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

VIAJE ALREDEDOR DEL MUNDO CON KUOKO

De Mapi Hermida

Con tres meses recién cumplidos, Kuoco 360 Food promete convertirse en el nuevo must del madrileño barrio de Chueca. Este...

Logo del blog de Guía del Ocio El 8º pasajero

“LOGAN”, SUPERYONKIS

De Carlos Morcillo

Justo al comienzo de Sin Perdón (1992), Clint Eastwood utilizaba la torpeza en una serie de determinadas actividades...