El País

Restaurantes en Madrid



Otros servicios

Bocaito

Madrid, Madrid

Restaurante Bocaíto Madrid
Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.8
4 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Imprimir
Simbiosis castellano-andaluza

La cocina castellana y andaluza casera –la de siempre, sin rebusques- puede ser disfrutada en un ambiente tranquilo y tan castellano-andaluz como los platos. Ofrecen sus tostadas especiales –berberechos, gambas, trigueros-, pescaítos de Málaga, cogote de merluza a la espalda, medallones de merluza con pimientpos fritos o guisos diarios como los judiones de la granja con almejas los miércoles, cocido madrileño los jueves o el potage castellano los viernes. Frecuentado por algún sector del famoseo vernáculo, el restaurante Bocaíto se presta también para tomarse una cañita o una copa de vino.

La tasca madrileña siempre ha tenido versiones y variantes de todos los tipos, colores y procedencias. No es fácil marcar la adscripción territorial de una tasca; con el tiempo se ha impuesto la mixtura y el origen de la propuesta culinaria que le acompañó al nacer ha ido virando hacia la fusión...
El tapeo al estilo andaluz puede ser sustancioso hasta el hartazgo, como en Granada o Almería, o sutil y refrescante, como en Málaga o Cádiz. Bocaíto es la embajada indispensable en Madrid de la tapa bética desde hace casi 50 años y suele adaptarse a nuestros extremos climatológicos. Y...
  • Aparcamiento Parking próximo
  • Admite tarjetas Admite tarjetas
  • Dirección: Libertad, 4-6, C.P. 28004, Madrid, Madrid
  • Zona: Centro
  • Metros: Banco de España
  • Teléfono: 91 532 12 19
Ampliar Mapa

Elige y Compra en Amazon

Publicidad

Otros restaurantes que te pueden interesar





Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio El 8º pasajero

“LOGAN”, SUPERYONKIS

De Carlos Morcillo

Justo al comienzo de Sin Perdón (1992), Clint Eastwood utilizaba la torpeza en una serie de determinadas actividades...