El País

Restaurantes en Madrid



Otros servicios

El Rancho

Madrid, Madrid

Restaurante El Rancho Madrid
Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.2
5 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Imprimir
Asador argentino

Combinación de modernidad, elegancia e innovación en un ambiente acogedor. Espacios amplios e independientes con diferentes salones con personalidad propia. En el restaurante El Rancho ofrecen platos elaborados por maestros parrilleros argentinos, siendo la carne el producto estrella de la carta: costillas a la Pecheche, asado de campo, milanesa de ternera, lomo de costillar, bife al ajo, pato laminado, lubina al carbón vegetal, dorada a la parrilla o su plato vegetariano son algunas de sus especialidades. Ambiente futbolero para quienes quieran ver los partidos mientras se dan un criollo homenaje gastronómico.

Eduardo de la Puente - 27/09/2010

Fuera de la temporada estival se impone considerar otras alternativas que nos permitan disfrutar de las comidas en lugares más a reparo de las temperaturas otoñales y asegurarnos la calidad de una alimentación también adaptada al clima. El Rancho es un asador argentino que reúne estas condiciones...
  • Con opciones para niños En el menú
  • Salones privados Salones privados
  • Admite tarjetas Admite tarjetas
  • Accesible Accesible
  • Notas: Menú infantil. Menús especiales para grupos y para celiacos. Carta en idiomas.
  • Dirección: Paseo de los Melancólicos, 77 (junto al estadio Vicente Calderón), C.P. 28005, Madrid, Madrid
  • Zona: Arganzuela
  • Metros: Pirámides
  • Teléfono: 91 101 03 00
Ampliar Mapa

Elige y Compra en Amazon

Publicidad

Otros restaurantes que te pueden interesar




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio El 8º pasajero

“LOGAN”, SUPERYONKIS

De Carlos Morcillo

Justo al comienzo de Sin Perdón (1992), Clint Eastwood utilizaba la torpeza en una serie de determinadas actividades...