El País

La Parra

Madrid, Madrid

restaurante la parra madrid
Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4
3 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Imprimir

Restaurante y Wine Bar por el que han pasado grandes personalidades de la literatura, el cine o la política, seducidos por la particular oferta de La Parra, un concepto único creado por una familia cosmopolita y viajera. Tessa Sánchez Walmsley y Ginés Sánchez Rubio han impregnado cada detalle de su decoración y de su cocina de un estilo muy personal, basado en sus gustos particulares, en sus viajes y en sus experiencias. La decoración mezcla el encanto de un patio andaluz, con azulejos estilo mozárabe, que imitan a los originales de la Mezquita de Córdoba, y el romanticismo de un club inglés del XIX, con muebles estilo colonial y grabados de antiguos mapas y viajes en las paredes. Por la noche se convierte en el rincón perfecto para disfrutar de una velada romántica a la luz de las velas, ya sea con una buena cena o disfrutando de su barra estilo inglés y de su “saloncito” con piano y un abanico colonial en el techo, perfecto para tomar un vino, un cóctel o una copa escuchando jazz.

En su carta, cocina de producto, de  corte tradicional y fondo anglo-andaluz y una selección de platos y sugerencias del día que cambia con cada temporada manteniendo sus fijos más característicos como el steak tartar, o el salmorejo o apple crumble entre otros.

  • Fumadores
  • Admite tarjetas Admite tarjetas
  • Accesible Accesible
  • Dirección: Monte Esquinza, 34, C.P. 28010, Madrid, Madrid
  • Zona: Chamberí
  • Metros: Rubén Darío
  • Teléfono: 91 319 54 98 / 91 319 35 34
Ampliar Mapa

Publicidad

Otros restaurantes que te pueden interesar





Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio El 8º pasajero

“LOGAN”, SUPERYONKIS

De Carlos Morcillo

Justo al comienzo de Sin Perdón (1992), Clint Eastwood utilizaba la torpeza en una serie de determinadas actividades...