El País

Taüer by Diego Cabrera

Madrid, Madrid

Taüer by Diego Cabrera Coctelería Madrid
Valoración usuarios
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
0
0 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Imprimir

Diego Cabrera aporta su firma y asesoramiento en el área de mixología de Taüer, un espacio elegante y moderno firmado por la interiorista Luisa Olazábal, donde todos los detalles están cuidados para crear una atmósfera confortable, con guiños a los clásicos ‘Cocktail Club’ anglosajones.

En la carta de coctelería, con más de 30 opciones, no faltan los míticos: Old Fashioned, Negroni, Pisco Saur, Manhattan o el Tom Collins, junto a otros exclusivos como el Sally Come Back o el picante Yellow Chili. La carta de bebidas se completa con un sinfín de referencias de destilados de medio mundo y una cuidada selección de vinos por D.O. La carta de comida para maridar tanto brebaje respeta el producto de gracias a una cuidada selección de proveedores que ofrece, entre otros, Anchoas de Santoña 00, Secreto Ibérico Puro, Atún Rojo de Almadraba o buenos helados, sin olvidar los detalles como una cuidada selección de panes de masa madre de la respetada firma Madre Hizo Pan.

Laura S. Lara - 23/12/2015

Le echábamos de menos y por fin ha vuelto. Diego Cabrera se ha mudado al nuevo place to be de las afueras de Madrid para seguir deleitán­donos con sus mezclas. Para ir a ver al argentino hay que desviarse un poco de la ruta noctámbu­la habitual, pero sus populares cócteles compen­san con creces...
  • Dirección: Camino de la Zarzuela, 23, C.P. 28023, Madrid, Madrid
  • Zona: Moncloa - Aravaca
  • Teléfono: 91 340 88 40
Ampliar Mapa

Elige y Compra en Amazon

Publicidad

Otros locales que te pueden interesar





Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio El 8º pasajero

“LOGAN”, SUPERYONKIS

De Carlos Morcillo

Justo al comienzo de Sin Perdón (1992), Clint Eastwood utilizaba la torpeza en una serie de determinadas actividades...