El País

Restaurantes en Valladolid



Otros servicios

La Parrilla de San Lorenzo

Valladolid, Valladolid

Restaurante La Parrilla de San Lorenzo Valladolid
Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.3
12 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Imprimir
Un templo del cordero lechal
  • Tipo de cocina: Asador
  • Especialidad: Cordero Castellano
  • Dirección: Pedro Niño, 1, Valladolid ( Catedral )
  • Telefono: 983 33 45 86
  • Día de cierre: Domingos noche y lunes en los meses de julio y agosto.
  • Abierto en domingo mediodía
  • Precio: de 35 a 50 euros
  • Precio menú degustación:

La Parrilla de San Lorenzo forma parte del Real Monasterio de monjas recoletas de San Bernardo, instaladas en este espacio desde 1596. El restaurante a su vez un singular museo de arte: cuadros, tallas, objetos artísticos diversos configuran un ambiente de alta calidad estética. En cuanto a su oferta culinaria, presentan platos tradicionales y propuestas contemporáneas, todas elaboradas con buenos productos y elaboradas con imaginación. Carnes y pescados brillan con luz propia con platos como el lechazo del Esgueva, el cochinillo del Páramo, el cabrito de la Sierra de la Culebra, los chuletones de Ávila o Sanabria, merluzas, rapes, salmones, lenguados, besugos, rodaballos y lubinas.

  • Aparcamiento Aparcamiento
  • Salones privados Salones privados
  • Fumadores
  • Admite tarjetas Admite tarjetas
  • Notas: Horario de cocina: de 13:45 a 15:45 y de 21:00 a 23:15h. Horario comercial: de 10:30 h. a 1:30 mad.
  • Dirección: Pedro Niño, 1, C.P. 47001, Valladolid, Valladolid
  • Zona: Catedral
  • Teléfono: 983 33 45 86
Ampliar Mapa

Elige y Compra en Amazon

Publicidad

Otros restaurantes que te pueden interesar





Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio El 8º pasajero

“LOGAN”, SUPERYONKIS

De Carlos Morcillo

Justo al comienzo de Sin Perdón (1992), Clint Eastwood utilizaba la torpeza en una serie de determinadas actividades...