El País
Imprimir
  • 10 actores que se han convertido en una parodia de sí mismos

    Fueron estrellas, ahora dan vergüenza ajena

    Hubo un tiempo en el que público y crítica se rendían a sus pies, pero la edad no perdona en la industria del cine y los gustos del público cambian a velocidad de vértigo. En este mundillo, hay algunas estrellas a las que les cuesta reinventarse o, después de años saboreando las mieles del éxito y el dinero, abandonar sus lujos y mantener a raya sus adicciones. Por ello, es normal ver a verdaderos mitos del séptimo arte arrastrarse por producciones ruinosas, enfangar su legado o, en el mejor de los casos, convertirse en una divertida parodia de lo que un día fueron con tal de amasar un puñado de dólares. Es el caso de Nicolas Cage, que, aunque sea como voz de un dibujo animado en Teen Titans Go! La película, cumple postreramente su sueño de interpretar a Superman. En carne y hueso, también aparece por la cartelera con su amplio muestrario de muecas imposibles en Mamá y papá, comedia de terror donde interpreta a un padre afectado por un virus que hace que quiera asesinar a sus hijos.

     

    Con motivo de este estreno, recordamos en la galería sobre estas líneas a otros actores que, como Cage, tuvieron un momento en el que se les tomó en serio, pero que, escándalos o pésimas elecciones de papeles después, se han convertido en fuente inagotable de memes y bromas.

  • Nicolas Cage

    10 actores que se han convertido en una parodia de sí mismos

     

    Lo de Nicolas Cage en Hollywood es objeto de estudio. Pocos, o ninguno, han sobrevivido a tantos escándalos de imagen y fracasos en taquilla como el sobrino de Francis Ford Coppola. En sus inicios, Cage parecía imparable, hasta el punto de arrasar en 1996 en la temporada de premios, coronada con el Oscar a Mejor actor por Leaving Las Vegas. La estatuilla, el dinero y una más que aleatoria forma de escoger los papeles convirtió al intérprete en un atípico héroe de acción que, poco a poco, se convirtió en carne de memes con sus ya típicas muecas sobreactuadas y esa galería de peinados dignos de un (mal) catálogo de tinte capilar. Tras arruinarse por sus problemas con hacienda, el protagonista de La roca rueda cada año media docena de subproductos fílmicos (que, por suerte, terminan en su mayoría en el mercado doméstico) para pagar las facturas. De vez en cuando, aparece en productos por encima de su media como Mamá y papá o desata su fanatismo por los cómics poniendo voz a personajes como un Spider-Man en Spider-Man: Un nuevo universo o el Superman de Teen Titans Go! La película.

  • Al Pacino

    10 actores que se han convertido en una parodia de sí mismos

     

    Durante años, una de las cosas más dolorosas de ver en la gran pantalla era a Al Pacino, uno de los últimos mitos vivos del cine, el rey del monólogo, el Michael Corleone de El Padrino, el Tony Montana de Scarface o el mismísimo Satanás de Pactar con el diablo hundir su talento y su carrera en el fango con interpretaciones desganadas en películas a cada cuál más mediocre. Incluso él pareció darse cuenta de que había tocado fondo al dar vida a una patética versión de sí mismo obsesionada con seducir a una insoportable versión femenina de Adam Sandler y en los últimos tiempos ha dado un giro hacia el cine más serio y destacadas producciones televisivas.

  • John Travolta

    10 actores que se han convertido en una parodia de sí mismos

     

    Fiebre del sábado noche y Grease le convirtieron en la estrella más rutilante del Hollywood de los años 70; le siguió una década de decadencia hasta que Quentin Tarantino le rescató del olvido con el memorable Vincent Vega de Pulp Fiction. Volvió reconvertido en héroe o villano de acción en los 90 hasta la debacle de Campo de batalla: La Tierra. Desde entonces, John Travolta ha intentado volver a coger la ola buena subido en todo tipo de vehículos, desde thrillers prescindibles a dramas de mediano presupuesto, pasando por un regreso fallido al cine de acción y hasta travistiéndose como la Edna Turnblad de Hairspray. Desde Salvajes en 2012 no cuenta con una película digna de mención, si bien en la televisión ha demostrado el talento que todavía atesora en la imprescindible American Crime Story sobre el juicio de O.J. Simpson.

  • Robert de Niro

    10 actores que se han convertido en una parodia de sí mismos

     

    Es uno de los actores más grandes de todos los tiempos. Robert De Niro, el hombre que dio vida al Travis Bickle de Taxi Driver, al Jake La Motta de Toro salvaje o a un joven Vito Corleone en El padrino II hoy en día se arrastra por la pantalla, a sus más de 70 años, en papeles que explotan ridículamente sus tics o que le convierten en un secundario de relleno que poco aporta a la película más allá del nombre en el cartel. Está por ver si su director fetiche, Martin Scorsese, consigue recuperar su mejor versión en la esperada The Irishman y si su incursión en el género de superhéroes en la oscura e independiente Joker es algo más que un rol meramente testimonial.

  • Arnold Schwarzenegger

    10 actores que se han convertido en una parodia de sí mismos

     

    Es uno de los héroes de acción más grandes de todos los tiempos, pero en un género donde la edad no perdona, Arnold Schwarzenegger  no ha sabido retirarse a tiempo. La estrella del protagonista de Terminator, Depredador o Conan, el bárbaro ya empezaba a apagarse a principios de los 2000, cuando la lamentable Terminator 3 demostraba que el mejor Chuache ya no volvería. Luego llegó el parón de 5 años para gobernar California con puño de hierro y un regreso a la gran pantalla en ese comando de la tercera edad llamado Los mercenarios. Desde entonces, Schwarzenegger se ha convertido en una parodia de lo que un día fue, un badass con achaques de vejez que todavía reparte estopa como un cyborg del IMSERSO en Terminator: Génesis y el futuro remake que prepara Tim Miller y que también podría retomar su rol como Conan.

  • Johnny Depp

    10 actores que se han convertido en una parodia de sí mismos

     

    No hace mucho, Johnny Depp era uno de los actores más taquilleros (y deseados) del planeta. Sus habituales roces con la prensa rosa y su afición a las fiestas de todo tipo le habían dado una imagen díscola y excéntrica que, junto a su incontestable talento interpretativo, terminaba cautivando al público. Actor fetiche de Tim Burton, junto al que ha firmado algunos de sus mejores papeles, Depp pasaría a la posteridad por encarnar al Capitán Jack Sparrow. Tras el escándalo de la acusación de malos tratos por parte de su ex pareja, Amber Heard, la popularidad de Depp cayó hasta niveles abisales, hasta el punto de que ni una más que decente interpretación en Black Mass o la última entrega de Piratas del Caribe (donde aparece un poco pasado de vueltas) han impedido que se multipliquen las quejas de los fans por su elección como villano principal de la nueva entrega de Animales fantásticos.

  • Bruce Willis

    10 actores que se han convertido en una parodia de sí mismos

     

    La carrera cinematográfica de Bruce Willis circula en paralelo a la saga que lo convirtió en estrella: Jungla de Cristal. Tras una prodigioso film original, uno de los grandes clásicos del cine de acción, la saga maduró a lo largo de los 90 con dos sólidas secuelas. Su cuarta entrega, ya en los 2000, dio serios síntomas de declive, que se confirmaron en una quinta parte digna de un subproducto de Steven Seagal rodado en algún lugar de Europa del Este. Willis, mito del actioner desde que diera vida a John McLane, se hizo de oro a lo largo de los 90 repartiendo guantazos en la saga que le dio la fama, además de en El último boy scout o Armageddon, además de lucir músculo interpretativo en El sexto sentido. Durante los 2000 su figura fue perdiendo fuerza, si bien se mantenía con éxitos puntuales como RED o Looper, hasta que en los últimos años se ha ganado una reputación de actor vago y exigente con el sueldo que le ha relegado a films manufacturados para el mercado on demand. Su sonado cameo al final de Múltiple y su anuncio como protagonista del crossover Glass parece que será su última oportunidad para volver a la primera línea.

  • Charlie Sheen

    10 actores que se han convertido en una parodia de sí mismos

     

    Platoon, Wall Street o las hilarantes Hot Shots parecían indicar que Charlie Sheen no tendría problema en seguir los pasos de su padre o, incluso, superarlos. Acción, thriller, comedia o ciencia ficción; no había un género que se le resistiera en una década de los 90 donde su nombre era un habitual de la cartelera. Sin embargo, sus éxitos cinematográficos se iban intercalando con una vida personal turbulenta, protagonizada por sus escarceos con las drogas y el alcohol y numerosos escándalos sexuales. En los 2000 su carrera se estanca hasta que la televisión le rescata para que interprete a una versión edulcorada de sí mismo en la exitosa Dos hombres y medio. Tras su sonoro despido intentó volver a la caja tonta con un papel similar, pero tras la cancelación de la serie sólo ha podido estrenar un atroz film ambientado en el World Trade Center durante el 11 de septiembre.

  • Mel Gibson

    10 actores que se han convertido en una parodia de sí mismos

     

    Mad Max y Arma letal le convirtieron en el actor rompetaquillas y sex symbol de los 80 y 90. La interpretación se le quedaba pequeña, y en 1995 se descubrió como una bestia parda de la dirección, Oscar mediante, con Braveheart. Con el taquillazo de Señales en 2002 parecía que la madurez no le pasaría factura, hasta que llegaron las acusaciones de antisemitismo tras La pasión de Cristo y un lamentable incidente en el que, en estado de embriaguez, era detenido por la policía mientras culpaba a los judíos de todos los males de la humanidad. A ello se unieron unas acusaciones de malos tratos a su pareja que dieron como resultado 5 años de ostracismo en la industria que terminaron con su regreso como veterano héroe de acción en películas de bajo presupuesto y un rol de padre, con altas dosis de autoparodia y vergüenza ajena, en Dos padres por desigual. Como realizador se ha redimido, nominación al Oscar incluída, con Hasta el último hombre.

  • Adam Sandler

    10 actores que se han convertido en una parodia de sí mismos

     

    No es que haya habido un momento en el que Adam Sandler fuera una fiera de la interpretación, pero con películas como El aguador, Un papá genial o Little Nicky conseguía arrancar alguna que otra carcajada. Durante años, cualquier comedia de Sandler llenaba las multisalas de público que, por alguna razón casi paranormal, quería entregarle su dinero sin importar la calidad de sus películas. Sin embargo, la audiencia terminó por cansarse de él (con la excepción de Pixels), y Sandler firmó un contrato con Netflix. Cada uno de los films estrenados en la plataforma de streaming son  Adam Sandler elevado a la enésima potencia, para bien o para mal.

Autor: Juanjo Velasco Fecha de actualización: 29/08/2018
 




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs