El País

10 actores y actrices de prestigio que acabaron en comedias vergonzosas

Recordamos a grandes intérpretes que, en un momento de debilidad, terminaron sucumbiendo a los cantos del dinero o el trabajo fácil y firmaron algunas de las interpretaciones más infames de su carrera.

 

Tras una larga y exitosa carrera que ahora afronta su ocaso, algunos se aferran a las películas que les ofrecen, sean como sean. Por otro lado, una mala elección de proyecto o esa llamada maldición del Oscar, que atrae a quien lo gana hacia papeles bien pagados, pero de dudosa calidad artística, podrían ser algunos motivos para explicar por qué formidables actores y actrices, que lo han ganado todo en la industria, terminan en catastróficas comedias. El público y la crítica dirá si Anne Hathaway se une a este grupo de prestigiosas estrellas con una mancha en su historial por culpa de Timadoras compulsivas, una comedia de robos que coprotagoniza con Rebel Wilson donde interpretan a una pareja de estafadoras a punto de dar un golpe millonario.

Cuba Gooding Jr. en Boat Trip: Este barco es un peligro (2002)

10 actores y actrices de prestigio que acabaron en comedias vergonzosas

 

Era uno de los actores negros más conocidos (y reconocidos) de los años 90, gracias a un talento y personalidad en pantalla fuera de toda duda. Su primera (y única) nominación al Oscar, por Jerry Maguire, le sirvió para llevarse a casa la estatuilla y convertirse en uno de los miembros más ilustres del club de la maldición del eunuco dorado. Desde que formara parte del reparto de Pearl Harbour en 2001, Cuba Gooding Jr. se ha arrastrado por algunos de los productos cinematográficos más catastróficos de lo que va de milenio. De todos ellos (la mayoría acabaron viendo la luz en el mercado doméstico) destaca Boat Trip, una nefasta comedia romántica donde interpretaba a un hombre en plena crisis sentimental que termina enrolado por error en un crucero gay. Si la premisa puede resultar descabellada, la sobreactuación y la poca gracia de casi todo el reparto la convierte en un monumento a la vergüenza ajena.

Natalie Portman en Caballeros, princesas y otras bestias (2011)

10 actores y actrices de prestigio que acabaron en comedias vergonzosas

 

Salvo las honrosas excepciones de León (El profesional) y V de Vendetta, no se puede decir que Natalie Portman, una de las mejores actrices de su generación, haya tenido suerte en el mainstream. Mientras en el cine de autor ha triunfado con interpretaciones prodigiosas como las de Jackie, Closer o, sobre todo, Cisne negro (por la que ganó el Oscar), las producciones multisalas le han relegado papeles indignos de su inconmensurable talento. Más allá del rol de mujer florero en las dos primeras entregas de Thor, podemos encontrar una de las peores interpretaciones de Portman en Caballeros, princesas y otras bestias, una zafia y chabacana mezcla de comedia de porretas y fantasía medieval en la que interpretaba a una dura guerrera que terminaba convirtiéndose en interés romántico de Danny McBride.

Michael Keaton en Jack Frost (1998)

10 actores y actrices de prestigio que acabaron en comedias vergonzosas

 

La industria no ha tratado precisamente bien a Michael Keaton, una de las grandes estrellas de finales de los 80 y principios de los 90 (siempre con Tim Burton como aliado) que, a finales de aquella década, cavó su propia tumba con Jack Frost, una comedia familiar que bien podría estar entre las películas navideñas más atroces (y, por el diseño de su protagonista, perturbadoras) de todos los tiempos. Tuvieron que pasar más de 15 años desde aquella hasta que Keaton pudiera remontar el vuelo, nominación al Oscar mediante, con Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia), antesala de una más que merecida segunda juventud en Hollywood.

Emma Stone en Los fantasmas de mis ex-novias (2009)

10 actores y actrices de prestigio que acabaron en comedias vergonzosas

 

A punto de alcanzar la treintena, Emma Stone ya cuenta tres nominaciones al Oscar (con una estatuilla bajo el brazo) y una posición en Hollywood que le permite decidir en qué proyectos involucrarse. Sin embargo, hubo un tiempo en que ésto no siempre fue así y, como cualquier estrella, la protagonista de La La Land guarda algún que otro muerto en su armario del que olvidarse cuando repasa su filmografía. Por una parte el despropósito a todos los niveles de Aloha, pero, sobre todo, Los fantasmas de mis ex-novias, una terrible adaptación en forma de comedia romántica del clásico de Charles Dickens donde interpretaba al "fantasma de las novias pasadas" de un Matthew McConaughey en sus horas más bajas.

Al Pacino en Jack y su gemela (2011)

10 actores y actrices de prestigio que acabaron en comedias vergonzosas

 

Sérpico, Tarde de perros, Scarface, Atrapado por su pasado, la saga El padrino y podríamos seguir enumerando hasta el aburrimiento películas emblemáticas en las que Al Pacino ha firmado algunas de las interpretaciones más gloriosas de la historia del cine, merecedoras de 7 nominaciones al Oscar y una estatuilla. Quizá por eso resulta especialmente doloroso ver a uno de los mejores actores de todos los tiempos arrastrarse en una atroz comedia para lucimiento de Adam Sandler. Tuvo que ser muy grande el cheque, y aún mayor las facturas que pagar, para que Pacino aceptara autoparodiarse de una manera tan grotesca en Jack y su gemela para dar vida a una versión de sí mismo obsesionada con un Sandler travestido, tirando por los suelos, literalmente, lo conseguido en una casi impecable trayectoria de 40 años.

Halle Berry en Catwoman (2004)

10 actores y actrices de prestigio que acabaron en comedias vergonzosas

 

No sentó muy bien el Oscar a Halle Berry, que desde que firmara una de las interpretaciones más sobrecogedoras de la década en Monster´s Ball (2001) y se convirtiera en una de las actrices más deseadas del planeta, sólo ha salido de una interminable espiral de thrillers y melodramas dignos de las sobremesas televisivas para participar en la saga X-Men o como chica Bond en Muere otro día. Poco bagaje para una formidable intérprete que, sin embargo, todavía es recordada por protagonizar Catwoman, posiblemente la peor película de superhéroes de todos los tiempos, una hortera cinta de acción convertida en comedia involuntaria que, esperamos, le reportara al menos un suculento cheque. Para lo que sí le sirvió fue para recoger el Razzie a peor actriz.

Robert De Niro en Las aventuras de Rocky y Bullwinkle (2000)

10 actores y actrices de prestigio que acabaron en comedias vergonzosas

 

Junto con Al Pacino, el actor vivo más grande de todos los tiempos, Robert De Niro también ha experimentado un declive similar al de su coetáneo, si bien el ritmo de trabajo del protagonista de Taxi Driver ha brindado mayores oportunidades para el bochorno a sus fans más acérrimos. Sin duda, la película que marcó un antes y un después (para mal) en la filmografía de este neoyorkino que atesora 7 nominaciones al Oscar (2 con premio) fue Las aventuras de Rocky y Bullwinkle, comedia familiar que combinaba animación y acción real para llevar a la gran pantalla esta serie de dibujos animados, de culto en EE.UU. En la cinta, De Niro caracterizaba (por decir algo) al principal villano con un lamentable repertorio de tics sobreactuados y un ridículo acento alemán.

Sandra Bullock en Miss Agente Especial 2: Armada y fabulosa (2005)

10 actores y actrices de prestigio que acabaron en comedias vergonzosas

 

Si exceptuamos los títulos más estimulantes de esta nueva etapa artística que la ha devuelto a la primera línea de Hollywood, como Un sueño posible (por la que logró el Oscar), Gravity o A ciegas, y los actioners noventeros que la convirtieron en estrella (Demolition Man, Speed), la filmografía de Sandra Bullock no va precisamente sobrada de films memorables. Sin embargo, esta actriz siempre ha conseguido elevar a base de carisma la categoría de los proyectos donde participaba, en su inmensa mayoría comedias románticas de consumo rápido para salas comerciales. Sin embargo, ningún esfuerzo fue capaz de levantar la nefasta secuela de Miss Agente Especial, todo un compendio de chistes sin gracia y machismo rancio.

Kevin Spacey en Siete vidas: Este gato es un peligro (2016)

10 actores y actrices de prestigio que acabaron en comedias vergonzosas

 

Hoy condenado al más absoluto de los ostracismos por un caso de abusos sexuales, Kevin Spacey se había labrado durante 30 años de carrera un currículum envidiable coronado con dos Oscars. La serie House of Cards, que protagonizó desde 2013 hasta el estallido del escándalo, le sirvió para camuflar años de ausencia en proyectos relevantes para la gran pantalla. Una de sus últimas apariciones (y, posiblemente, la más lamentable) se produjo en Siete vidas: Este gato es un peligro, proyecto alimenticio donde ponía más esfuerzo (y tampoco era mucho) cuando doblaba al felino protagonista que cuando le tocaba aparecer en carne y hueso.

Meryl Streep en Mamma Mia (2008)

10 actores y actrices de prestigio que acabaron en comedias vergonzosas

 

Con 21 nominaciones al Oscar (3 de ellas resueltas con premio), es la actriz más laureada de todos los tiempos y, posiblemente, la mejor de la historia. A estas alturas Meryl Streep tiene muy poco que demostrar y, quizá por ello, prefiere divertirse haciendo lo que le da la gana. Si eso significa firmar interpretaciones memorables como la de Los archivos del Pentágono, bien, y si prefiere ponerse un mono vaquero y cantar a los cuatro vientos las canciones de Abba en dos comedias románticas sacacuartos como Mamma Mia y Mamma Mía: Una y otra vez (ésta con participación residual), pues bien también.

Autor: Juanjo Velasco Fecha de actualización: 08/05/2019
 


Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP