El País

10 adaptaciones de Pinocho, de la más infame al clásico de Disney

Cuando pensamos en Pinocho, lo primero que nos viene a la mente es el dibujo animado de Disney. Sin embargo, muchos otros intentaron adaptar la obra de Carlo Collodi. Algunos lo hicieron dignamente, otros dieron vergüenza ajena.

 

En los próximos meses, vamos a tener Pinocho hasta en la sopa. Además de la cinta que dirige Matteo Garrone con Roberto Benigni como su Gepetto, llegará una versión animada de Guillermo del Toro para Netflix y otra de Robert Zemeckis donde su actor fetiche, Tom Hanks, podría encarnar al creador del niño de madera. Estas son sólo tres de las muchas películas que, con mejor o peor suerte, han intentado llevar a la gran pantalla, desde los mismos orígenes del cine, la historia de la marioneta a la que le crecía la nariz cuando mentía. Con motivo de este estreno, una de las adaptaciones más fieles que se han hecho sobre el cuento de Carlo Collodi, hacemos nuestro particular ranking de largometrajes que quisieron convertirse en el Pinocho definitivo, pero que fracasaron (algunos estrepitosamente) al derrocar al clásico de Disney.

Pinocho (2002), de Roberto Benigni

10 adaptaciones de Pinocho, de la más infame al clásico de Disney

 

Después de ganar 3 Oscars con La vida es bella (entre ellos el de mejor actor), Roberto Benigni decidió que su siguiente proyecto sería retomar un deseo inacabado del gran Federico Fellini: una nueva versión de Pinocho en la que él mismo daría vida al niño de madera. Sin embargo, el tiempo no había pasado en balde, y ni tan siquiera el considerable presupuesto (fue por aquel entonces la producción más cara del cine italiano) impidió que ver al Benigni más histriónico de siempre pasearse en leotardos con orejas de burro mientras le crecía la nariz a sus recién cumplidos 50 años fuera, como poco, perturbador. Además de fracasar en la taquilla, este auténtico monumento kitsch a la vergüenza ajena consiguió, merecidamente, 6 nominaciones a los Razzie, con premio para Benigni.

Pinocho raíz de 964 (1991), de Shozin Fukui

10 adaptaciones de Pinocho, de la más infame al clásico de Disney

 

Es posible que el análisis toxicológico de Shozin Fukui hubiera entrado en el libro Guinness de los récords si el nipón se lo hubiera hecho mientras escribía y dirigía Pinocho raíz de 964. Estamos convencidos de que Fukui pensaba que estaba pariendo una obra de culto, un delirio surrealista que dejaba la Cabeza borradora de Lynch a la altura de un capítulo de La Patrulla Canina. Sin embargo, en esta adaptación, digamos que libre, de la obra de Carlo Collodi, donde Pinocho es un esclavo sexual cibernético que viaja sin memoria por Japón mientras le persigue su sádico creador, la sucesión de imágenes presuntamente provocadoras y transgresoras (desde orgías hasta gore de casquería de barrio) llevaban al espectador a preguntarse quién iba a devolverle la hora y media de vida que acababa de perder con semejante montón de bazofia pretenciosa que bien podría haber firmado algún paciente de frenopático.

Pinocho, la leyenda (1996), de Steve Barron

10 adaptaciones de Pinocho, de la más infame al clásico de Disney

 

Después de la infame Las Tortugas Ninja, Steve Barron se atrevió a traumatizar de nuevo al público infantil destrozando otro de sus iconos. En Pinocho, la leyenda siguió imprimiendo ese estilo kitsch y casi de telefilm que ya era marca de la casa, pero sin un atisbo del encanto que convirtió a las mencionadas Tortugas Ninja, o Los caraconos, en placeres culpables para toda una generación. Hasta el gran Martin Landau, como Gepetto, estaba sobreactuado y fuera de lugar en esta película sin personalidad propia, más fiel a la sensiblería ñoña de Disney que al tono oscuro y cruel del clásico de Carlo Collodi. El mejor intérprete del reparto terminó siendo la marioneta, creada (eso sí) con la maestría habitual de la factoría Jim Henson. Fracasó en taquilla, pero eso no fue suficiente para dejar de hurgar en la herida con una secuela aún más terrible y delirante.

Pinocho y Gepetto (1999), de Michael Anderson

10 adaptaciones de Pinocho, de la más infame al clásico de Disney

 

No contentos con el nefasto resultado en taquilla de Pinocho, la leyenda (una de las peores adaptaciones de Pinocho de la historia), un grupo de productores inconscientes decidieron terminar de traumatizar a los niños de finales de los 90 con aquel Gepetto pasado de vueltas ( Martin Landau) y con Michael Anderson, el de La fuga de Logan y La vuelta al mundo en ochenta días de Niven y Cantinflas, como director. Para ello se inventaron una nueva historia en la que tanto padre como hijo tomaban un elixir que les convertía en muñecos de madera para deleite del público de un circo. Un grotesco diseño de personajes (donde las marionetas y ese Pepito Grillo de CGI seguramente alimentaron más de una pesadilla) remataba este espectáculo esperpéntico y delirante. Después de esto, Anderson puso punto final a 50 años de carrera y nunca volvió a ponerse detrás de una cámara.

La venganza de Pinocho (1996), de Kevin Tenney

10 adaptaciones de Pinocho, de la más infame al clásico de Disney

 

Con el presupuesto de un viaje de fin de curso a Cuenca, Kevin Tenney dirigía este bodrio de serie B, no exento de encanto, que triunfó en las estanterías de los videoclubs allá por los 90. A partir de algo tan loco, pero ingenioso, como convertir al archiconocido personaje de Carlo Collodi en una exploitation de la saga Muñeco diabólico, La venganza de Pinocho nos contaba cómo este muñeco de madera, única posesión de un asesino en serie, entablaba amistad con la hija de su abogada. Desde ese momento se sucedían todo tipo de muertes truculentas perpetradas (suponemos que con la mente, porque de movimiento la criatura no iba sobrada) por un Pinocho que había decidido subir el escalafón criminal y pasar de las mentiras a los delitos de sangre.

Pinocho (2008), de Alberto Sironi

10 adaptaciones de Pinocho, de la más infame al clásico de Disney

 

En una de esas miniseries a lo "grandes relatos" que emitía Telecinco allá por principios del 2000, la televisión italiana (en colaboración con la británica) decidió hacer justicia con uno de sus tótems literarios. A lo largo de sus 3 interminables horas, quienes no habían sucumbido a la narcolepsia asistían no sólo a la arquetípica historia de cómo Gepetto ( Bob Hoskins en modo ¿cuándo se cobra?) daba forma al niño de madera (lo que en este caso es un decir, porque durante la mayoría del largometraje era niño, a secas) y las aventuras de éste, sino a cómo le iba llegando la inspiración al propio Carlo Collodi (Alessandro Gassman) para escribir su novela. Ninguna de las dos resultaban interesantes.

Pinocho 3000 (2004), de Daniel Robichaud

10 adaptaciones de Pinocho, de la más infame al clásico de Disney

 

En 2005 ganó el Goya a Mejor película de animación, si bien es cierto que era una época en la que nuestro país todavía no podía competir en igualdad de condiciones con producciones como ésta entre España, Francia, Alemania y Canadá que llegó a contar en su doblaje original con estrellas como Malcolm McDowell y Whoopi Goldberg. En Pinocho 3000 los valores del original de Carlo Collodi quedaban diluidos en una típica historia del bien contra el mal, en clave futurista, donde Pinocho era un robot que quería ser un niño de verdad, pero que tenía que enfrentarse al malvado alcalde. Sin embargo, el diseño de la ciudad (repleto de referencias cinematográficas), el ritmo y unos personajes entrañables convertían esta adaptación mediocre en una película de dibujos bastante digna, si tenías menos de 8 años.

La saga Shrek (2001 - 2010)

10 adaptaciones de Pinocho, de la más infame al clásico de Disney

 

Aunque no era el protagonista de esta serie de películas en la que Shrek, Fiona y Asno vivían aventuras en una particular revisión de los cuentos clásicos, Pinocho siempre fue de esos secundarios que terminaban quedándose con los mejores gags. Los estereotipos sobre lo que conocemos del personaje eran explotados para no sólo divertir a los pequeños, sino para lograr también la risa cómplice de los padres. En la primera entrega vimos cómo Gepetto le vendía al malvado Lord Farquand; en la segunda se convertía en una especie de Ethan Hunt en Misión: Imposible cuya habilidad de hacer crecer su nariz cuando miente era vital para una fuga; en la tercera protagonizaba un delirante interrogatorio y en  Shrek: Felices para siempre intentaba firmar un contrato con un mefistofélico Rumpelstinkin para ser un niño de verdad.

Inteligencia artificial (2001), de Steven Spielberg

10 adaptaciones de Pinocho, de la más infame al clásico de Disney

 

Resulta curioso que una de las adaptaciones más cercanas a ese tono oscuro y adulto del relato original de Carlo Collodi fuera esta versión apócrifa ambientada en un futuro donde conviven humanos y androides. Allí transcurre esta historia, una de las más hermosas de la filmografía de Spielberg y proyecto inacabado de Kubrick, donde David (Haley Joel Osment) es un niño robot que, tras ser abandonado por su familia, busca al Hada Azul que convirtió a Pinocho en un niño de verdad con la ayuda de su particular Pepito Grillo: un gigoló cibernético con el rostro de un plastificado Jude Law. Su fantasía visual y su magistral primera hora y media iban para hora maestra, hasta que el muchacho se sumerge en el mar y despierta en un epílogo post apocalíptico que bien se podría haber quedado en la sala de montaje.

Pinocho (1940), de Ben Sharpsteen y Hamilton Luske

10 adaptaciones de Pinocho, de la más infame al clásico de Disney

 

Segundo largometraje de la factoría Disney, Pinocho es todavía hoy una de las mejores películas de animación de todos los tiempos. A los prodigios técnicos y artísticos que atesora se une una concepción del ritmo narrativo y la fantasía que consiguió maravillar a varias generaciones. No ha perdido un ápice de magia desde que fuera estrenada hace 80 años y muchos la consideran la adaptación definitiva de la novela de Carlo Collodi. Sin embargo, a esta ganadora de dos Oscars (Mejor canción y banda sonora) siempre se le ha achacado que evite los fragmentos más oscuros del relato de Collodi (en su día dirigido a un público más adulto que infantil) e introdujera numerosos cambios para transmitir esa moralina rancia tan típica en los productos de la Casa del Ratón.

Autor: Guía del Ocio Fecha de actualización: 16/09/2020

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

ADIÓS A PETER GREEN.

De Luis Javier Martínez

Peter Green (Peter Allen Greenbaum; 29 de octubre de 1946 – 25 de julio de 2020)  cantante, compositor y guitarrista...


Podcast de cine: BUTACA VIP