El País

10 épicos (y bizarros) momentazos musicales del cine español

Desde Manolo Escobar hasta los Javis, recordamos canciones, bailes y situaciones delirantes made in Spain.

 

Aunque hoy en día no lo parezca, el musical ha sido uno de los grandes géneros de nuestro cine. Desde los años 30 con las películas de folclóricas que dieron la bienvenida al sonoro al son de coplas, zarzuelas y otros ritmos patrios (tan bien homenajeadas por Trueba en La niña de tus ojos) hasta el renacimiento gracias a éxitos como El otro lado de la cama o  La llamada y revolucionarias propuestas como Cerca de tu casa o 20 centímetros, pasando por los 50 y 60 de niños prodigio como Joselito o Marisol, artistas como Manolo Escobar o Raphael que triunfaron en los locos 70 o los 80 de grupos infantiles como Regaliz o Parchis, la historia del séptimo arte patrio se escribió a base de bailes y canciones. Ahora Explota, explota recupera este legado mediante los himnos más pegadizos de Raffaella Carrá en una divertida historia que nos transporta hasta el tardofranquismo, donde entre las grietas del machismo y la censura ya empezaban a entrar los vientos de libertad. Con motivo de este estreno, recordamos 10 inolvidables momentos musicales made in Spain.

Miguel Bosé en Tacones lejanos (1991), de Pedro Almodóvar

10 épicos (y bizarros) momentazos musicales del cine español

 

En uno de los lipsyncs (o playbacks, para los antiguos) más míticos del cine español, Miguel Bosé escondía sus habituales graves para entregarse a la inconmensurable voz de Luz Casal en 3 minutos y medio de pura magia, sensualidad y atrevimiento. En Tacones lejanos interpretaba a un personaje que no podía ser más almodovariano: un juez que durante el día trabaja en un caso de asesinato, mientras por la noche se transforma endrag queen para interpretar los temas de una diva en decadencia ( Marisa Paredes). Las miradas embelesadas de la propia Paredes, Victoria Abril y Dario Grandinetti lo dicen todo.

El corazón en Amanece que no es poco (1989), de José Luis Cuerda

10 épicos (y bizarros) momentazos musicales del cine español

 

Sólo la genial mente de José Luis Cuerda podría imaginar un momento tan surrealista como esta clase de biología de Amanece, que no es poco en la que el profesor (Paco Hernández) enseña a sus alumnos el funcionamiento del corazón al son de música gospel. Aunque en la pizarra no hay esquemas cardíacos (sino un pentagrama con notas para no perder el ritmo) y el maestro se parece más a un pastor evangélico, la canción es tan pegadiza que seguro que los niños aprendieron perfectamente que "por sus ventrículos y aurículas, la sangre cabalga como el malo en las películas".

Penélope Cruz canta alemán en La niña de tus ojos (1998), de Fernando Trueba

10 épicos (y bizarros) momentazos musicales del cine español

 

Penélope Cruz ganaba el primero de sus 3 Goyas por convertirse, acento andaluz incluido, en una de esas folclóricas, pioneras del musical patrio, que intentaban evadir a la población de los horrores de la Guerra Civil. En esos tiempos aciagos transcurre esta joya de Fernando Trueba donde el personaje de Cruz, una tonadillera hija de un preso republicano que rueda una película en los grandes estudios del Tercer Reich por deseo del mismísimo Joseph Goebbels, se atrevía a entonar en alemán (con la voz de Arabia Martín) la mítica copla de Imperio Argentina Los Piconeros. La combinación resulta peculiar, pero tan alegre que hasta los extras (judíos y gitanos prisioneros de un campo de concentración) le siguen las palmas.

Las novias en El otro lado de la cama (2002), de Emilio Martínez Lázaro

10 épicos (y bizarros) momentazos musicales del cine español

 

Unos años antes de firmar uno de los mayores éxitos en la historia del cine español ( Ocho apellidos vascos), Emilio Martínez Lázaro ya sabía lo que era dirigir la película española más taquillera del año. Fue El otro lado de la cama, posiblemente el musical más emblemático de lo que va de siglo, en el que Ernesto Alterio, Paz Vega, Willy Toledo y Natalia Verbeke se despojaban de toda vergüenza y entonaban (sin especial talento para la canción o la danza pero con mucho encanto) sus líos de alcoba al son de éxitos pop-rock como este Las chicas son guerreras de Coz, previa "sesuda reflexión" sobre las relaciones. La fórmula se repitió en la menor Los dos lados de la cama.

Del descampado a la Gran Vía en 20 centímetros (2005), de Ramón Salazar

10 épicos (y bizarros) momentazos musicales del cine español

 

Hoy en día triunfando internacionalmente como director de la serie Élite, Ramón Salazar firmaba en 2005 uno de los musicales más atrevidos de la historia del cine español. En 20 centímetros, el drama humano de una prostituta transexual que busca deshacerse de su considerable miembro viril para terminar de consumar su cambio de sexo se encontraba con alegres y coloridos números al son de éxitos pop (que sucedían durante sus habituales episodios de narcolepsia) donde la protagonista se convertía en la gran estrella. La escena inicial, en la que de ser abandonada en un descampado pasa a cantar y bailar en la Gran Vía, es la mejor muestra de esta atípica combinación.

Regaliz en Buenas noches, señor monstruo (1982), de Antonio Mercero

10 épicos (y bizarros) momentazos musicales del cine español

 

La locura iniciada con las películas protagonizadas por Parchis trajo consigo toda una exploitation de producciones donde colocar a dúos o conjuntos de éxito entre los más pequeños y situarlos en situaciones propicias para su don musical. Así Enrique y Ana protagonizaron sus propias aventuras en la gran pantalla y surgió el fenómeno Regaliz. A las órdenes del mismísimo Antonio Mercero, éstos últimos protagonizaron esta precursora del videoclip Everybody de los Backstreet Boys en la que los niños se refugiaban de la lluvia en una mansión con el Conde Drácula, el C̶o̶r̶o̶n̶e̶l̶ ̶K̶e̶n̶t̶u̶c̶k̶y̶  Dr. Frankenstein, un jorobado llamado Quasimodo y nuestro Hombre Lobo más universal: Paul Naschy. Mientras este último se transformaba ante la luna llena, la muchachada, lejos de huir, convertía el tenebroso lugar en un guateque para todos los públicos.

Dios y Whitney Houston en La llamada (2017), de Javier Calvo y Javier Ambrossi

10 épicos (y bizarros) momentazos musicales del cine español

 

Javier Calvo y Javier Ambrossi ya llevaban años arrasando con uno de los musicales revelación de la Gran Vía madrileña cuando decidieron llevar a la gran pantalla la historia de estas dos fanáticas del electro latino y su experiencia mística en pleno campamento cristiano. Entre el desenfreno adolescente, coreografías y canciones que involucraban incluso a las monjas/monitoras, La llamada nos regalaba esta espectacular (y bizarra) apoteosis final en la que el mismísimo Dios (con el rostro y voz de Richard Collins-Moore) se aparecía ante Anna Castillo, Macarena García, Gracia Olayo y Belén Cuesta al son del Step by Step de Whitney Houston.

No hay tanto pan en Cerca de tu casa (2016), de Eduard Cortés

10 épicos (y bizarros) momentazos musicales del cine español

 

Nadie ha contado en el cine el drama de los desahucios que provocó la crisis económica como el director Eduard Cortés y la maravillosa voz de Silvia Pérez Cruz, que si bien no consiguió el Goya a Mejor actriz revelación, sí que se llevó para casa el de Mejor canción original. Con melodías y letras cargadas de sentimiento, la película relataba la difícil situación de una familia que, tras ser echados de su casa y refugiarse en la de los padres de ella, ve cómo el banco amenaza también con quitarles ese hogar que se ha convertido en nido de reproches y resentimiento. Todo sale en ese enfrentamiento entre vecinos y policía al son de un No hay tanto pan que suena como un himno.

Un, dos, tres...al escondite inglés (1969), de Iván Zulueta

10 épicos (y bizarros) momentazos musicales del cine español

 

Iván Zulueta debutaba con esta película de presupuesto mínimo, rodada con sus amigos y sin apenas guión que, sin embargo, se convirtió en uno de los mejores musicales del cine español. La historia sigue a un grupo melenudos enamorados de la música británica que, en los últimos años del franquismo, se empeñan en boicotear la canción que irá a un festival muy parecido a Eurovisión. Si no fuera por el cameo del mismísimo José María Íñigo, las canciones (la mayoría en inglés) y el estilo musical cualquiera podría pensar que está ante la nueva película de los Beatles, y no de una irreverente y excéntrica producción patria.

El "viaje" de Manolo Escobar en La mujer es un buen negocio (1977), de Valerio Lazarov

10 épicos (y bizarros) momentazos musicales del cine español

 

Con más talento para cantar que para actuar, pero con una filmografía que ya la quisieran muchos para si (más por cantidad que por calidad), Manolo Escobar se convirtió en el gran estandarte del musical patrio durante dos décadas en las que vivió desde la censura franquista hasta los años del desmelene hippie previo al destape. En esta última época encontramos La mujer es un buen negocio, película de título tan rancio como la premisa (un humilde limpiabotas abre un negocio de burros-taxi hasta que una millonaria se empeña en convertirlo en un cantante famoso), pero en la que veíamos al bueno de Manolo olvidarse del carro y perder la dignidad (cigarrito de los que "saben raro" mediante) como el hermano blanco de los Jackson Five durante una representación amateur de Hair.

Autor: Guía del Ocio Fecha de actualización: 30/09/2020

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

MARMITÓN, EL BISTRÓ DE LA LATINA

De Mapi Hermida

En esta ocasión, os vengo a contar un proyecto que he descubierto hace poco a pesar de su apertura a principios de año. Pa...


Podcast de cine: BUTACA VIP