El País
Imprimir

10 producciones de zombis terroríficamente divertidas

¡Cuidado! Estos muertos están muy vivos

Desde que George A. Romero estrenara en 1968 La noche de los muertos vivientes, germinaron bajo su sombra miles de películas que, con el terror de las hordas incansables de zombis putrefactos como pretexto, se atrevían a disertar sobre la naturaleza humana e, incluso, hacer sus propias críticas sociales. Considerado un subgénero menor durante muchos años, la llegada del nuevo milenio le dio un nuevo impulso a las historias de muertos vivientes a golpe de ingenio y de potenciar sus dosis de comedia (de humor negro, por supuesto), drama de personajes o acción desenfrenada.

 

Con motivo de la celebración de Halloween, desenterramos en la galería sobre estas líneas algunos de los clásicos del género de muertos vivientes y los reunimos con los últimos éxitos protagonizados por cadáveres andantes.

Terroríficamente muertos (1987), de Sam Raimi

10 producciones de zombis terroríficamente divertidas

 

Considerada como uno de los clásicos de culto de serie B, Terroríficamente muertos, de Sam Raimi, supuso un antes y un después en la producción de géneros de terror, al mezclarlo con situaciones muy cómicas y efectos tan cutres como horripilantes. Años después de la primera parte, Raimi lanzaba a la pantalla la segunda que, sin embargo, remakeaba en clave cómica la más formal obra original. La historia relata las andanzas de Ash Williams, un joven que viaja con su novia hasta una cabaña en un bosque para pasar unos días. Allí encuentran un magnetofón y un libro extrañamente encuadernado. Al poner una cinta, escuchan una voz que invoca a las fuerzas del mal y termina poseyendo a la pareja del protagonista. Para sobrevivir, Ash tiene que matarla, pero el mal no abandona a sus poseídos, sino que los trae de vuelta como muertos vivientes. La conclusión de los films sobre las aventuras de Ash se cerraría con un broche de oro en El ejército de las tinieblas. Un joven Bruce Campbell sería el encargado de dar vida a Ash Williams, armado con su encanto, una escopeta, una motosierra y una mano de hierro forjado del año 1300. Hoy en día podemos seguir las aventuras de este enemigo de las energías oscuras en la serie Ash Vs Evil Dead, que nos sitúa 30 años después, y donde el humor sigue estando vigente, así como los chorros interminables de sangre y situaciones imposibles.

Compra Terrorificamente muertos

Braindead: Tu madre se ha comido a mi perro (1992), de Peter Jackson

10 producciones de zombis terroríficamente divertidas

 

Considerado como uno de los referentes del cine gore, el film fue dirigido por un joven Peter Jackson, que continuaba el éxito obtenido por Bad Taste: Mal gusto. La historia, ambientada en 1950, se centra en Lionel (Timothy Balme), un joven que vive con su mandona madre y se enamora de Paquita (Diana Peñalver), una joven con una tienda en la ciudad. Cuando Lionel y Paquita van al zoológico, son seguidos por la madre del muchacho, que es atacada por un extraño animal que terminará convirtiendola en zombi. Aunque ve el degeneramiento de su progenitora, Lionel continúa a su lado, aunque la situación (y el incremento de infectados) se vuelve tan insostenible que la joven pareja tendrá que usar cualquier tipo de arma para acabar con ellos. La conjunción de sangre, vísceras y humor negro han conseguido alzar a esta modesta producción a la categoría de clásico de culto.

Compra Braindead: Tú madre se ha comido a mi perro

Resident Evil (2002), de Paul W. S. Anderson

10 producciones de zombis terroríficamente divertidas

 

El mundo de los videojuegos también ha tenido una gran influencia en el resurgir del género de muertos vivientes, desde clásicos como Super Ghouls and Ghost, hasta The Last of Us o Warcraft. Sin embargo, en el mundo del cine ha sido la franquicia Resident Evil la que se ha llevado el gato al agua. Aunque la historia tiene ciertos vínculos con los juegos de Capcom, aparecen zombis, un grupo de supervivientes en la ciudad de Raccoon, Jill Valentine, Némesis, o The Tyrant, Paul W.S Anderson decidió hacer una versión libre sobre la infección generada por la maléfica corporación Umbrella, para la que escogería como personaje principal a Alice ( Milla Jovovich). Por medio de esta luchadora con, prácticamente, superpoderes, seríamos testigos de la devastación que ejerce el virus T y cómo los afectados se convierten en no muertos con un hambre voraz.

Compra Colección Resident Evil

28 días después (2002), de Danny Boyle

10 producciones de zombis terroríficamente divertidas

 

Danny Boyle supo insuflar aire fresco con 28 días después a un género, el de zombis, agotado y avocado a subproductos fílmicos dignos de la estantería más oscura y recóndita del videoclub. En ella, los muertos vivientes se convertían en "infectados", monstuos irracionales afectados por una epidemia de ira cuyo único objetivo es alimentarse con la carne de los vivos. Inconsciente de la plaga que ha desangrado Londres, un joven ( Cillian Murphy) despierta del coma y debe enfrentarse (al igual que el espectador) a un apocalipsis zombi del que se desconocen las causas y el origen de la infección. Lo que sí averiguará es que el mundo que antes conocía ha sido sustituido por uno en el que los vivos son tan peligrosos o más que los muertos. El español Juan Carlos Fresnadillo tomaría el relevo de Boyle en 28 semanas después, dando un nuevo enfoque a la original y regalándonos una de las escenas (el descenso al subterráneo londinense con la cámara de visión nocturna) más tensas del cine de muertos vivientes. Otros españoles, los hermanos Pastor, intentaron repetir la jugada con Infectados, encomiable ejercicio de género, pero menos inspirado que la saga 28…

Compra 28 días después + 28 semanas después

Amanecer de los muertos (2004), de Zack Snyder

10 producciones de zombis terroríficamente divertidas

 

George A. Romero, creador oficial de la figura cinematográfica del cadáver andante, dirigió Zombi. El regreso de los muertos vivientes, secuela de la cinta que lo empezó todo: La noche de los muertos vivientes. Con la segunda parte, rodada 10 años después, consiguió superarse y firmar uno de los clásicos zombi por antonomasia. Pasaron casi 30 años hasta que un joven hasta entonces desconocido, de nombre Zack Snyder, rompió el techo de Hollywood con el remake Amanecer de los muertos. Al igual que en la original, un grupo de personajes de lo más estereotípico se refugiaban del apocalipsis zombi en un centro comercial que guardaba más que una sorpresa. Tensa, inteligente y tremendamente disfrutable, su derroche de sangre y humor negro trascendía sobre un grupo de víctimas prescindibles y algunas lagunas de guión.

Compra El amanecer de los muertos

Zombies party (2004), de Edgar Wright

10 producciones de zombis terroríficamente divertidas

 

Primera entrega de la denominada "trilogía del Cornetto", Zombies Party (en inglés, bajo el título más atinado de Shaun of the Dead) daba una vuelta de tuerca al género de muertos vivientes y, a la vez, a los fundamentos de la comedia romántica british. En ella, un hombre mediocre cuya vida se hunde después de que su novia le abandone, se propone mejorar sus prestaciones como ser humano reanimando la relación con su madre y convirtiéndose en alguien que merezca reconquistar al amor de su vida. El problema surgirá cuando, en medio de esta epifanía, estalle una virulenta invasión zombi. Edgar Wright se daba a conocer al gran público a la vez que presentaba a ese impagable dúo cómico formado por Simon Pegg y Nick Frost. Con el mismo espíritu festivo y de serie Z de esta cinta se estrenó en 2015 Dead Rising, demencial adaptación del aún más loco videojuego de Capcom.

Compra Zombies Party

[Rec] (2007), de Jaume Balagueró y Paco Plaza

10 producciones de zombis terroríficamente divertidas

 

El exponente español del cine de zombis y muertos vivientes por antonomasia. Exitosa saga de cuatro entregas, esta primera película nos contaba la movidita noche de una reportera de la televisión local que sigue a un grupo de bomberos en una de sus rutinarias noches. Sin embargo, su experiencia va a distar mucho de ser aburrida cuando atiendan la llamada de un bloque de pisos en el que se verán, junto con sus vecinos, atrapados en una pesadilla zombi. Rodada cámara en mano, Balagueró y Plaza conseguían dar un soplo de aire fresco al anquilosado subgénero de muertos vivientes con una cinta frenética, planificada al detalle, tan divertida como terrorífica, que convertía al espectador en una víctima más de los furibundos ataques de los vecinos infectados, y convertía la pantalla del cine en un enorme pasaje del terror. La segunda parte, [Rec]2, copiaba el exitoso formato, mientras que [ Rec]3: Génesis y [Rec]4: Apocalípsis adoptaban una dinámica narrativa más convencional.

Compra Tetralogía de [rec]

Bienvenidos a Zombieland (2009), de Ruben Fleischer

10 producciones de zombis terroríficamente divertidas

 

Debido al gran auge del género de zombis, el realizador Ruben Fleischer nos mostraba, de una manera muy entretenida, su particular guía de superviviencia a semejante apocalipsis. La historia se centraba en un joven miedoso y con una gran habilidad para salir airoso de las situaciones más peliagudas, que durante su viaje hacia Ohio se encuentra con un cazador de resurrectos y con dos hermanas que le harán replantearse su concepto de confianza y familia. Jesse Eisenberg sería el encargado de dar vida al joven Columbus, cuyas reglas básicas nos enseñarían a hacer frente a este mal mundial. Para dotar aún más de comicidad al film, Fleischer se rodeaba de expertos como Woody Harrelson, Emma Stone o Abigail Breslin, además de la impagable aportación de Bill Murray, que hace un cameo inolvidable.

Compra Bienvenidos a Zombieland

The Walking Dead (2010 - ), de Frank Darabont

10 producciones de zombis terroríficamente divertidas

 

Auspiciada por el resurgir del género zombi de la primera década del siglo XXI y por una de las series de cómics más exitosas de la editorial Image, The Walking Dead se ha convertido en todo un fenómeno de masas. A través de las ondas catódicas, esta serie de televisión creada por el tres veces nominado al Oscar Frank Darabont, nos muestra una América devastada por la invasión de hordas de muertos vivientes. En ella vive un grupo de supervivientes que deben afrontar terribles dilemas morales con tal de vivir un día más. Después de la turbulenta salida de Darabont al concluir la primera temporada de la producción, The Walking Dead ha sabido sortear los altibajos y, apoyada por el creador de la obra original (Robert Kirkman) y una sobresaliente factura del equipo de maquillaje, ha conseguido transmitir el miedo y la desolación de un mundo poblado por personajes sádicos y sanguinarios, tanto o más peligrosos que los incansables y siempre hambrientos zombis.

Compra Walking Dead

Guerra Mundial Z (2013), de Marc Foster

10 producciones de zombis terroríficamente divertidas

 

A lo largo de los últimos años ha habido un gran auge en la literatura de muertos vivientes. En este sentido, uno de los libros que destaca es Guerra Mundial Z de Max Brooks. El furor por este relato de un miembro de las naciones unidas que entrevista a algunos de los supervivientes de una epidemia zombi, tuvo una gran acogida entre el público. Años después, Marc Foster y Brad Pitt, fan confeso de la obra de Brooks, la llevarían a la gran pantalla. A pesar de estar envuelta en el halo de película maldita por sus continuos líos de rodaje, Guerra Mundial Z resultó ser una trepidante producción de acción en la que Pitt se veía envuelto en más de un aprieto para descubrir el origen de esta infección y buscar un medio de detenerla. Sin que apenas haya una concesión para que el espectador respire, en GMZ podemos ver que los muertos vivientes que aparecen pertenecen al género de "los rápidos", cuya mentalidad colectiva les otorga la habilidad de montar castellets para asaltar ciudades amuralladas.

Compra Guerra mundial Z

Autor: Juanjo Velasco y Jorge Castro Fecha de actualización: 18/10/2017
 




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs