El País

10 suegros de cine que te harán adorar a los tuyos

Consideran que no hay nadie lo suficientemente bueno para sus hijos o hijas, así que ¡cuidado novios y novias! estos padres y madres están dispuestos a cualquier cosa para arruinar vuestro romance.

 

La mayoría hemos tenido que afrontar ese momento de incertidumbre en el que toca conocer a la familia de nuestra pareja. Muchas veces la cosa fluye sin problemas, pero otras no va como a uno le gustaría. En el cine, reflejo hiperbólico de la realidad, no suele haber padres o madres que vean con buenos ojos, al menos de primeras, a los novios/as de sus hijos/as. Esto termina desembocando en divertidas comedias de enredo o en thrillers donde conquistar a los suegros es, literalmente, una cuestión de vida o muerte. Entre éstos últimos se incluye Noche de bodas, una terrorífica comedia negra donde una novia tendrá que pasar su primera noche como casada jugando a un macabro juego con sus parientes políticos, dispuestos a aniquilarla a la menor ocasión para completar un viejo ritual.

Robert De Niro en Los padres de ella (2000), de Jay Roach

10 suegros de cine que te harán adorar a los tuyos

 

"Ya me daba miedo cuando sólo era un florista". Esta frase que pronuncia el personaje de Ben Stiller en un momento de Los padres de ella define a la perfección el sentimiento de inquietud y tensión que atraviesa este enfermero cuando, en un fin de semana de locura, no sólo conoce al sobreprotector padre de su hija, sino que también descubre que, en realidad, este hombre había trabajado durante décadas como detector de mentiras humano para la CIA. Cualquiera que haya visto Taxi Driver o El cabo del miedo sabe que el rostro de desaprobación de Robert De Niro es capaz de helar la sangre al más pintado, sobretodo si piensa que eres un fumeta y no has pasado con nota la prueba del polígrafo.

Spencer Tracy en Adivina quién viene esta noche (1967), de Stanley Kramer

10 suegros de cine que te harán adorar a los tuyos

 

Sobre el papel, los míticos Spencer Tracy y Katharine Hepburn eran un matrimonio liberal y de buena cuna que había dado una formidable educación a su hija. Sin embargo, cuando ésta va a cenar a su casa con su novio, un médico negro, empiezan a aflorar los prejuicios raciales. Para John (Sidney Poitier) esta visita no sería precisamente un camino de rosas, sobre todo después de que sus propios padres, afroamericanos que tampoco veían con buenos ojos esta relación, hicieran acto de presencia. Pocas veces un encuentro entre familias a punto de unirse por el matrimonio de su descendencia fue tan tenso. Por suerte, al final triunfó la razón y los suegros intransigentes se convirtieron en cómplices del amor de sus retoños.

Jane Fonda en La madre del novio (2005), de Robert Luketic

10 suegros de cine que te harán adorar a los tuyos

 

Aunque uno se puede plantear qué necesidad había de que la gran  Jane Fonda saliera de un retiro de 15 años para rodar esta formulaica y previsible comedia romántica, tampoco se puede negar que, sin ella, no habría película. En La madre del novio hacía gala de un divertido histrionismo para interpretar a la desquiciada, sobreprotectora y diabólica madre del estereotípico "hombre perfecto" ( Michael Vartan), un tipo atractivo, rico, inteligente y simpático que ha enamorado hasta las trancas a Jennifer López. El problema es que esta mujer, en plena crisis profesional, cree que nadie es lo suficientemente buena para su hijo, por lo que decide boicotear, con la ayuda de su asistente personal, este compromiso a base de humillaciones y hasta envenenamientos.

Darth Vader en El imperio contraataca (1980), de Irvin Kershner

10 suegros de cine que te harán adorar a los tuyos

 

Primero abandona a sus hijos a su suerte para enrolarse en las filas del lado oscuro (engañado por el emperador Palpatine, todo sea dicho). Cuando éstos son mayores, recorre toda la galaxia intentando matarlos y a uno incluso le corta la mano. Con semejante historial, era de esperar que Han Solo no tuviera muchas ganas de conocer al padre de su amada Leia. Tanto miedo parecía justificado, pues ni todo el encanto de Harrison Ford impidió que, en cuanto tuvo la oportunidad, el patriarca de los Skywalker lo mandara congelar en carbonita (sin tener muchas garantías de que fuera a sobrevivir) y se lo entregara a un cazarrecompensas para que cobrara el precio que un mafioso alienígena había puesto a su cabeza.

Steve Martin en El padre de la novia (1991), de Charles Shyer

10 suegros de cine que te harán adorar a los tuyos

 

Desde fuera, uno podría pensar que Steve Martin es el suegro ideal. Divertido, agudo, inteligente, si consiguió levantar las tediosas ceremonias de los Oscars, imaginen el juego que podría dar en las cenas familiares. Sin embargo, su hija y, sobre todo, su futuro yerno en El padre de la novia tuvieron que vivir un auténtico via crucis para conseguir casarse debido al ataque de celos de este sobreprotector progenitor. Aunque lo hacía con la mejor de las intenciones (no quería perder a su pequeña), y al final acaba olvidando su odio irracional hacia el muchacho, sus retorcidas estratagemas para destruir el enlace y ahorrarse unos (muchos) dólares le convierten en uno de esos padres políticos con los que mejor andarse con cuidado.

Jessica Lange en Relación mortal (1998), de Jonathan Darby

10 suegros de cine que te harán adorar a los tuyos

 

En la mejor tradición de los desquiciados villanos y psicópatas de andar por casa que llenan los telefilmes de sobremesa del fin de semana, Jessica Lange elevaba el listón de suegra malvada hasta cotas estratosféricas. En Relación mortal interpretaba a Martha Baring, una madre celosa que no estaba dispuesta a que su hijo "tirara su vida por la borda" casándose con su novia ( Gwyneth Paltrow) sólo porque se había quedado embarazada. Para quitársela del medio no escatimaría en recursos, desde matones a sueldo hasta el clásico chantaje emocional. Por si esto fuera poco, llegaría a secuestrar al hijo de la pareja y a intentar asesinar a su nuera con sus propias manos.

José Coronado, Javier Cámara y Roberto Álamo en Es por tu bien (2017), de Carlos Therón

10 suegros de cine que te harán adorar a los tuyos

 

Si enfrentarse a un suegro que no te soporta ya es un auténtico desafío, imagina lo que puede ser combatir contra un comando de padres dispuestos a colaborar entre ellos para borrar del mapa a los novios de sus hijas. Con esta premisa, Es por tu bien convertía a José Coronado, Javier Cámara y Roberto Álamo en tres hombres que consideran que no hay un hombre lo suficientemente bueno para sus hijas, y mucho menos si los candidatos son un nini, un perroflauta y un playboy argentino con ínfulas de artista. En este caso, las maniobras que llevaban a cabo para amedrentar a los pretendientes iban desde elaborados planes que incluso cruzaban la línea de la legalidad hasta, directamente, liarse a puñetazos.

Meryl Streep en Secretos compartidos (2005), de Ben Younger

10 suegros de cine que te harán adorar a los tuyos

 

En su defensa, diremos que esta terapeuta, con más prejuicios de los que le gusta admitir, aguantaba estoicamente cómo le contaban cada detalle de las intimidades sexuales de su hijo. Quien lo hacía era su paciente, una mujer recién divorciada que, a sus 37 años, mantenía una relación apasionada con un toy boy que, inesperadamente, resultaría ser el hijo de su psicóloga. Este retorcido punto de partida enfrentaba a Uma Thurman y Meryl Streep en una agridulce comedia romántica donde suegra y nuera pasaban de confidentes a enemigas irreconciliables. No fue menos tenso el papel de Streep en la aclamada Big Little Lies, donde interpretaba a una madre política con un inquietante lado oscuro.

J.K. Simmons en Una noche con mi ex – suegro (2017), de Gavin Wiesen

10 suegros de cine que te harán adorar a los tuyos

 

No debe haber muchos que, tras ver cómo se las gastaba J.K. Simmons en la primera trilogía de Spider-Man y, sobre todo, la formidable Whiplash, quisiera tenerlo como suegro. En Una noche con mi ex-suegro, Emile Hirsch, que creía haber esquivado esa bala, se encontraba en su puerta con el rostro de Simmons (que interpreta al estricto y ausente padre de su ex-novia) seis meses después de una cena que no salió precisamente bien. El muchacho y el hombre que no aprobó su relación se unían en una incómoda búsqueda de la chica que tenían en común, desaparecida sin dejar rastro. Poco a poco, las tiranteces que había entre ambos dejarán paso al aprecio mutuo, pero claro, cuando ya no es el novio de tu hija es mucho más fácil.

Bryan Cranston en ¿Tenía que ser él? (2016), de John Hamburg

10 suegros de cine que te harán adorar a los tuyos

 

Cuando tu suegro es Bryan Cranston, el mismo que un día diera vida al mismísimo Heisenberg, quizá es recomendable andarse con algunas precauciones. Sin embargo, en ¿Tenía que ser él? James Franco interpretaba a un yerno sin filtro, pero multimillonario, que no entraba con muy bien pie en su familia política, sobre todo en lo que respecta a este padre estirado y de valores tradicionales que, como la mayoría de los progenitores que integran este ranking, considera que nadie es lo suficientemente bueno para su hija. Por supuesto, la cosa termina en guerra abierta y hasta hay ocasión para que la disputa llegue a las manos.

Autor: Juanjo Velasco Fecha de actualización: 09/10/2019
 



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP