El País
Imprimir

10 terroríficas películas de invasiones domésticas

Cuando encerrarse en casa es la peor idea

Durante décadas, el cine ha explotado uno de los peores miedos de cualquier ser humano: ser atacado en su propia casa. Desde Perros de paja hasta los diversos exponentes que en los últimos años han revivido el subgénero (el llamado home invasion), numerosas películas han aprovechado el potencial de este cotidiano escenario para provocar en el espectador sentimientos que van desde la tensión hasta el puro terror. Darren Aronofsky, fan confeso de este tipo de películas, hace su particular aportación con Madre!, thriller psicológico en el que una pareja ( Jennifer Lawrence y Javier Bardem) que vive en una idílica y aislada casa de campo verá cómo su tranquila existencia cambia cuando un matrimonio de desconocidos haga acto de presencia.

 

Con motivo de este estreno, repasamos en la galería sobre estas líneas otras películas que animan a cerrar la puerta con llave, candado y atrancarla con el mueble más pesado que haya disponible.

The Purge: La noche de las bestias (2013), de James DeMonaco

10 terroríficas películas de invasiones domésticas

 

El inicio de la, por ahora, trilogía de James DeMonaco nos llevaba hasta una sociedad distópica en la que la mejor terapia antiestrés, por encima del yoga o la risoterapia, es dar a los ciudadanos una noche al año para liberar el homicida que llevan dentro. Con este punto de partida, The Purge: La noche de las bestias convertía a Ethan Hawke en un experto en el más que lucrativo negocio de la seguridad, que vería como su casa/búnker inexpugnable es invadida por un grupo de sádicos enmascarados. Una atmósfera claustrofóbica, un subtexto interesante sobre el clasismo y la hipocresía de los estamentos más pudientes y, en general, buenas ideas que, sin embargo, serían mejor explotadas en la secuela, Anarchy: La noche de las bestias.

Funny Games (1997 y 2007), de Michael Haneke

10 terroríficas películas de invasiones domésticas

 

En 1997, Michael Haneke consiguió despertar nuestras peores sensaciones de rechazo, furia y hasta repugnancia con un brillante film que ahondaba en las patologías más oscuras de la mente humana de la mano de un joven tan sádico como extremadamente educado que convertiría el fin de semana de una familia de clase media alta en un verdadero infierno. 10 años más tarde, Haneke también se encargó de su remake hollywoodiense, copiando prácticamente plano a plano el original y sin hacer ni una concesión al mainstream. El resultado, una película aterradora, claustrofóbica, incómoda y violenta que llevaba al límite a Tim Roth y Naomi Watts, meros divertimentos de un escalofriante Michael Pitt.

Perros de paja (1971), de Sam Peckinpah

10 terroríficas películas de invasiones domésticas

 

Junto a la magnífica Sola en la oscuridad (Audrey Hepburn como una mujer ciega que tenía que defenderse de tres criminales que irrumpían en su casa buscando una muñeca llena de heroína), la obra maestra de Sam Peckinpah fue una de las precursoras del home invasion. Memorable por su tratamiento de la violencia en esta cruda historia sobre los instintos más primarios del ser humano, ponía entre la espada y la pared a David Sumner ( Dustin Hoffman), un pusilánime intelectual que se muda con su mujer a la Inglaterra rural de la que ella es originaria. Allí surgirán roces con los lugareños que desembocarán en un brutal allanamiento de morada que obligará a David a elegir entre matar o morir. El film gozaría de un decente remake en 2011.

La habitación del pánico (2002), de David Fincher

10 terroríficas películas de invasiones domésticas

 

Infravalorada cinta de David Fincher, al que la crítica no perdonó que su objetivo atravesara el asa de una taza mientras pasaba por alto sus muchos aciertos, sobre todo en lo que respecta a su elegante puesta en escena y un ejercicio de suspense heredero del maestro Hitchcock. Jodie Foster y Kristen Stewart eran madre e hija que, tras mudarse a una nueva casa, tendrían que hacer uso de su habitación más inusual, un habitáculo blindado en el que protegerse de cualquier invasión doméstica. Aún situando a sus protagonistas en el lugar más seguro del lugar, la cinta conseguía sobreponerse a un guión disparatado y transmitir verdadera sensación de claustrofobia y, nunca mejor dicho, pánico.

No respires (2016), de Fede Alvarez

10 terroríficas películas de invasiones domésticas

 

Sin duda, una de las mejores cintas de terror de 2016 fue esta película de Fede Álvarez en la que daba un giro al concepto de home invasion. En este caso, los tres aspirantes a ladrón son los que se convierten en víctimas potenciales del dueño de la casa, un ex-marine ciego con alma de psicópata y terribles secretos guardados en el sótano. Tensión y puntuales dosis de gore para un thriller tenso como cuerda de guitarra y de atmósfera claustrofóbica, que juega con los silencios, la iluminación, lo visible y lo invisible con un formidable y terrorífico  Stephen Lang.

Los extraños (2008), de Bryan Bertino

10 terroríficas películas de invasiones domésticas

 

Poco dada a salpicar la cámara de vísceras y demás sustancias que siempre están mejor dentro del cuerpo humano que fuera, la ópera prima de Bryan Bertino generaba miedo a partir de una cuidada atmósfera (donde el sonido, o la ausencia de éste, juegan un papel estrella) y un diseño de personajes cuya mera presencia obligaba a agarrarse con fuerza a cualquier objeto o acompañante cercano. Una pareja vuelve a su residencia de vacaciones para descansar de una ajetreada boda cuando, de repente, se encuentra con que su hogar está sitiado por tres enmascarados (a cada cual más perturbador) con intenciones nada pacíficas.

Tu eres el siguiente (2011), de Adam Wingard

10 terroríficas películas de invasiones domésticas

 

Entre la reverencia a los clásicos del slasher setentero y el afán por insuflar nuevas narrativas al terror yankee, Adam Wingard firmaba una salvaje y sádica invasión doméstica en la que una corriente familia norteamericana se tendrá que atrincherar en su casa de vacaciones y salvarse, como puedan, de los intentos de tres brutales asesinos enmascarados que convertirán el siempre inquietante momento de conocer a los padres de la pareja en una experiencia un poco más aterradora. Tensión y litros de sangre adornan en Tu eres el siguiente un humor negrísimo en el que la línea entre depredador y presa termina por difuminarse.

Secuestrados (2010), de Miguel Ángel Vivas

10 terroríficas películas de invasiones domésticas

 

Uno de esos casos en los que un film patrio triunfa más fuera de nuestras fronteras que dentro. Extremadamente realista y violenta, Secuestrados no permite al espectador ni un solo segundo de respiro o comodidad, en gran parte gracias a una magnífica labor de los actores (sobre todo Manuela Vellés) y de montaje, que hace que todo transcurra prácticamente en tiempo real durante 90 de los minutos más angustiosos que se puedan vivir delante de una pantalla. La historia gira en torno a un matrimonio que se muda con su hija a una lujosa casa en las afueras de Madrid, que se convertirá en el objetivo de un trío de ladrones sin escrúpulos y con gusto por la brutalidad.

Alta tensión (2003), de Alexandre Aja

10 terroríficas películas de invasiones domésticas

 

La segunda película de Alexandre Aja no sólo sirvió para que se hiciera un nombre en la industria, sino que además se convirtió en uno de los puntales de la nueva ola del terror francés, en la que la tensión termina explotando en un festival de violencia cruda y explícita. En semejante tesitura se encontraba Cécile de France, que interpretaba a una joven que se va a la aislada granja de la familia de su mejor amiga en busca de tranquilidad para estudiar. Sin embargo, un sanguinario psicópata hará que se juegue algo más que las notas en un juego del gato y el ratón con final sorpresa y un variado repertorio de muertes en la línea de los clásicos del slasher.

Martyrs (2008), de Pascal Laugier

10 terroríficas películas de invasiones domésticas

 

Vaya por delante que la cinta de Pascal Laugier es de esas no aptas para estómagos sensibles. Sin embargo, una vez superada la repulsión que genera su truculento uso de las vísceras y las ingentes cantidades de sangre (próximo al torture porn de las sagas Saw o Hostel), quedan reflexiones interesantes, como la obsesiva búsqueda de respuesta a si existe algo más allá de la muerte o las secuelas de los traumas infantiles. En Martyrs asistimos a la invasión de la casa de una aparentemente normal familia francesa por parte de una muchacha que busca venganza tras ser secuestrada y torturada años atrás. La masacre dará pie a una serie de descubrimientos a cual más macabro.

Autor: Juanjo Velasco Fecha de actualización: 25/09/2017
 




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs