7 aspectos que cuidar en una habitación de hotel para ofrecer la mejor experiencia

La tecnología y la seguridad se han convertido en dos de los detalles más importantes para los huéspedes a la hora de valorar sus estancias.

Viajar representa una experiencia de por sí, pero es una experiencia que empieza mucho antes de llegar al lugar de destino. La búsqueda de alojamiento, las rutas que hacer y la planificación del viaje en general desde el salón de casa ya forman parte de ella, a través de expectativas e ideas de lo que uno se puede encontrar al llegar.

La domótica ha venido para quedarse

En lo que se refiere al alojamiento, el hotel suele ser la opción elegida por aquellas personas que quieren viajar con todo tipo de comodidades, sin tener que preocuparse por nada.

Actualmente, la tecnología va unida al confort y ya hay muchos hoteles que están aprovechando la coyuntura actual para actualizarse e incorporar sistemas como las cerraduras electrónicas que ofrece Omnitec y otras soluciones de domótica que hacen que la experiencia del usuario sea más cómoda, segura y automatizada.

Porque la domótica ha venido para quedarse, tanto para las viviendas, como para las oficinas y los hoteles. Además, actualmente, el desarrollo de la pandemia y las medidas de seguridad que invitan a no tocar nada han hecho que empresas tecnológicas pongan en marcha soluciones sin contacto e inteligentes a través de sensores o aplicaciones móviles.

Todo esto es apreciable en espacios de uso público, tanto para los usuarios que interactúan, como para sus gestores ya que, normalmente, estas soluciones ofrecen ventajas en diferentes aspectos: son más seguras, aumentan la comodidad e incluso pueden ser más eficientes energéticamente, produciendo ahorros en las facturas.

Omnitec Systems es un ejemplo de ello. Desarrolla soluciones tecnológicas y de seguridad como cajas fuertes para hoteles, pero también para alojamientos vacacionales, oficinas, centros educativos y edificios institucionales.

Qué debe tener una habitación de hotel para que tengas la mejor experiencia

La tecnología se ha extendido en nuestro día a día y cada vez se encuentra más integrada. Si nos centramos en la experiencia del cliente o, mejor dicho, del huésped, esto es un añadido a lo que se puede esperar de una habitación de hotel y que deberá estar completamente alineado con el resto de los aspectos que se valoran.

1. El baño. Para no llevarse sorpresas, es importante verificar que el baño se encuentra dentro de la habitación. En las páginas web de los hoteles normalmente está especificado, pero no sucede lo mismo si se utilizan plataformas de reservas. Por ello, si se desea tener el baño privado, es mejor comprobarlo antes.

2. La limpieza. Esta es una condición sine qua non. Fundamental para una habitación y para todo el alojamiento en sí. No solo consiste en que no haya suciedad en el suelo y que el baño esté limpio, sino que también lo parezca. Sanitarios más antiguos o paredes sucias del uso pueden dar un aspecto de dejadez muy desagradable.

3. La decoración. En muchas ocasiones una renovación de habitación de hotel consiste en renovar el mobiliario, la colcha, las cortinas y la decoración en general. Cuanto más antigua sea la decoración, más será la sensación de frialdad de la habitación.

4. Aislamiento y confort. Cuando el hotel está situado en un lugar céntrico, de mucha actividad, es importante saber si la habitación da a la calle y si cuenta con un buen aislamiento acústico. Dormir con ruido ni es bueno, ni es sano, máxime cuando se está yendo de vacaciones y lo que se quiere hacer es, precisamente, descansar. Igualmente, el confort también se mide con la temperatura. Contar con sistemas de climatización –aire acondicionado en verano y calefacción en invierno– es fundamental para estar bien.

5. Vistas e iluminación. La iluminación natural también ayuda a tener una sensación de confort. En la mayoría de los casos está ligada a la orientación de la habitación y a lo que se ve al otro lado de la ventana. No es lo mismo estar pegado a un patio de luces que a la inmensidad del mar. No lo es ni desde el punto de vista de iluminación ni desde el punto de vista de la percepción positiva o negativa.

6. El colchón y la almohada. Tumbarse en la cama y que esta sea confortable es contar ya con una gran ventaja para saber con seguridad que se descansará bien. Pero tan importante es el colchón, como la textura de las sábanas, como la almohada. Respecto a esta última, no es difícil encontrar hoteles que cuentan con un menú de almohadas, pudiendo elegir aquella que mejor se adapta a las preferencias.

7. El equipamiento. Se necesita poco para estar bien pasando las vacaciones, pero hay algunos aspectos que marcan la diferencia, como el minibar en la habitación, los diferentes amenities o la inclusión de alguna plataforma de contenidos o smart TV. Aquí también podría entrar toda esa vertiente tecnológica de la que se hablaba anteriormente. Desde wifi –que a estas alturas ya se ha convertido en un commodity– hasta las cerraduras electrónicas que se manejan desde el teléfono móvil sin necesidad de utilizar la clásica tarjeta.

Autor: *Artículo patrocinado Fecha de actualización: 16/12/2020

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “ROBERT JOHNSON”

De Luis Javier Martínez

Robert Johnson, probablemente en 1937 / Foto: Star Telegram Archives. Tal día como hoy, 8 de Mayo pero de 1911 nacía en el...


Podcast de cine: BUTACA VIP