El País
Imprimir

8 restaurantes catalanes en Madrid

 

En Cataluña se editó en 1477 el primer libro de cocina de la península ibérica, indicio de que estamos ante una culinaria de profunda raigambre. Como todas, la cocina catalana cuenta con una vertiente tradicional de origen rural que suele ser la más representativa, y en la que la altura de la propuesta depende de la calidad del producto. Pero también encontramos aquí una vertiente vanguardista, que ha posicionado en lo más alto de los rankings mundiales a un buen puñado de restaurantes: el mundo entero ha hablado de El Bulli, posiblemente la más alta cota alcanzada por un restaurante, pero el universo gastronómico habla en la actualidad de El Celler de Can Roca, Sant Pau, Ábac, Miramar, Moments o Les Cols. En Madrid es la primera la que triunfa, y lo hace a través de unos cuantos restaurantes que vale la pena visitar. Aquí, los mejores.

La Cuina del Racó

8 restaurantes catalanes en Madrid

 

La Cuina es un restaurante sencillo con un ambiente que recrea la atmósfera de una antigua masía. Sin florituras en el plato, lleva más de una década asentados firmemente en la ciudad gracias a una cuidada selección de materias primas convertidas en platos como la fideuá de setas de temporada y queso brie o el bacala a la llauna.

La Huerta de Casa Ricardo

8 restaurantes catalanes en Madrid

 

La Huerta de Casa Ricardo emplea en la elaboración de su carta productos de temporada manipulados con la nostalgia de aquellos que valoran su cultura gastronómica. Su especialidad: los caracoles a la llauna, claro reflejo del compromiso que tiene con el sabor de la cocina catalana, y más concretamente leridana.

Paradís Madrid

8 restaurantes catalanes en Madrid

 

Más de veinte años de tradición gracias a un entusiasmo y filosofía clara que les ha permitido convertirse en uno de los referentes de la cocina mediterránea y catalana en la capital. Paradís, comprometido con los productos cien por cien naturales libres de productos químicos, cuenta con un huerto propio donde extraen directamente los productos que llegan a su cocina.

Pedralbes

8 restaurantes catalanes en Madrid

 

Un restaurante de cocina mediterránea con una clara vocación por la tradición catalana tratada desde un punto de vista imaginativo y cuidadoso. Pedralbes se presenta con una carta de productos naturales, donde los arroces son los protagonistas, pero sin dejar de lado a los mariscos y una parrilla con carbón de encina de combustión lenta donde se cocina lo mejor de la tierra y el mar.

L’Albufera

8 restaurantes catalanes en Madrid

 

Un elegante restaurante situado en el Hotel Meliá Castilla de Madrid que cuenta con amplios espacios y una terraza en la que reinan el detalle y la pulcritud. L’Albufera fue inaugurado en 1983 para traer a los comensales madrileños una amplia variedad de platos mediterráneos, elaborados cuidadosamente y con productos de gran calidad. Además, cuenta con el honorable título de ser el primer restaurante madrileño especializado en arroces de la costa levantina (cuenta con más de 30 variedades).

La Bodega de Luis

8 restaurantes catalanes en Madrid

 

Tras más de 30 años en Barcelona, La Bodega de Luis se traslada a la capital con el mismo concepto: productos naturales para elaborar platos catalanes tradicionales y postres caseros. Un restaurante con sabor catalán en cada bocado (cuenta con embutidos caseros), que domina a la perfección el bacalao sin olvidarse de los característicos caracoles guisados. Otros alicientes son su terraza climatiza y su barra de raciones y tapas.

Can Punyetes

8 restaurantes catalanes en Madrid

 

Dos direcciones en Madrid ( San Agustín, 9 y Señores de Luzón, 5) para esta taberna catalana de aires antiguos. Aquí, pan con tomate que se ofrece de mil maneras diferentes y carnes a la brasa como el entrecot de ternera, la butifarra catalana, la tira de ternera o las codornices.

Casa Jorge

8 restaurantes catalanes en Madrid

 

Las del restaurante Casa Jorge suelen ser propuestas tan conocidas como buscadas por el aficionado a la cocina catalana, que empiezan casi siempre con un buen pan con tomate (tostado a la parrilla, aceite, tomate rallado y la alternativa de elegir anchoas, embutidos catalanes o jamón para acompañarlo), y siguen con los caracoles a la llauna, el bacalao, una suave escalibada, la butifarra con mungetes (judías blancaso) o el conejo a la brasa. 

Autor: Daniel Brando Fecha de actualización: 17/11/2015
 




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP