El País
Imprimir

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

Relax, salud y bienestar se combinan en estos remansos de paz para diferentes épocas del año

Esta vez, ni playa, ni montaña o, quizá, ambas. Si necesitas un descanso y andas buscando un lugar tranquilo en el que disfrutar de los saludables tratamientos del agua, echa un vistazo a nuestra selección de balnearios y espacios termales.

 

España cuenta con numerosos manantiales entre montes, en plena naturaleza y cerca del mar, cuyos beneficios fueron ya apreciados por los romanos. Los hay de uso público gratuito y de pago, al aire libre y preparados con alojamientos de diferentes categorías que van desde sencillos hostales hasta complejos, tipo resorts, de modernas instalaciones, pasando por residencias que continúan la tradición con la que se fundaron en el siglo XIX.

Según el mapa nacional de destinos turísticos con aguas mineromedicinales (esto excluye a los spa, que carecen de estas propiedades) publicado por el Observatorio Nacional del Termalismo en 2016, nuestro país dispone de 113 balnearios en activo y 102 Villas Termales en los que se ofrece una amplia oferta de servicios de balneoterapia, termoludismo y bienestar. Revisa nuestras propuestas y escoge dónde descansar.

Ourense, capital termal de Galicia

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

Hace ya más de dos mil años que los romanos descubrieron las aguas termales y la abundancia de oro en la cuenca fluvial del Miño, alrededor de la cual fundaron Ourense (Aquis Auriensis). Con más de 100 afloramientos de agua termal de calidad por sus propiedades mineromedicinales, con un buen caudal y alta temperatura, este lugar se ha ganado el título de Capital Termal de Galicia.

En su casco histórico, el sitio de As Burgas, declarado Bien de Interés Cultural en 2007, representa el corazón de su termalismo histórico. Hoy en día, el lugar cuenta con fuentes, museo, piscina al aire libre de más de 200 metros cuadrados y jardines. Inauguradas en 2010, las instalaciones gratuitas de la estación termal de As Burgas ofrecen la posibilidad de disfrutar de sauna romana (calor húmedo) y baño a 38ºC.

En las afueras, cinco kilómetros de senda peatonal configuran la Ruta Termal del Miño, que concentra hasta siete instalaciones termales en las que darse un baño, tanto en invierno, como en verano. Incluido en la Ruta Europea del Patrimonio Termal y de las Ciudades Termales de los Itinerarios Culturales Europeos, en este camino encontramos el balneario de la Chavasqueira y piscinas exteriores de uso gratuito; la fuente-mirador de O Tinteiro; la zona de Muíño da Veiga, con sus cuatro piscinas; la Estación Termal de Outariz, en la que se ofrecen tratamientos de belleza, sauna y dos circuitos termales a precios muy competitivos; las piscinas de Outariz y Burga de Canedo, el mayor centro de actividad termal en Ourense y gratuito; y la fuente de Reza.

En cuanto a la provincia, Ourense tiene, al menos, seis balnearios en activo. Entre sus espectaculares paisajes, destacan algunos como los de Arnoia, Cortegada, el prestigiosos Gran Balneario de Carballiño -en el que se cuenta que Emilia Pardo Bazán escribió El Cisne de Villamorta-, Laias, Lobios o Baños de Molgas. Eso sin contar algún que otro lujoso spa como el de AC Hotel Vila de Allariz.  

La Toja y Mondariz, en Pontevedra

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

Junto a Ourense, Pontevedra es otra de las provincias que contribuye a que Galicia sea una de las comunidades autónomas con mayor número de balnearios -una veintena, por lo que hemos preferido revisarlos en cuatro apartados-. Entre los lerenses más conocidos, se encuentran el de Mondariz y el de La Toja.

Inaugurado en 1873, el Balneario de Mondariz se define a sí mismo como referente entre las principales villas termales europeas. El impresionante complejo histórico se ha ido adaptando a las necesidades del siglo XXI y en la actualidad cuenta con un hotel de 4 estrellas; el balneario con aguas mineromedicinales y un servicio profesional y personalizado bajo la dirección del equipo médico, el Palacio del Agua - SPA; un campo de golf de 18 hoyos; centro de congresos y convenciones; y restaurante. Los beneficios de sus aguas van desde tratamientos más tradicionales como respiratorios y antirreumáticos hasta tratamientos antiestrés, de belleza, de adelgazamiento o antitabaco.

Por su parte, el Balnerario de La Toja, con unas aguas termales declaradas de utilidad pública en 1868, incorpora también modernas técnicas de termalismo, con programas de salud, belleza, medicina preventiva, cansancio y agotamientos físicos. Ubicado en la isla del mismo nombre, un enclave natural único de las Rías Bajas, el lugar dispone de diversos hoteles, como el Eurostars Gran Hotel La Toja, de cinco estrellas; el Hotel Eurostars Isla de la Toja, de cuatro estrellas, o el Talaso Louxo La Toja, también de cuatro estrellas, cada uno con sus instalaciones termales y spa.

Otros conocidos balnearios de Pontevedra son, con hotel de cuatro estrellas, Termas de Cuntis, el de mayor superficie termal de Galicia; y con hoteles de 2 estrellas: el Hotel Dávila, en pleno casco histórico de Caldas de Reis; los Baños da Brea, el de Caldelas de Tui o el Acuña, en un histórico edificio reformado en 2007.

Lugo: aguas, termas romanas y golf

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

Junto al río Miño y en las afueras de la ciudad, el Hotel Balneario de Lugo cuenta en su planta baja con un conjunto único en Galicia de termas romanas, declarado Monumento Histórico-Artístico de carácter Nacional en 1921, lo que da muestras de que ya era conocida la calidad de sus aguas en sus orígenes romanos. El hotel, de tres estrellas, es un lugar adecuado para descansar, disfrutar de los tratamientos termales que ofrece y desde el que resulta sencillo visitar los diversos puntos de interés turístico de la zona.

La provincia tiene, además, otros buenos sitios en los que recibir las bondades de las aguas mineromedicinales combinadas con espacios para el golf. A medio camino entre A Coruña y Lugo, el  Hotel Balneario & Golf Club Guitiriz (cuatro estrellas) alberga modernas instalaciones termales junto a su restaurado edificio de 1908.

 Y en el municipio de Pantón, el Hotel Oca Augas Santas Balneario Golf Resort (también de cuatro estrellas) dispone de aguas sulfuradas, bicarbonatadas, sódicas y fluoradas, emanadas a 16ºC y 24.5ºC e indicadas para procesos reumatológicos, dermatológicos y respiratorios.

Esta última cadena dispone también del pequeño y acogedor Hotel Balneario Río Pambre (tres estrellas), en la comarca de Ulloa.

Compostela y Carballo en A Coruña

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

Para completar nuestro recorrido termal por Galicia, en la provincia de A Coruña hemos escogido dos balnearios para sumergirnos en sus aguas.

En el Valle de A Maia, a 10 kilómetros de Santiago de Compostela, el Hotel Balneario Compostela (3 estrellas) ofrece aguas sulfuradas, bicarbonatado-sódicas, silicatadas y fluoradas indicadas especialmente para tratamiento y prevención de reumatismos, problemas de piel, enfermedades respiratorias, aparato digestivo, trastornos metabólicos y problemas psicológicos y del sistema nervioso.

Mientras que en el casco urbano, y puerta de entrada de la Costa de la Muerte, el Balneario de Carballo dispone, desde 2008, en todas sus instalaciones del distintivo Q de Calidad. Sus aguas, de alto contenido en azufre (con su típico olor a ‘huevo podrido’), sodio y bicarbonato, fueron reconocidas por el Tribunal de Aguas de París como una de las mejores de Europa a finales del siglo XIX y declaradas de utilidad pública en 1928.

Barcelona, la provincia con más balnearios de Cataluña

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

Con diecinueve balnearios, según el Observatorio Nacional del Termalismo y Desarrollo Rural, Cataluña se mantiene casi alalimón con Galicia en cuanto a número de espacios termales en España. En Barcelona se localizan 7; en Lleida hay 5; en Girona, 4 y en Tarragona, 3.

En la provincia de la Ciudad Condal, destacan, con cuatro estrellas, el Balneario Hotel Colón Thalasso Spa, en la población costera de Caldes d’Estrac, donde aprovechar la perfecta combinación del mar y las aguas termales del lugar; el Balneari Vila de Caldes, en un edificio modernista ubicado en el centro histórico de la villa termal Caldes de Montbui y con aguas especialmente indicadas para el tratamiento de los cuadros de estrés; y el Balneari Blancafort, en La Garriga, con aguas mineromedicinales alcalinas e hipertermales, que manan a una temperatura de 60°C.

Con tres estrellas, están los balnearios Broquetas y Termes Victòria en el municipio de Caldes de Montbui; y junto al mar, el Balneario Titus, en Arenys del Mar,  y el de Caldes d’Estrac.

Balnearios en Lleida, entre naturaleza e iglesias

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

En Lleida se encuentra uno de los balnearios más importantes de Cataluña por su cantidad y diversidad de aguas. En un paraje espectacular, en el Valle de Boí, a 1.500 metros de altura y camino al Parque Nacional de Aigüestortes -con numerosos ríos, cascadas y más de 200 estanques-, el Balneario Caldes de Boí cuenta con 37 fuentes que brotan a una temperatura entre los 4 y 56 ºC, en una superficie de 24 hectáreas. El complejo reúne un edificio de servicios termales, dos establecimientos hoteleros, una gran zona con piscinas exteriores e interiores y servicios de entretenimiento y ocio. Además, en el entorno hay un conjunto iglesias románicas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Sin salir de los Pirineos, en el Valle de Arán, muy cerca de la estación de esquí de Baqueira Beret, el Balneario Bahns de Tredòs es un sitio idóneo para relajarse tras realizar la ruta de los lagos del circo glaciar de Colomèrs. Sus instalaciones se abastecen de un manantial de agua termal que surge a 33 ºC con alto contenido en azufre y solfobacterias, por lo que resulta especialmente indicada para tratar afecciones dermatológicas, respiratorias y problemas articulares.

Un poco más al oeste de esta misma comarca, se puede disfrutar de las Termes Baronia de Les, un espacio lúdico termal basado en el agua sulfurosa que emerge en las inmediaciones a más de 30º de temperatura.

Y al este, cerca de la estación de esquí de Lles, en el Baridà, el Balneario Sant Vicenç ofrece baños, curas y tratamientos a partir de un agua de mineralización muy débil, termal hipotónica, alcalina y sulfurada, que emerge a 40ºC.

En otra zona de la provincia, a los pies de la sierra del Tallat, el Balneario de Rocallaura se inauguró en 2009, edificado sobre un antiguo edificio balneario construido en 1908. Con modernas instalaciones para tratamientos de hidroterapia y aguas termales, y muy cerca de Vallbona de les Monges, el lugar es perfecto para tomarse un descanso en plena Ruta del Cister.

Cuatro balnearios en Girona

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

En Girona, el municipio de Caldas de Malavella tiene un importante reconocimiento como villa termal desde que los romanos lo denominaron Aquis Voconis y posteriormente Aquae Calidae. Hoy en día, las termas romanas del Puig de Sant Grau son Monumento Histórico de interés Nacional. Y en la actualidad, hay dos importantes centros dedicados a las bondades de las aguas del lugar: el Hotel Balneario Vichy Catalán, un lujoso complejo modernista con elementos de estilo neomudéjar que data del siglo XIX y que fue galardonado en 2015 con el Certificado de Excelencia de la web TripAdvisor, y el Hotel Balneari Prats, en un edificio de arquitectura neoclásica y con aguas que brotan a una temperatura entre 56 y 60 ºC.

Cerca de estos, encontramos el Hotel Balneario Termas Orión, a 500 metros del Centro Lúdico Termal MAGMA, y el Balneari Font Vella, que forma parte de la marca EnjoyNoKids, cuyos establecimientos, especializados en el relax y el descanso, no permiten el acceso a niños menores de 16 años.

Aguas termales junto al mar en Tarragona

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

En la provincia de Tarragona, Comarruga, en el municipio de El Vendrell, destaca por sus conocidas aguas termales junto al mar. Allí, mayores y pequeños se suelen bañar en un pequeño tramo público del manantial del Estany y del Riuet, cuyas aguas fueron declaradas mineromedicinales en 1892. Además, el Balneario Playa de Coma-Ruga, inaugurado en 2006, ofrece un ambiente minimalista y elegante para disfrutar de sus diversos tratamientos y programas.

Algo más al sur, junto a Cambrils, en la localidad de de Montbrió del Camp, encontramos el Hotel Termes Montbrió, Resort, Spa & Park, inmerso en un jardín botánico de 4 hectáreas, con un spa termal que se abastace de diferentes manantiales que manan a temperaturas entre 41 y 81ºC y con el espacio lúdico termal Aquatonic.

Y hacia el interior, otro lugar más en el que recibir tratamientos y curas. En esta ocasión gracias a las aguas de Vallfogona: el Balneari de Vallfogona de Riucorb, a 1,5 kilómetros del pueblo del mismo nombre.

Seis balnearios en Zaragoza

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

Aragón es la tercera comunidad autónoma con mayor oferta de balnearios de España, con una docena de ellos repartidos entre sus tres provincias.

En Zaragoza hay seis entre los que resulta difícil escoger. Con cuatro estrellas, destacan varios. El Hotel Balneario Alhama de Aragón dispone de unas modernas instalaciones construidas tras las huellas del antiguo y emblemático balneario Termas San Roque y Cantarero y en las que disfrutar de la riqueza mineral de sus aguas. En el mismo municipio, el decimonónico Balneario Termas Pallarés cuenta con un gran lago termal y tres posibles hoteles, de diferentes categorías. Y el Balneario Sicilia (antes Baños de San Vicente), con una espectacular piscina construida en el interior de una cueva natural y con aguas de características oligo-metálicas, de mineralización débil y adecuadas propiedades diuréticas, dice ser el más moderno y premiado de los Balnearios de Jaraba, villa termal por excelencia.

Con tres estrellas, en el mismo parque y perteneciente a la misma cadena de este último, encontramos el Hotel Balneario Serón, cerca del Monasterio de Piedra, que está declarado, junto al de Sicilia, como de Interés Turístico de Aragón. Y, a sólo 4 kilómetros de Calatayud, el Hotel Balneario Paracuellos de Jiloca, de los más antiguos de la zona, construido en 1848 y restaurado en 2007, presume de ser el mayor balneario de agua sulfurada de la comunidad autónoma, con reconocidas propiedades mineromedicinales específicas en terapias para la piel y afecciones respiratorias.

Con dos estrellas, de nuevo en Jaraba, entre abruptos parajes naturales, damos con el Hotel Balneario de la Virgen, cuya actividad terapéutica parece remontarse a 1828 y los orígenes de su piscina natural, a la Edad Media, llegando a atribuirse los efectos de sus denominadas Aguas de las Ninfas (manantiales de agua caliente en torno al río Mesa) al poder milagroso de Nuestra Señora de Xaraba.

Balnearios de montaña en Huesca

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

En Huesca, hay tres opciones que se pueden complementar muy bien con los deportes de invierno.

El Balneario Panticosa Resort, situado en pleno Pirineo Aragonés, en el interior de la cubeta glaciar del río Caldarés y muy cerca de estaciones de esquí como Formigal y Panticosa, cuenta con los 8.500 metros cuadrados de la Termas de Tiberio y dos spa termales.

Con dos estrellas, el Balneario Vilas del Turbón se encuentra a 1.437 metros de altitud, a los pies del macizo Turbón, y ofrece variados programas para disfrutar de las aguas mineromedicinales del manantial Virgen de la Peña, que son bicarbonatadas, cálcicas, oligometálicas y fuertemente hipotónicas.

Y a 1.720 metros de altura, el Hostal Balneario Los Baños de Benasque es el balneario más alto de España, con habitaciones sencillas y vistas únicas.

Tres balnearios en Teruel

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

En la provincia de Teruel, el Balneario de Ariño (cuatro estrellas), situado en el Bajo Aragón Histórico, en pleno valle del río Martín, ofrece tratamientos personalizados con las aguas mineromedicinales que tienen su origen en los manantiales de los Baños de Ariño. Su uso se recomienda para enfermedades del aparato locomotor (como reumatismos o fibromialgias), patologías metabólicas (colesterol, sobrepeso), mejora gastrointestinal, tratamientos para las vías respiratorias, sistema renal y para uso dermatológico.

Si nos desplazamos al entorno natural de la Sierra de Javalambre, al valle en el que coinciden los ríos Paraíso y Torrijas, podemos alojarnos en el Balneario Manzanera El Paraíso, de tres estrellas y certificado con la Q de Calidad, para relajarnos en su centro termal y disfrutar del agua mineromedicinal proveniente del manantial El Salvador.

Y junto al río Camarena y muy cerca de las pistas de esquí de la estación de Javalambre, el Balneario Camarena de la Sierra aprovecha las aguas sulfatadas cálcico magnésicas del pueblo, conocido como ’de las mil fuentes’, para tratar enfermedades biliares y del aparato digestivo, con tomas, y enfermedades y afecciones de la piel, así como para el reumatismo y artritis, con baños.

Balnearios en Extremadura

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

Ocho son los balnearios identificados a día de hoy en Extremadura. Si te gusta mezclar el descanso con algo de historia, tienes en el Balneario de Alange, en la provincia de Badajoz, y en el Balneario de Baños de Montemayor, en la provincia de Cáceres, dos claros ejemplos del legado de los romanos, que ya utilizaron el agua con usos terapéuticos.

El primero, a ocho kilómetros de la entonces Emérita Augusta, parece que fue creado en honor a la Diosa Juno en el siglo III a. C. En 1993, las termas romanas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad como parte del conjunto arqueológico de Mérida. Ahora, éstas se combinan con galerías de duchas y bañeras del siglo XXI. Mientras que el segundo, construido en el siglo II a. C., fue utilizado y venerado para aliviar algunos males en las aguas sulfurosas de su laguna acuática, que proviene de los manantiales Columna y Arqueta.

Sin embargo, si lo que buscas es disfrutar de la naturaleza, entre los cerezos, los robles, castaños y olivos, puedes adentrarte en el moderno Termal Resort El Salugral, en el Valle de Ambroz (Cáceres), y sumergirte en sus aguas hipotermales de elevada mineralizaciónbicarbonatadas, litínicas, fluoradas y sulfatadas sódicas.

Dentro de la misma provincia, aprovecha la época de los cerezos en flor, en primavera, para ir al Balneario Valle del Jerte que, a 19 kilómetros de Plasencia, hace uso de una surgencia de agua de reputada fama por sus fines terapéuticos y su gran riqueza mineromedicinal. Como anécdota, según referencias históricas, aquí se situaba el lugar de reposo de los reyes godos conocida como Villa Gérticos.

El bosque mediterráneo de encinas y alcornoques se extiende por la dehesa extremeña, en la que aparecen otros dos agradables lugares: el Hotel Balneario de Brozas en los Baños de San Gregorio, cuyo origen se remonta también a la época romana, y el Balneario Fuentes del Trampal, cuyas aguas oligometálicas eran ya utilizadas por los lugareños, a los que les gustaba bañarse en tinajas, por traer notables beneficios.

Ya en Badajoz, en el municipio de Puebla de Sancho Pérez, el Balneario El Raposo es una oportunidad para probar uno de los pocos balnearios de España especializados en aplicación de lodos naturales originados en un arroyo cercano a las instalaciones del balneario.

Y tan sólo nos queda, en Valdecaballeros, hacer una parada en el Balneario Valdefernando, donde se captan unas aguas oligometálicas, de mineralización débil y radiactivas a una temperatura de 26ºC.

Balnearios en Andalucía, entre naturaleza y turismo cultural

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

Según el Observatorio Nacional del Termalismo, Andalucía cuenta con once balnearios, cinco en Granada, dos en Almería, otros dos en Málaga, uno en Cádiz y otro en Jaén. Muchas de sus aguas termales ya eran utilizadas por los antiguos árabes y romanos, por lo que suelen ser lugares en los que, además de aprovechar las cualidades de los baños, se puede hacer turismo cultural y disfrutar de la naturaleza del entorno.

En Jaén, por ejemplo, a unos 12 kilómetros del Balneario de San Andrés se ubican las ciudades de Úbeda y Baeza, que cuentan con conjuntos monumentales renacentistas declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En Málaga, el Balneario de Tolox, especializado en tratamientos inhalatorios por la presencia de gas en sus aguas, fundamentalmente nitrógeno o azoe, ofrece la posibilidad de pasear por el Parque Natural Sierra de las Nieves, declarado, también por la UNESCO, Reserva Natural de la Biosfera. Un poco más al norte, en el Valle del Guadalhorce, tenemos otros sitio de lujo: el Hotel Villa Padierna Thermas de Carratraca, donde, según se cuenta, se alojaron personajes como el rey Fernando VII, la emperatriz María Eugenia, esposa de Napoleón III, o los poetas Lord Byron y Rainer Maria Rilke.

En Cádiz, las playas de Chiclana de la Frontera y el paisaje del Parque Natural de la Bahía de Cádiz son el entorno formidable en el que se ubica el Balneario de Chiclana.

En Almería, el Balneario de Sierra Alhamilla permite bañarse en las llamadas albercas que están cimentadas sobre ruinas romanas y árabes. Y el Balneario de San Nicolás se encuentra junto a las Alpujarras, sierra de pequeños pueblos blancos donde abundan las fuentes mineromedicinales y a lo largo de la cual se pueden encontrar manantiales y termas acondicionados para uso público.

Finalmente, en la provincia de Granada, con el Parque Nacional de Sierra Nevada, hay numerosos balnearios como el de Graena, de época nazarí, Alicún de las Torres, Zújar, Alhama de Granada o Lanjarón, con sus seis manantiales de aguas mineromedicinales.

Balnearios en Castilla La Mancha

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

En Castilla La Mancha, Albacete es la provincia con mayor número de balnearios de la comunidad. Al pie de la Sierra de Alcaraz, damos con el Balneario de Benito. Con aguas bicarbonatadas, cálcicas, magnésicas y ferruginosas que emergen a 21 ºC. Muy cerca está el Balneario La Esperanza, con aguas bicarbonatadas, sulfatadas y cálcicas. En el valle del río Cabriel, y manteniendo el estilo de una casona y venta manchega del siglo XVIII, aparece el Balneario de la Concepción. Y en plena sierra, rodeado por el Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima, nos podemos alojar en el Balneario de Tus, de orígenes romanos y revitalizado por arzobispo de Valencia, Martín Pérez de Ayala, en el siglo XVI.

En Ciudad Real, tenemos el Balneario Cervantes, con dos manantiales de diferentes características y a menos de una hora del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel. Y en las faldas de Sierra Morena, el Balneario de Fuencaliente, desde el que se pueden realizar paseos por el Valle de Alcudia y Sierra Madrona.

En Cuenca, entre las rocosas hoces del río Cuervo, aparece el Real Balneario de Solán de Cabras, con aguas que, tanto bebidas como en baños, resultan idóneas para afecciones de riñón, enfermedades reumáticas y problemas digestivos.

Guadalajara dispone del Balneario Carlos III que, por su cercanía a la corte madrileña, fue fundado por dicho rey en el siglo XVIII. Además de disfrutar de sus instalaciones y tratamientos, los alrededores del lugar también invitan a dar paseos por el entorno del río Tajo.

Y en la provincia de Toledo, contamos con dos opciones: el Balneario Las Palmeras que, a 2,5 kilómetros de Villafranca de los Caballeros, viene a ser como un oasis en el corazón de La Mancha, en el entorno de las lagunas y humedales formados por el río Cigüela; y los Baños de Robledillo, en San Pablo de los Montes.

Balnearios de lujo en Castilla León

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

Aunque bastante desconocidos, Castilla León cuenta con cerca de una decena de buenos balnearios.

En Soria, el Balneario Burgo de Osma utiliza las aguas mineromedicinales y termales encontradas bajo el impresionante patio renacentista de la Universidad de Santa Catalina de Alejandría, del que se respeta su estructura original.

En Valladolid, destaca el Balneario Palacio de las Salinas, en Medina del Campo, con una espectacular arquitectura de finales del siglo XIX que llama la atención en esta provincia castellana y que se ha utilizado para rodar varias películas y series de época. El edificio fue diseñado por los mismos arquitectos -Bringas y Riancho- que realizaron el Palacio de la Magdalena en Santander. Muy cerca, en Olmedo, el Hotel Castilla Termal Balneario de Olmedo se levanta sobre las ruinas del convento de Sancti Spiritus del siglo XII y combina la singularidad del antiguo convento mudéjar con dos modernas edificaciones. Y en pleno corazón de la Ribera del Duero, en uno de los monasterios cistercienses mejor conservados de Europa, se sitúa el hotel Castilla Termal Monasterio de Valbuena, el primer balneario 5 estrellas de Castilla y León.

En la provincia de Salamanca, Ledesma es famosa desde tiempos de los romanos por sus aguas termales. El Balneario de Ledesma se asienta sobre este manantial de misteriosas aguas subterráneas, junto al río Tormes. A orillas del río Yeltes, el  Balneario de Retortillo utiliza aguas termales que se remontan a la época romana, tal y como como atestigua un ara votiva hallada y conservada en el lugar. Y un poco más al oeste,  y de aspecto mucho más modesto que los vistos hasta ahora, el Balneario de Babilafuente, entre álamos, pinos y encinas, utiliza el agua de las fuentes fundadas como tal en el año de 1752.

En Burgos, cerca del pantano del río Ebro y a 30 kilómetros del Parque de Cabárceno, tenemos el Hotel Balneario de Corconte de reconocida tradición termal.

Por último, en Zamora, encontramos el Balneario de Almeida La Dama Verde, cuyas aguas fueron ya utilizadas por los celtas por su extraordinario poder cicatrizante.

Balnearios en la Comunidad Valenciana

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

En la Comunidad Valenciana podemos acudir a seis balnearios.

En la provincia de Castellón, en el Alto Maestrazgo, damos con el Balneario de Bennassal, en el que disfrutamos de un agua mineromedicinal ligera, sin gas, clasificada como bicarbonatada mixta y oligometálica, además de poseer un gran valor terapéutico, especialmente para los problemas de riñón.

En la falda de la sierra Espadán y a tan solo 8 kilómetros de la playa, el Balneario de Villavieja ofrece hotel y balneario en el mismo edifico.

Y en la comarca del Alto Mijares, el Balneario de Montanejos dispone de aguas clasificadas como oligometálicas de media mineralización (700 mg/l) sulfatado-magnésicas bicarbonatadas mixtas. Como agua bebida, puede utilizarse por su acción diurética.

Ya en la provincia de Valencia, en Calles, sobre el Balneario de Verche, cuenta la leyenda que, en la época árabe, paseando por allí un sultán descubrió el manantial e hizo construir un primer pabellón de bañeras, al que le puso el nombre de Verge por ser el de su favorita. La bañera que se expone es de dicha época. Sus aguas emergen a 23 ºC y están indicadas tanto para el tratamiento oral (cura hidropínica) como para tratamiento hidrotermal.

La Comunidad Valenciana tiene su mayor complejo termal en Cofrentes. Dicho balneario está situado en la confluencia de los ríos Júcar y Cabriel, y sobre una zona rica en depósitos minero-medicinales debidos al volcán 'Cerro de Agra', que da lugar a cuatro manantiales de agua minero medicinales.

Y en una de las orillas del río Cabriel, brota un manantial cuyas propiedades curativas son conocidas desde hace varios siglos. El Balneario de Cabriel, también conocido como de Fuentepodrida, está rodeado de una vegetación exuberante, que unida a su gran extensión lo hacen ideal para recibir los tratamientos termales o como destino para unas vacaciones.

Cantabria alberga el mayor número de balnearios por habitante

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

Por el número de balnearios abiertos, según el Observatorio Nacional de Turismo, y la población censada, según el Instituto Nacional de Estadística, Cantabria es la comunidad autónoma con mayor cantidad de estaciones balnearias por número de habitantes. Según las cifras, a cada uno de los seis balnearios le correspondería una tasa de 97.529 personas, o lo que es lo mismo, un 16,7 por ciento de la población cántabra.

Estos balnearios cántabros son: Balneario Parque de Alceda, en un edificio decimonónico del valle de Toranzo y a orillas del río Pas; Balneario Las Caldas de Besaya, en Los Corrales de Buelna, alimentado con siete manantiales y a orillas del río Besaya; Balneario de Liérganes, del que se tienen noticias más antiguas en la región;  Castilla Termal Balneario de Solares, en Medio Cudeyo-Solares, declarado en su día como la primera estación termal de Cantabria a principios del S.XX; Balneario La Hermida, en Peñarrubia, a las puertas de Liébana, sus aguas están consideradas de las mejores de Europa por sus propiedades mineromedicinales; y el Balneario de Puente Viesgo, en el margen derecho del río Pas, cuyas aguas emergen espontáneamente en terrenos terciarios, en la llamada ‘mancha eocénica cantábrica’.

Tres balnearios en Euskadi

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

En Euskadi, destacan tres estaciones balnearias. El Hotel Balneario de Areatza está ubicado en un lugar privilegiado en la provincia de Bizkaia, a los pies del Parque Natural del Gorbea y ofrece diversos tratamientos para el relax y aguas especialmente indicadas para afecciones dermatológicas y reumáticas. Y restaurada por una comunidad de palotinos, el Balneario Casa Vicente Palloti se presenta como una casa de espiritualidad, acogida, reposo y bienestar en el Valle de Carranza.  

Respecto a la provincia de Guipúzcoa, aquí el Balneario de Cestona, del Grupo Relais Termal, quedó prácticamente destruido tras unas graves inundaciones de 1983. Sin embargo, en la actualidad, cuenta con las más modernas técnicas hidroterápicas y balnearias al nivel de los más reconocidos balnearios europeos.

Dos balnearios en La Rioja

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

En La Rioja, encontramos dos lugares adecuados para los tratamientos con aguas mineromedicinales. Por un lado, el Balneario TermaEuropa de Arnedillo, cuyas aguas brotan a una temperatura de 52,5ºC y están clasificadas como clorurado sódicas, sulfatado-cálcicas y bromuradas, ricas en hierro y magnesio.

Por otro, el Balneario de Grávalos Resort, en la comarca del Alhama-Linares, en el que emanan las aguas sulfurosas de un manantial rodeado de viñedos y olivos centenarios.

Dos balnearios con mucha historia en Murcia

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

El Balneario de Archena es el más conocido de Murcia y uno de los que tiene más historia, pues parece que sus inicios se remontan a los íberos del siglo V a. C. Su agua es sulfurada-sulfatada-clorurada-sódica-cálcica y emana del manantial a una temperatura de 52,5ºC. En el complejo termal hay tres hoteles, de diferentes categorías, piscina termal, camas de burbujas, jacuzzis, chorros, zonas de natación y piscina exterior, entre otras instalaciones.

Otro de los balnearios de esta comunidad es el de Leana, en el municipio de Fortuna, también con una larga historia y con tres hoteles para alojarse. Sus aguas tienen potentes efectos analgésicos, antiinflamatorios, antialérgicos y sedantes, por lo que son utilizadas para dolencias reumatológicas, respiratorias, rehabilitaciones postraumáticas, stress y ansiedad.

Además, junto al Mar Menor -un mar de gran valor terapéutico por su alta concentración de sales minerales y yodo-, en el Parque Regional de San Pedro de Pinatar, hay una de las mayores zonas de lodoterapia al aire libre de Europa. Son los baños de lodo de las Charcas de Lo Pagan, recomendables para la piel, reumatismos, artritis, gota y rehabilitaciones después de fracturas óseas.

Dos balnearios en la Comunidad Foral de Navarra

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

La provincia de Navarra cuenta, en un paisaje pirenaico espectacular, antiguamente conocido como la ‘Suiza española’, entre el corredor del Bidasoa y el valle del Baztán, con el complejo dedicado a Balneario y Hotel de Elgorriaga. Con una concentración de sales por litro de 312 gramos y 304 gramos de cloruro, el nacimiento del manantial de Elgorriaga parece ser el de más fuerte mineralización del mundo.

Y en la zona suroccidental, en el valle del río Alhama, cerca de Tudela, entre monumentos, naturaleza e historia, se ubica el Balneario de Fitero, al que Gustavo Adolfo Bécquer se trasladaba asiduamente y donde el poeta sevillano compuso obras como El Miserere y La cueva de la Mora.

Balneario vanguardista en Asturias

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

Las Caldas Villa Termal es el gran balneario de Asturias y uno de los más vanguardistas de España. El arquitecto del proyecto que abrió sus puertas en 1776 fue Ventura Rodríguez, el mismo que inició las obras inacabadas de Covadonga, el Palacio de Liria de Madrid o el Paseo del Prado, con sus fuentes de Cibeles, Neptuno y Apolo. Hoy, el balneario dispone de las instalaciones más modernas integradas en el clásico edificio de la Casa de Baños.

Balnearios en las islas

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

No sólo en la Península hay balnearios. En Illes Balears, al sur de la isla de Mallorca, Font Santa Hotel, Termal Spa & Wellness es un hotel de cinco estrellas que cuenta con las únicas aguas termales de Baleares en el espacio natural protegido de la playa de Es Trenc y Es Salobrar de Campos.

Y en Canarias, la isla del Hierro cuenta, junto al mar, en Sabinosa, con el Balneario Pozo de la Salud, un hotel de tres estrellas a solo unos minutos conduciendo de Frontera.

Programas y ayudas para balnearios

Balnearios y termas en España para un merecido descanso

 

Con el objetivo de facilitar el acceso a algunos de los tratamientos termales de pago que hay en España, existen en la actualidad diversos programas y ayudas que se pueden solicitar, por lo general para personas mayores de cierta edad (que en ocasiones pueden llevar acompañantes con diferentes requisitos), pero también hay alguno excepcional sin discriminación de edad para los residentes de determinados lugares.

Entre estos, destaca el Programa de Termalismo del Imserso, con el que el Estado español proporciona a los pensionistas, que por prescripción facultativa precisen los tratamientos que se prestan en los balnearios y que reúnan determinados requisitos, el acceso a precios reducidos a estos establecimientos.

Además, los organismos provinciales y autonómicos suelen ofrecer opciones parecidas. Así, por ejemplo, el Programa de Bienestar en Balnearios de la Xunta de Galicia (en el momento de actualización de este reportaje todavía no había salido el de 2018) está dirigido a mayores de 60 años o 55 si es pensionista y, además, se debe estar empadronado o residir en algún concejo de Galicia.

La Diputación de Ourense propone el Programa provincial de termalismo saudable Turismo Social con diversas opciones, para mayores de 18 y de 50 años, así como con un Programa Tren Balnearios para mayores de 50 años.

La Diputación de Pontevedra facilita el Programa Depotermal reservando algunas plazas para personas sin recursos económicos o en riesgo de exclusión.

La Diputación de Teruel también anuncia su Programa Provincial de Termalismo Social para pensionistas o asegurado y beneficiario del Sistema de la Seguridad Social español, con 65 años o más, todos ellos residentes en la provincia de Teruel o nacidas en la provincia o que acrediten la propiedad de una vivienda en Teruel.   

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales suele ofrecer también un servicio de balnearios con facilidades para personas mayores de 65 años que estén empadronadas en cualquiera de los municipios de la Comunidad Autónoma de Aragón.  

Castilla-La Mancha también propone su Programa de Termalismo Social para mayores de 65 o pensionistas mayores de 60 años y empadronados en la comunidad autónoma.

La Comunidad Valenciana oferta en su Programa de Termalismo Valenciano plazas en balnearios valencianos para mayores de 65 años o a partir de 60 años si se es pensionista o si se tiene diversidad funcional con una discapacidad igual o superior al 33 por ciento, y además deben estar empadronados en la comunidad autónoma.  

Estos son sólo algunos de los diferentes organismos que han anunciado en algún momento este tipo de programas, para los que es fundamental estar al tanto de los plazos de solicitud.

Además, algunos balnearios suelen tener ofertas con descuentos especiales para determinadas fechas, por lo que conviene también preguntar o fijarse en las opciones que en ocasiones realizan a través de sus páginas web.

Autor: Silvia Álvarez Fecha de actualización: 09/03/2018
 




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs