Chloë Moretz: heroína de género

Repasamos las 10 mejores películas de la joven y talentosa actriz

Nuestra particular carta de amor a Chloë Moretz, a propósito del estreno de La quinta ola, es un repaso a diez títulos esenciales en su breve pero interesantísima filmografía.

 

Nonagésima traslación cinematográfica de una saga novelística de ciencia ficción con protagonista adolescente, La quinta ola, segundo largometraje de J Blakeson, adapta la primera novela de la trilogía de Rick Yancey. Su protagonista, Cassie Sullivan ( Chloë Moretz), intenta encontrar a su hermano pequeño en medio del caos, atrapada en un triángulo amoroso tan tenso como la invasión alienígena que casi ha acabado con la humanidad. Completan el reparto Nick Robinson, Alex Roe y Maika Monroe, entre otros.

La morada del miedo (2005), de Andrew Douglas

Chloë Moretz: heroína de género

 

El debut de Chloë Moretz en la gran pantalla está afincado en un género que será decisivo en su carrera posterior: el cine de terror. En este caso, se trata de un remake de Terror en Amityville (1979) a cargo del debutante Andrew Douglas. Con apenas ocho años, la pequeña encarnaba a Chelsea, la hija menor del matrimonio conformado por George ( Ryan Reynolds) y Kathy Lutz (Melissa George). La adorable niña se torna creepy cuando se inventa una amiga imaginaria, mientras su familia va descubriendo la terrible historia con la que carga la mansión que ahora habitan. Fue nominada por su papel en los premios Young Artist por primera (y no última) vez.

Compra La morada del miedo

(500) días juntos (2009), de Marc Webb

Chloë Moretz: heroína de género

 

Tras crecer mayoritariamente en cintas fantásticas con un cierto halo B, como Room 6 (Puerta al infierno) (2006), Zombies (Wicked Little Things) (2006), The Eye (Visiones) (2008) o Not Forgotten (2009), Moretz salta a primera división con la ácida comedia romántica de modos indies que convirtió a Joseph Gordon-Levitt en una estrella casi de la noche a la mañana. Interpretó a Rachel, la hermana de Tom (Gordon-Levitt), quien está profundamente enamorado de la esquiva e ilegible Summer ( Zooey Deschanel). En una entrañable escena eliminada, la pequeña suelta un speech sobre el amor que deja perplejo a su desnortado hermano. Buscadla en YouTube, os la recomendamos.

Compra (500) días juntos

Déjame entrar (2010), de Matt Reeves

Chloë Moretz: heroína de género

 

El año 2010 es, quizás, el más importante en la trayectoria de la joven actriz. Nada más y nada menos que dos papelazos protagonistas confirman su rápido ascenso en la industria, ligado (le guste o no) al mainstream de género. En el reivindicable remake americano de la película de Tomas Alfredson, Moretz se pone bajo la piel de la turbadora Abby, una niña vampiro que acabará estableciendo, en el Nuevo México de los años 80, una profunda relación de amistad con Owen (Kodi Smit-Mcphee), un crío que ha de lidiar día a día con el bullying.

Compra Déjame entrar

El diario de Greg (2010), de Thor Freudenthal

Chloë Moretz: heroína de género

 

Inspirada en la primera entrega de la célebre saga de novelas juveniles de Jeff Kinney, El diario de Greg relata las cuitas de Greg ( Zachary Gordon ), un niño de 11 años que, harto de la vida escolar, decide convertirse en el alumno más popular, superando todas sus inseguridades. El primer día de clase conoce a Angie ( Chloë Moretz), una hipster en ciernes con teorías muy particulares sobre lo que supone la secundaria en la vida de un estudiante. Ella, unos años mayor que el protagonista, le tenderá una mano que Greg, desde el orgullo, rechazará… aunque las cosas entre ellos cambiarán.

Compra El diario de Greg

Kick-Ass: Listo para machacar (2010), de Matthew Vaughn

Chloë Moretz: heroína de género

 

Quizás el rol más emblemático asumido por Moretz en su aún breve carrera sea el de Hit Girl, una criaturita de 11 años entrenada por su padre, Big Daddy ( Nicolas Cage), para convertirse en un arma de destrucción masiva. Inspirada en el cómic homónimo de Mark Millar, la película plantea –acaso con mayor timidez que en el original, pero con la suficiente elegancia y entidad visual como para ser tenida en cuenta– contradicciones inherentes al superheroismo y un interesante discurso a propósito del arte de crecer cargando con los golpes que regala la vida a la vuelta de cada esquina. Chloë regresaría al papel en Kick-Ass 2: Con un par (2013), infravaloradísima y tremenda secuela en la que Hit Girl se ve obligada a enfrentarse al peor enemigo de cualquiera que pase por la adolescencia: el desenfreno hormonal. 

Compra Kick-Ass: Listo para machacar

La invención de Hugo (2011), de Martin Scorsese

Chloë Moretz: heroína de género

 

Nostalgia por parte de Martin Scorsese de otra manera de concebir el cine en una película infantil conscientemente demodé, inspirada en el bellísimo libro ilustrado de Brian Selznick. Hugo (Asa Butterfield) es un huérfano que, durante los años 30 del pasado siglo, vive escondido en la estación de trenes París-Montparnasse. Su destino se cruzará con el de la pequeña Isabelle ( Chloë Moretz, lo suficientemente consolidada como para ser reclutada por un cineasta de la talla de Scorsese), quien le pondrá en contacto con Georges ( Ben Kingsley), un misterioso juguetero que esconde un inesperado secreto. 

Compra La invención de Hugo

Sombras tenebrosas (2012), de Tim Burton

Chloë Moretz: heroína de género

 

Tim Burton intenta volver a aquel que fuera décadas atrás de una manera confusa, titubeante; de paso, le ofrece a Chloë Moretz uno de sus papeles más raros… y reivindicables. En esta adaptación de espíritu posmoderno –no en vano, firma el libreto el iconoclasta Seth Grahame-Smith, autor de Orgullo, prejuicio y zombis, entre otras novelas en la misma línea– de la mítica serie televisiva de Dan Curtis, Moretz es Carolyn Stoddard, una adolescente que, en palabras de su hermano, por las noches “se toca y gime como un gatito” (aunque tal aseveración acaba obteniendo implicaciones fantásticas, monstruosas). El personaje, y la manera de encarnarlo por parte de Moretz, está envuelto en un incómodo erotismo. Cabe destacar un baile cargado de sensualidad, un instante por razones evidentes sumamente perturbador que se encuentra entre lo mejor de esta fallida producción.

Compra Sombras tenebrosas

Carrie (2013), de Kimberly Peirce

Chloë Moretz: heroína de género

 

Mucho más respetuosa con la caligrafía de la novela de Stephen King que la desatada, psicodélica obra maestra de Brian DePalma, esta notable película de la directora de Boys Don’t Cry (1999) le dio la oportunidad a Moretz de enfrentar uno de los trabajos más complicados de su carrera. La actriz resuelve con altibajos la responsabilidad de dar vida a Carrie White, adolescente de rígida educación cristiana con poderes sobrenaturales. A ratos, se muestra brillante y enérgica; en otros momentos, su expresión atolondrada no ayuda. Con todo, vuelve a ser una muestra rotunda del talento de una de las grandes promesas de su generación. 

Compra Carrie

Si decido quedarme (2014), de R.J. Cutler

Chloë Moretz: heroína de género

 

A estas alturas, Chloë Moretz ya había encadenado varios batacazos en taquilla; sin embargo, y pese a todo, la actriz no solo mantiene en pie su prestigio –su talento tiene mucho que ver con ello–, sino que la industria se niega a perder la confianza en ella, tal como reafirman La quinta ola (2016) y la anunciada La sirenita (2017). No obstante, la adaptación del best seller adolescente de Gale Forman, teñida de una espiritualidad aún más maniquea que relamida, sella otro fracaso de audiencia más en la carrera de Chloë. Pero al encarnar a Mia, una chica en coma tras un accidente de coche que se pregunta, mientras su alma vaga de un lado al otro, si existe una razón de peso para seguir viviendo, deja constancia nuevamente de la convicción con la que asume cada nuevo trabajo. Nos alegra que siga en pie, imbatible por ahora. Se lo merece.

Compra Si decido quedarme

The Equalizer (El protector) (2014)

Chloë Moretz: heroína de género

 

Antoine Fuqua condensa acción hiperbólica de primera categoría y pulsiones culpables en uno de los thrillers más disfrutables (y psicoanalizables) de los últimos años. Inspirada libremente en la serie televisiva de los 80 El justiciero, su protagonista es Robert McCall ( Denzel Washington), antiguo agente de la CIA que vuelve a empuñar las armas con tal de salvarle el cuello a Teri ( Chloë Moretz), una prostituta vilmente maltratada por la mafia rusa. Moretz parece tener un imán para el detritus fílmico (en el mejor de los sentidos) que acaso acabe haciendo de ella, con los años, todo un icono del cine de género en las primeras décadas del siglo XXI. Tiempo al tiempo. 

Compra The Equalizer

Autor: Ignacio Pablo Rico Fecha de actualización: 19/01/2016

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “LUGARES DE ABANDONO”

De Luis Javier Martínez

Las construcciones puede que sean los mejores testigos de la historia, y su conservación lo que más ayude a mantener vivo...


Podcast de cine: BUTACA VIP