¿Cuál es la mejor película de Star Wars?

Éxitos y fracasos de la gran saga galáctica

El universo de Star Wars no deja de sorprendernos. Tras tres sagas estrenadas en la gran pantalla y diversos spin-off que han llegado a modo de serie y que aún están por llegar, La Guerra de las Galaxias está más de moda que nunca, aunque, como no puede ser de otra manera, cada uno tenemos nuestra película favorita. ¿Quieres saber cuál es nuestro ranking?

 

En Guía del Ocio ordenamos los films de la legendaria saga galáctica de peor a mejor.

10. Episodio IX. El ascenso de Skywalker (2019), de J.J. Abrams

¿Cuál es la mejor película de Star Wars?

 

Quizá sea porque esperábamos más de ella al ser el cierre de la última trilogía o porque esperábamos un final diferente. Lo cierto es que El ascenso de Skywalker nos dejó con un mal sabor de boca que consiguió empañar nuestro espíritu galáctico. Que el gran secreto del pasado de Rey fuera el que finalmente resultó ser (tras haberle dado tanto bombo en las dos cintas anteriores) se nos antoja de un Deux es machina que da hasta pereza. Los nuevos personajes definitivamente perdían fuerza en cuanto a los más icónicos (Leia y Luke). Además, no acabamos de entender ese extraño momento protagonizado por Leia/kylo y Rey (ya sabéis a cuál nos referimos). Por todo esto y mucho más, la última en llegar también es la última en nuestros corazones.

9. Episodio II: El ataque de los clones (2002), de George Lucas

¿Cuál es la mejor película de Star Wars?

 

El episodio II fue la dolorosa constatación de que George Lucas habría estado mejor nadando en su piscina de billetes y disfrutando de los lujos que la trilogía original y el merchandising le proporcionaban, que intentando expandir un universo que ya era perfecto tal y como estaba. Tras un Episodio I decepcionante, pero con sus virtudes, llegaría esta secuela de las precuelas en la que vemos cómo el futuro Darth Vader era en su juventud un insoportable adolescente en plena edad del pavo que intentaba protagonizar su propia versión intergaláctica de El guardaespaldas. Al menos, la cinta no escatimaba en persecuciones y escenas de acción, con la batalla de sables láser más multitudinaria de la saga y un duelo de eminentes vejestorios expertos en la Fuerza protagonizado por Christopher Lee y un Yoda que, por primera vez, peleaba en la gran pantalla.

8. Episodio I: La amenaza fantasma (1999), de George Lucas

¿Cuál es la mejor película de Star Wars?

 

Habían pasado más de 15 años desde que terminó la trilogía original de Star Wars hasta que se estrenó esta cinta sobre los orígenes del malvado Darth Vader. Lustros de hype que no hicieron ningún favor a una película a la que pesaba demasiado la losa de sus antecesoras y las expectativas de un público que esperaba revivir una experiencia irrepetible. Quizá por todo ello, reparó más en las pueriles y odiosas excentricidades de personajes insertados en la trama para vender muñecos que en la interesante relación de aprendiz-maestro entre un joven Obi Wan Kenobi ( Ewan McGregor) y Qui Gon Jin ( Liam Neeson); la prodigiosa secuencia de la carrera de vainas donde un joven Anakin ya demostraba carisma, irónico sentido del humor y habilidades como piloto, y un clímax final lleno de épica contra un villano plano, pero de presencia imponente. Mediocre película de Star Wars y, sin embargo, una más que una digna aventura familiar.

7. Episodio III: La venganza de los Sith (2005), de George Lucas

¿Cuál es la mejor película de Star Wars?

 

La franquicia cinematográfica más rentable de todos los tiempos había tocado fondo tras el Episodio II hasta el punto de que la culminación de la segunda trilogía acabó perdiendo parte de su status como acontecimiento global. Sin embargo, La venganza de los Sith, de la que muchos esperábamos más bien poco, consiguió convertirse en un puente más que decente entre sagas. Si bien Hayden Christensen se reafirmaba como nefasta elección de casting, y el supuesto villano principal, el robótico general Grievous, no dejaba de ser un final boss de segunda categoría, la película se dejaba de rodeos y tramas innecesarias para dar al fan lo que quería: épica, tragedia y un cierre que le invitara a ponerse los episodios IV, V y VI del tirón. Memorable el fratricida duelo a sable láser sobre la lava de Mustafar, donde se sumergiría Anakyn para que Lord Vader emergiera en todo su esplendor.

6. Episodio VII: El despertar de la Fuerza (2015), de J. J. Abrams

¿Cuál es la mejor película de Star Wars?

 

Se vendió como el acontecimiento de la nueva generación, y se compró como tal (más de 2.000 millones de dólares de taquilla mundial, la tercera cifra más alta de la historia), pero a muchos niveles, El despertar de la Fuerza nos dejó con la miel en los labios. La dirección de J. J. Abrams, impecable y de ritmo vertiginoso, insuflaba modernidad por momentos, pero en su mayoría se mostraba excesivamente deudora de una nostalgia que al final terminaba por convertir al film en una refrito de aquel episodio IV que inició la fiebre galáctica. Los héroes (antiguos y nuevos) conservaban el carisma intacto, pero al villano (el Kylo Ren del desaprovechadísimo Adam Driver) le faltaba un hervor. Ni aún asesinando a sangre fría a uno de los personajes más icónicos de la saga conseguía llegar a la suela de los zapatos del abuelo Vader.

5. Rogue One: Una historia de Star Wars (2016), de Gareth Edwards

¿Cuál es la mejor película de Star Wars?

 

Grata sorpresa la que nos llevamos los escépticos de la maniobra de Disney de explotar hasta la saciedad el universo Star Wars con nuevos episodios y spin offs cuando nos pusimos ante esta nota a pie de página de la saga original dirigida por Gareth Edwards. Rogue One conseguía lo que se pide de un film de sus carácteristicas: que cumpla sus deudas con la saga original sin perder, por ello, su capacidad para ofrecer algo fresco y con personalidad. Con un tono mucho más grave y muy medidas notas de humor, la cinta abrazaba el género bélico, eliminaba a los jedis de la ecuación y daba todo el protagonismo a la Alianza Rebelde que, bláster en mano, luchaba contra el imperio en inferioridad de posibilidades. Por supuesto que la breve aparición del mismísimo Darth Vader aumentaba considerablemente las prestaciones de esta cinta con un villano más que decente ( Ben Mendelsohn) y un clímax final que ya es uno de los más épicos de toda la franquicia.

4. Episodio VIII: Los últimos jedi (2017), de Rian Johnson

¿Cuál es la mejor película de Star Wars?

 

Instaurada la nueva generación de rebeldes y jedis que luchan contra las fuerzas del lado oscuro por el control de la galaxia, a Rian Johnson se le dio algo más de margen para explorar las posibilidades del universo Star Wars, y se nota. Los últimos jedi supera en casi todo al film inaugural de esta nueva trilogía. Aporta credibilidad a un villano (Kylo Ren) que evoluciona constantemente en su conflicto interior y recupera para la causa a Luke Skywalker, convertido en un anciano cansado y cascarrabias que recuerda a aquel Yoda de El imperio contraataca. Mientras tanto, insufla frescura a la saga y un renovado espíritu revolucionario en su argumento, que adorna con unos recursos visuales nunca vistos hasta entonces y explotados al máximo en un final que equilibra con acierto la emoción, la tristeza por los que se van y la épica de una batalla más digna del cierre de una saga que de un episodio central. Sin embargo, todo el viaje de Finn ( John Boyega) y Rose (Kelly Marie Tran), del que se notan los recortes en la sala de montaje, entorpece un film que cumple sobradamente en casi todo.

3. Episodio VI: El retorno del jedi (1983), de Richard Marquand

¿Cuál es la mejor película de Star Wars?

 

Cuando eres la tercera entrega de una trilogía cuyo segundo episodio es una película perfecta de principio a fin y uno de los mejores films que ha dado la ciencia ficción en toda su historia, lo único que se puede hacer es cumplir tu misión y cerrar el show con dignidad. Eso era lo que precisamente hacía El retorno del jedi, una cinta con muchísimas virtudes, pero que no pudo con todo el hype generado en torno a la saga galáctica. La evolución de los personajes encontraba aquí su punto culminante, con un héroe en plena madurez y todas las tramas pendientes cerradas de manera ejemplar. A pesar de un comienzo tenso y trepidante, casi de western, que avanza a ritmo frenético hasta un clímax final donde Darth Vader, ya icono atemporal, completa el destino que había sido profetizado, nunca podremos perdonarle a Lucas que infantilizara la épica casi shakespeariana de aquel momento con una banda de osos de peluche gigantes como inesperados héroes.

2. Episodio IV: Una nueva esperanza (1977), de George Lucas

¿Cuál es la mejor película de Star Wars?

 

El 7 de noviembre de 1977 llegaba a nuestro país una cinta que se convertiría en la de toda una generación, capaz de traspasar la pantalla para formar parte del imaginario colectivo desde entonces. George Lucas hacía un ejercicio de imaginación sin precedentes, y a través de esta arquetípica historia de lucha entre el bien y el mal con espíritu de culebrón, creó un universo fantástico, tan cercano para el público como lejano en la galaxia, que destilaba espíritu de aventura por los cuatro costados. Revolucionó para siempre los fundamentos del cine comercial con un nivel técnico a años luz de lo que se había visto hasta la fecha (se llevó 6 Oscars) y unos efectos especiales que, cuarenta años después, siguen vigentes. Además, presentaba a Darth Vader, el mayor villano de la historia del séptimo arte.

1. Episodio V: El imperio contraataca (1980), de Irvin Kershner

¿Cuál es la mejor película de Star Wars?

 

Prácticamente de manera unánime, El imperio contraataca es la mejor película de toda la saga Star Wars. Perfecta de principio a fin, conseguía expandir el universo creado por George Lucas en la primera entrega, terminaba de dar empaque a unos maravillosos personajes principales y como toda buena segunda parte dirigía con maestría sus destinos, con un último tercio prodigioso e impactactante (quizá, el primer gran spoiler del séptimo arte), hacia la culminación en su siguiente entrega. A la vez, funcionaba de manera independiente, enriquecía la mitología de la saga y andaba el camino del héroe mientras, en paralelo, daba forma a una de las historias de amor más inmortales del cine fantástico. La batalla de Hoth, el entrenamiento de Yoda, la congelación de Han, la revelación de los lazos familiares entre Luke y Vader… algunos de los momentos más memorables de Star Wars se encuentran en este film simplemente impecable que tiene que agradecer mucho a la labor del director Irvin Kershner y el guionista Lawrence Kasdan.

Autor: Juanjo Velasco | Miriam Hernández Fecha de actualización: 04/05/2022

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP