El País

El auge del thriller español

Intriga y suspense a la española

Se estrena Contratiempo, nuevo thriller de Oriol Paulo, y nosotros recordamos diez cintas de suspense recientes representativos del buen momento que vive el género en el cine español actual.

 

Después de El Cuerpo, Oriol Paulo vuelve a moverse en el territorio de la tensión y el suspense en Contratiempo, thriller desarrollado en espacios reducidos en el que pone a Mario Casas en la piel de un exitoso empresario metido en el lío más peliagudo de su vida. Acusado de asesinato, el hombre de negocios recurrirá a la mejor preparadora de testigos del país (Ana Wagener), que le ayudará a descubrir las lagunas de su versión y a construir una defensa que le impida entrar en prisión.

Aprovechando el estreno de este tenso y trepidante thriller, analizamos los últimos grandes exponentes de este género que nos ha dado el cine patrio.

 

El lobo (2004), de Miguel Courtois

El auge del thriller español

 

Años antes de que el thriller con ribetes noir se convirtiera en una tendencia industrial claro dentro del cine español, este largometraje de Miguel Courtois se aproximaba a la historia real de Mikel Lejarza ( Eduardo Noriega), un agente de los servicios secretos españoles que, entre 1973 y 1975, estuvo infiltrado entre las filas de ETA. Pronto, quienes lo habían protegido le darían la espalda, obligándolo a convertir su existencia en una huida hacia adelante.

Compra  El lobo

Celda 211 (2009), de Daniel Monzón

El auge del thriller español

 

Todo un fenómeno del género en el cine español contemporáneo, que supuso, en muchos sentidos, un paso adelante en la creación de una inclinación creciente al thriller. Sus ocho premios Goya tienen no poco que ver con ello. El director de las infravaloradas El corazón del guerrero (2000) y El robo más grande jamás contado (2002) rueda un filme enérgico y de fuertes resonancias políticas, donde Juan ( Alberto Amman), funcionario de prisiones, habrá de fingir ser un preso más ante el motín carcelario liderado por Malamadre ( Luis Tosar). Pero los prisioneros no son, ni mucho menos, el peligro más amenazante.

Compra Celda 211

Enterrado (2010), de Rodrigo Cortés

El auge del thriller español

 

Tras debutar con la reivindicable Concursante (2007), Rodrigo Cortés dirige una ambiciosa co-producción entre España, Francia y EE.UU. con un entregado Ryan Reynolds como absoluto protagonista. Rodada en ataúdes de tamaños diversos, Enterrado nos hace acompañar a Paul Conroy, un contratista civil en Iraq, encerrado por las fuerzas insurgentes. Únicamente contará con su teléfono y su mechero para intentar escapar. Sus comentarios sociopolíticos no solo no entorpecen el desarrollo de la acción, sino que enriquecen sus resultados.

Compra Buried (Enterrado)

No habrá paz para los malvados (2011), de Enrique Urbizu

El auge del thriller español

 

Enrique Urbizu, director de hitos del cine negro español como Todo por la pasta (1991) o La caja 507 (2002), firma el título más prestigioso y valorado de su carrera. Una película capaz de erigir -como hará años después La isla mínima (2014) en términos muy distintos- un imaginario, nutrido de personajes y espacios, reconociblemente español. Santos Trinidad ( José Coronado) es un policía corrupto y dado a la mala vida. Responsable, durante una noche de borrachera, de un triple crimen, el devenir de los acontecimientos terminará por cenfrentarlo a una conspiración capaz de amenazar la seguridad de sus conciudadanos.

Compra No habrá paz para los malvados

Invasor (2012), de Daniel Calparsoro

El auge del thriller español

 

Tras los pasos del Paul Greengrass de Green Zone: Distrito protegido (2010), Daniel Calparsoro adapta, con muchas licencias, la novela homónima de Javier Marías. Thriller bélico que se desarrolla durante la actual guerra de Iraq, Invasor relata las cuitas de Pablo ( Alberto Ammann), un médico militar cuyo convoy es atacado en pleno desierto. Refugiado en una casa abandonada, comenzará a descubrir una conspiración que pondrá en cuestión las verdaderas intenciones de las fuerzas internacionales en Iraq.

Compra Invasor

Grand Piano (2013), de Eugenio Mira

El auge del thriller español

 

Ficción aséptica aunque correcta, funcional, paradigma del filme de género español rodado con presupuestos internacionales. Un pianista ( Elijah Wood) se encuentra, justo al comenzar un concierto, con una nota que le asegura que si no consigue dar el mejor concierto de su trayectoria, su mujer y él serán asesinados. Esto es solo el comienzo de un thriller, en sus momentos más inspirados, asfixiante.

Compra Grand piano

Obra 67 (2013), de David Sainz

El auge del thriller español

 

El director de la webserie de culto Malviviendo, David Sainz, sorprendió a propios y extraños con un sugerente #littlesecretfilm que hacía gala de un talento notable para la planificación y la escritura de diálogos afilados. Una áspera comedia de tintes sociales que acaba mutando en un filme de robos y atracos para, finalmente, entrar en los dominios del home invasion y el torture porn, Obra 67 es uno de los trabajos más insólitos del cine español reciente. Juan "El Chispa" (Álvaro Pérez), tras los pasos de su padre, el venerado criminal Juan "El Candela" ( Antonio Dechent), urde junto a su amigo Cristo (Jacinto Bobo) el asalto a un chalet. Lo que encontrarán una vez estará dentro los obligará a afrontar formas de maldad imprevistas. 

Compra Obra 67

La isla mínima (2014), de Alberto Rodríguez

El auge del thriller español

 

Sin lugar a dudas, la más potente y redonda de las incursiones patrias contemporáneas en el cine negro es este filme de Alberto Rodríguez sobre esa España que se resiste a marchar mientras, supuestamente, unos nuevos tiempos, llenos de esperanza, han llegado. Magistral ejercicio de puesta en imágenes y fotografía, La isla mínima es una absorbente narración ubicada a principios de los 80 en un olvidado pueblo en las marismas del Guadalquivir. Allí, dos policías madrileños, Pedro ( Raúl Arévalo) y Juan ( Javier Gutiérrez)  investigarán la desaparición de dos adolescentes. La resolución del misterio los obligará a afrontar realidades difíciles de aceptar.

Compra La isla mínima

El niño (2014), de Daniel Monzón

El auge del thriller español

 

Tras el éxito popular y crítico cosechado por Celda 211 (2010), Daniel Monzón vuelve a la carga con una superproducción irregular pero estimable, que basándose en hechos reales cuenta cómo un joven, El Niño ( Jesús Castro), se inicia en el tráfico de hachís en el estrecho de Gibraltar. Pronto se convertirá en una figura de relevancia, capaz de poner en jaque tanto a los agentes de policía Jesús ( Luis Tosar) y Eva ( Bárbara Lennie) como a los narcos más duros de la zona. Destacan muy especialmente las persecuciones de lanchas y helicópteros, de una fisicidad y capacidad de inmersión a veces abrumadora.

Compra El niño

Reverso (2015), de Carlos Martín

El auge del thriller español

 

Aceptable debut de Carlos Martín en la dirección con medios exiguos, pero resuelta con solvencia. Álex ( Iván Hermes) y Marcos ( Raúl Mérida) son dos hermanos que compartieron una dura infancia entre orfanatos que decidieron afrontar abrazando peligrosos juegos. Muchos años después, cuando el primero goza de una vida al fin estable, el fantasmal Martín reaparece con tal de internarlo nuevamente en una serie de retos cada vez más arriesgados.

Autor: Ignacio Pablo Rico | Guía del Ocio Fecha de actualización: 03/01/2017
 


Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP