El País
Imprimir

Gante en Bélgica

Son muchos los atractivos que esta ciudad ofrece al visitante, como su arte, su luz o su variada agenda de actos

Situación: Bélgica.
Distancia: a 1.550 km de Madrid.
Cómo llegar: vuelo a Bruselas (Brussels Airlines, Air Europa, Ryanair e Iberia) y luego tren a Gante.
www.visitgent.be

Esta semana viajamos un poco más lejos de lo habitual pensando en un fin de semana especial, un puente o las próximas vacaciones de Navidad. El destino es la ciudad belga de Gante. Lo gracioso es que si nos remontamos a los siglos XVI y XVII podríamos decir que ésta es una escapada nacional, dado que los diferentes reyes de España fueron los titulares en aquella época del Condado de Flandes, del que Gante es uno de los territorios.

A medio camino entre Bruselas y Brujas, Gante dispone de tanto atractivo para el visitante, que merece la pena pernoctar varios días en la ciudad para disfrutar plenamente de sus muelles de las Hierbas (Graslei) y de los Granos (Korenlei) o del Campanario Municipal (Belfort), además de su cargada agenda de eventos para esta temporada. Destacan las fiestas de invierno de Gante, en las que todo el centro se convierte en una especie de reino helado, con pista de hielo y todo. También se puede disfrutar de un mercado navideño con puestos internacionales o la exposición del Design Museum, Lightopia, dedicada al alumbrado como arte. Ojo además a la forma en que el Castillo de los Condes de Flandes se convierte en una fortaleza encantada por la magia del invierno. Porque siempre hay algo que hacer en la ciudad; cuando no hay un festival, un concierto o una exposición aparecen pequeñas iniciativas que implican tanto a locales como a foráneos y que nos acercan a la rica oferta cultural.

Si del mundo de la cultura se trata no podemos dejar de lado el arte. Gante tiene el privilegio de acoger, desde hace más de 50 años, la Adoración del Cordero Místico, de los hermanos Van Eyck. Este retablo, del que podemos disfrutar dentro de la catedral de San Bavón, es una pieza única de los primitivos flamencos. Desde 2012 ha adquirido más interés turístico debido al proceso de restauración a gran escala que está experimentando y que se extenderá, previsiblemente, hasta 2019. Pero el motivo principal para hacer noche en Gante es su luz, ya que tras la puesta de sol una segunda mirada ilumina la ciudad. Si durante el día las estampas ya son preciosas, por la noche, y gracias a su alumbrado, son espectaculares. Su plan de iluminación fue premiado en 2004 con el galardón City-People-Light Award, un reconocimiento concedido con razón, ya que los juegos de luces y sombras en los edificios y canales del centro son dignos de ser disfrutados.

Festival de la Luz

Cada tres años París pierde por unos días su título de Ciudad de la Luz en favor de Gante, cuyo deslumbrante Festival de la Luz llena la ciudad de obras lumínicas de artistas internacionales, instalaciones, espectáculos y eventos basados en la luz. La próxima edición se celebra del 29 de enero al 1 de febrero de 2015. El mercado tradicional navideño o las deslumbrantes iluminaciones durante el Festival de la luz son solo dos de los múltiples encantos que Gante ofrece al visitante durante el invierno.

Referente gastronómico

Gante atrae a los grandes talentos culinarios de Flandes perfilándose como un lugar de referencia para foodies. En sus calles, junto a tres restaurantes con estrella Michelin (Jan Van den Bon, Horseele y Vrijmoed) proliferan brasseries, restaurantes, bares de sopas y sorprendentes combibars (bar-lavandería, bar-librería, bar-barbería...). Ideales para degustar platos típicos como el waterzooi (estofado tradicional) y la cerveza típica (gruut).

Autor: M. García Fecha de publicación: 14/11/2014



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs