El País
Imprimir

Jugar no es cosa de niños

El juego para adultos gana terreno como forma de ocio alternativa y barata

En el mundo de las videoconsolas, los ordenadores y los smartphones, resiste un creciente número de personas que reivindican el juego en la vida real. No se trata de dar la espalda a la tecnología, sino aprovecharse de ella para disfrutar de juegos al aire libre. 

Quién diga que jugar es cosa de niños es que aún no ha descubierto alguno de los juegos para adultos que arrasan en todo el planeta. No hablamos de repetitivas secuencias infantiles, ni violentos videojuegos de consola u ordenador, sino de una generación de actividades lúdicas que han surgido al amparo de las nuevas tecnologías.

01. Geocaching

¿Quieres ser un explorador del siglo XXI? Aunque ya no existen tierras desconocidas para el ser humano, aún es posible sentirse un Vasco da Gama o un Cristóbal Colón. Sólo tienes que coger tu GPS, un boli y echarte a la calle.

¿Cómo comenzó todo? El Departamento de Defensa de Estados Unidos lanzó a comienzos de siglo una red de 24 satélites que permiten la geolocalización a través de los GPS. Un ciudadano de Seattle (Estados Unidos) pensó que esta tecnología -además de todas las utilidades que conocemos- podría servir también para jugar. De este modo, ocultó un tesoro en un punto del planeta y anotó sus coordenadas en Internet para que todo aquel que quisiera acercarse a buscarlo lo intentara. A raíz de este primer ‘caché’, los jugadores fueron llenado de pequeños tesoros sus ciudades, convirtiéndose en el mayor juego global. En la actualidad, existen más de 2 millones de ‘cachés’, uno muy próximo a tu lugar. Para participar, sólo es necesario registrarse gratuitamente en la web www.geocaching.com

(En inglés. Activar la opción de subtítulos en español)

02. Bookcrossing

Seguro que tienes un libro acumulando polvo en algún lugar de tu casa. Sí, ése que no lees desde hace diez años y que, probablemente, no volverás a tocar. ¿Por qué no liberarlo y dejar que otras personas disfruten de él?

BookCrossing es un juego mundial que consiste en liberar libros en zonas públicas para que otros amantes de la lectura los recuperen. Se trata de una biblioteca mundial sin un espacio físico concreto pero accesible a todos. Gracias a la generosidad de los jugadores, se han liberado más de 10 millones de ejemplares en 132 países. ¿Qué hacer cuando te encuentras uno? Disfrutar de la lectura, registrarlo en la página web www.bookcrossing.com y, una vez concluido, colócalo de nuevo en un espacio público para que otros ‘bookcrossers’ lo encuentren. Además, puedes seguir el recorrido que hace un libro por todo el planeta a través de los registros de otras personas.

03. PhotoTag

Es posible que en alguna boda te hayan ofrecido una cámara de fotos desechable para que los invitados puedan captar los mejores momentos del banquete. Esas fotografías se cuelgan más tarde en Internet, dejando una subjetiva y alocada visión de la fiesta.

Bajo esta misma premisa, el equipo de PhotoTag propone un divertido juego. Dejan cámaras fotográficas desechables por la calle para que las encuentren los viandantes. El objetivo es que tomes alguna fotografía con ella y se la pases a quien quieras, conocido o no, para que realicen la misma tarea. Una vez concluido el carrete, se envía a PhotoTag (PhotoTag.com, en inglés; PhotoTag.org, en francés), quienes las cuelgan en la red. Esta práctica resulta muy interesante para valorar la calidad de las imágenes espontáneas y el trayecto que realiza la cámara.

04. Eurobilltracker / Where’s George?

¿Alguna vez has pensado los kilómetros que recorren los billetes de euro que han pasado por tu mano? Madrid, Atenas, Dublín, Varsovia, Lisboa, París… ¡Son los objetos más viajeros del mundo!

¡Ya puedes saberlo! Solo tienes que navegar por la web https://es.eurobilltracker.com/ y registrar el número de serie de los billetes que pasen por tus manos. De este modo, si ya han sido introducidos podrás comprobar de dónde vienen y, si aún no se ha incorporado a la base de datos, podrás seguirlo día a día a través de este sistema. Hay casi 200.000 rastreadores y más de 128 millones de billetes de euro a los que se les sigue la pista. ¿Será uno de ellos el que tienes en la cartera? Y si dispones de billetes de dólar, también puedes jugar a este divertido rastreo a través de su página web homóloga americana: http://www.wheresgeorge.com/

05. Postcrossing

Los amantes del Postcrossing son unos nostálgicos del correo postal. ¿Recuerdas la ilusión de recibir una carta de un familiar o amigo desde su lugar de vacaciones? Postcrossing mantiene viva esa llama.

El juego es muy sencillo. Por cada correo que envíes, recibirás, al menos, otro. ¿Cómo? Primero, te identificas en la página web de Postcrossing ( http://www.postcrossing.com/) donde te darán la dirección de otro usuario que disfrutará con tu postal. Una vez comunicada esta acción al equipo de Postcrossing, sólo tienes que estar atento/a a tu buzón, ya que recibirás otra procedente de pueblos, ciudades o países que, quizá, no conozcas. Y ¡no te preocupes!, la siguiente postal que envíes y recibas no procederá del mismo lugar. Este proyecto fue ideado por un ciudadano portugués que, gracias a su ingenio, ha logrado que más de 200.000 personas de 203 países se diviertan con el correo tradicional.

Autor: Rubén Gil Vázquez Fecha de publicación: 11/04/2014



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs