El País
Imprimir

La ruta de Carlos V, un paseo imperial

De Laredo al monasterio de Yuste

El emperador Carlos I de España y V de Alemania pasó su vida a caballo entre nuestro país y Flandes. En 1956 emprende su último viaje desde Bruselas hasta su retiro definitivo en el extremeño monasterio de Yuste, un viaje que se ha constituido en recorrido turístico y cultural: la ruta del Emperador Carlos V. Recorremos los municipios más destacados entre Laredo, donde desembarcó el rey, a la comarca de la Vera.
 

Nieto de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, los Reyes Católicos, y de Maximiliano I y María de Borgoña; hijo de Felipe “el hermoso” y Juana “la loca” y padre de Felipe II, la vida de Carlos V, el rey-emperador cuya vida se ha convertido en serie de televisión, no empezó como cabría esperar en alguien con un árbol genealógico tan “real”: se cuenta que vino al mundo en una letrina mientras en el palacio en que residían sus padres se celebraba una gran fiesta. Los acontecimientos inesperados en su vida no acabaron ahí. La temprana muerte de su padre y la incapacidad de su madre para reinar le convirtieron en heredero a la corona castellana con sólo 7 años, en rey de Castilla a los 16, de Aragón poco después y en emperador del Sacro Imperio Romano Germano a los 20.

En sus 40 años de reinado en nuestro país Carlos viajó con frecuencia a la península desde Gante, pero ningún viaje ha sido tan recordado y conmemorado como el último, el que hoy conocemos popularmente como la ruta de Carlos V.

Corría el año 1556 cuando el emperador decide abdicar en su hijo, Felipe II, dejar Bruselas e iniciar una travesía hasta España para retirarse en la localidad cacereña de Cuacos de Yuste, donde se estaba construyendo un palacio junto a su monasterio para disfrutar de una vida más espiritual. El 28 de septiembre desembarca en Laredo e inicia una ruta que le llevará atravesando Cantabria, la actual Castilla-León y Extremadura pernoctando en más de 30 municipios que aún recuerda el paso de la comitiva por sus calles. Laredo, Colindres, Limpias, Ampuero, Rasines, Ramales de la Victoria y Soba, en Cantabria; Lanestosa, en Vizcaya; Agüero, Medina de Pomar, Pesadas de Burgos, Hontomín, Burgos y Celada del Camino, en Burgos; Palenzuela, Torquemada y Dueñas, en Palencia; Cabezón de Pisuerga, Valladolid, Valdestillas, Medina del Campo, en Valladolid; Peñaranda de Bracamonte, Alaraz, Gallegos de Solmirón y Puente Angosto, en Salamanca; Barco de Ávila, en Ávila y Tornavacas, Jarandilla de la Vera y Cuacos de Yuste, en Cáceres son las paradas de esta ruta. Recorremos 17 de estas localidades y te descubrimos los puntos más bellos de cada una.

Autor: Laura Jiménez Fecha de publicación: 03/09/2015



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs