El País

La verdadera historia detrás de los clásicos Disney: madrastras, alcohol y traumas varios

La casa del ratón Mickey ha acompañado a millones de niños en su crecimiento y ha disparado su fantasía, pero también nos ha proporcionado algunos momentos tristes y traumáticos. Pensábamos que la muerte de la madre de Bambi no podría ser superada, pero lo que hay detrás de muchas de sus películas es todavía peor. Lo recordamos por el estreno en cines de El rey león.

 

Blancanieves y los siete enanitos (1937)

La verdadera historia detrás de los clásicos Disney: madrastras, alcohol y traumas varios

 

El primer largometraje de la compañía tomó como argumento un cuento de hadas de los hermanos Grimm, pero con varias versiones en la tradición popular europea. Sin embargo, distintos estudiosos han visto claro el origen histórico de la princesa Disney. Se trataría de Maria Sophia von Erthal (Lohr, 1729), hija de un príncipe alemán y con una vida jalonada por dos de los elementos más clásicos de Disney: la muerte temprana de la madre y una madrastra malísima que la maltrataba en detrimento de los hijos de su primer matrimonio. Su sufrimiento contrastaba con su bondad y buena fama entre los habitantes de Lohr, donde era conocida por ayudar y compadecerse de los niños que trabajaban en las cercanas, estrechas y peligrosas minas de Bieber, quienes serían los supuestos enanitos de la película. Maria Sophia (que además era parcialmente ciega a causa de una viruela) murió joven y aparentemente fue enterrada en un ataúd de cristal, algo no tan raro en la región debido a su característica industria del vidrio.

Pinocho (1940)

La verdadera historia detrás de los clásicos Disney: madrastras, alcohol y traumas varios

 

El segundo largometraje de la compañía se basaba en la novela Las aventuras de Pinocho (1882), del italiano Carlo Collodi. Como en la mayoría de las ocasiones, Disney dulcificó el mensaje y evitó escenas excesivamente crueles. De hecho, posiblemente Pinocho es una de las adaptaciones que más difiere de su fuente, un libro que se ha interpretado multitud de veces desde un punto de vista masónico debido a que Collodi pertenecía a esta fraternidad. En el texto italiano, Pinocho es un personaje amoral y tonto al que se le queman los pies, es ahorcado o que incluso aplasta y mata a Pepito Grillo con un martillo por atreverse a corregirle. Error tras error, acaba por ser devorado por una ballena, trasunto de la cámara de reflexiones masónica. En el interior recapacita sobre su vida y decide cambiar, pero cuando es expulsado por la ballena, se ahoga y muere. Finalmente, el Hada Azul le devuelve a la vida y le convierte en un niño de carne y hueso que evita las pasiones mundanas.

Dumbo (1941)

La verdadera historia detrás de los clásicos Disney: madrastras, alcohol y traumas varios

 

Jumbo, el elefante que dio origen a la historia, fue capturado en Abisinia en 1882, donde su madre fue abatida. Después de ser arrastrado durante tres años por el mundo, es canjeado por un rinoceronte del zoo de Londres. Allí, enfermo, le asignan un cuidador, Matthew Scott, quien llegó a dormir junto al paquidermo durante medio año. Una vez sanado, se convirtió en una celebridad en Londres, pero al cumplir los 20 años empezó a vivir una doble vida: por las mañanas jugaba con los niños y se prestaba a las fotografías, pero de noche enloquecía, era violento y destrozaba las instalaciones. El remedio de Scott fue emborracharle con whisky, lo cual, extrañamente, funcionó, pues le hacía estar ebrio y olvidarse de la causa de su furia: los pasteles que constituían su extraña dieta y le estaban destrozando la dentadura. Finalmente, Jumbo fue vendido a un empresario de circo norteamericano ante el temor de que continuase enloqueciendo y causase una desgracia. Pocos años después, en 1885, falleció atropellado por una locomotora. Los taxidermistas que lo disecaron encontraron en su estómago varias monedas que el paquidermo habría aspirado cuando pagaban a su cuidador para poder subirse a su grupa.

Saludos Amigos (1942) y Los tres caballeros (1944)

La verdadera historia detrás de los clásicos Disney: madrastras, alcohol y traumas varios

 

Las dos últimas películas de Disney estrenadas durante la Segunda Guerra Mundial forman parte de la propaganda de guerra estadounidense. El gobierno de Roosevelt habría pedido a la compañía de dibujos que difundiese en América Latina los modos de vida y valores norteamericanos, a la vez que fomentaba la Política de buena vecindad para evitar fundamentalmente que los gobiernos latinoamericanos (muchos gobernados por dictadores) se decantasen en la contienda por las Potencias del Eje. De este modo, el gobierno de los EE.UU. financió los dos largometrajes de la compañía del ratón, entonces con problemas económicos al expandirse por Europa poco antes de la guerra. Saludos Amigos y Los tres caballeros mezclan la animación con la acción real y en ellos podemos ver al Pato Donald y otros personajes populares de Disney recorrer el continente desde la Pampa a México a ritmo de rancheras o sambas.

La cenicienta (1950)

La verdadera historia detrás de los clásicos Disney: madrastras, alcohol y traumas varios

 

La historia de la Cenicienta tiene variantes muy antiguas en Egipto y en China, aunque posiblemente las versiones más conocidas sean la de los hermanos Grimm y la del francés Charles Perrault. En el cuento de los Grimm, una vez más, la crueldad rebosa las páginas. Por ejemplo, en él podemos leer cómo las hermanastras llegan a cortarse el talón y dedos de los pies para que les entrase el zapato, en este caso de oro. Por su parte, Perrault es el primero en mencionar el famoso zapato de cristal, en el siglo XVII. Algunos estudiosos (entre ellos los escritores Balzac o Gianni Rodari) han querido ver en el zapato de cristal de Perrault un bonito y creativo error: según ellos Perrault haría referencia en el texto francés a vair, un tipo de piel vuelta de ardilla, muy usada en la Edad Media por la nobleza y realeza, pero escribió verre (vidrio) porque ambas palabras suenan igual en francés y no sabría cómo se escribirían. Según otras explicaciones, habría sido un error del escribano, pues era bien conocida la mala caligrafía de Perrault, que siempre encargaba a terceros que copiaron sus cuentos con buena letra.

Robin Hood (1973)

La verdadera historia detrás de los clásicos Disney: madrastras, alcohol y traumas varios

 

Detrás de la leyenda inglesa de Robin Hood, hay una historia menos romántica. Han sido varios los intentos de relacionar al bandido justiciero de los bosques de Sherwood con un personaje concreto y numerosos historiadores han propuesto su antecedente. Y sin embargo, parece en todo caso que Robin Hood era un apodo típico de distintos proscritos de toda calaña en varios lugares de Inglaterra a lo largo de la Edad Media. El personaje bonachón y su grupo de compañeros proscritos, los merry men, empezaron a ser conocidos gracias a la literatura oral, alcanzando tal popularidad que desde entonces han simbolizado la resistencia justa a la autoridad. Sin embargo, en la mayoría de textos medievales el terror campea a sus anchas y en muchos de ellos coincide la muerte violenta del héroe: Robin Hood se sometería a una sangría curativa por parte de la Priora de Kirklees, quien le desangra y alienta a su amante a apuñalar al héroe aprovechando su debilidad.

Lo mejor de Winnie The Pooh (1977)

La verdadera historia detrás de los clásicos Disney: madrastras, alcohol y traumas varios

 

Como es bien es sabido, las aventuras del oso goloso del Bosque de los Cien Acres y sus compañeros se basan en las cuatro novelas infantiles del escritor británico A. A. Milne. Lo que es menos conocido es que toda la familia Milne acabó por odiar su creación más famosa. Milne siempre deseó la inmortalidad literaria, pero el éxito de sus libros infantiles hizo que sus colaboraciones y escritos adultos no fueran tomados en serio. Por otro lado, su único hijo, trasunto del protagonista de las historias, Christopher Robin, fue criado como una niña por sus padres, con vestidos y pelo largo. Muy apegado a su niñera, sus juguetes de peluche fueron la inspiración para los personajes de Tigger, Piglet, el burro Ígor o Winnie. Christopher Robin Milne nunca perdonó a su padre los años de burlas de sus compañeros de internado y el que fuese empleado como fuente de inspiración y protagonista de sus libros más famosos cuando se consideraba desatendido y explotado: por ejemplo, se le obligaba a contestar un gran número de cartas de admiradores y a actuar ante cientos de invitados interpretando a un personaje que no se correspondía con su verdadera personalidad.

La sirenita (1989)

La verdadera historia detrás de los clásicos Disney: madrastras, alcohol y traumas varios

 

Una vez más, la historia que inspira el clásico de Disney tuvo que ser dulcificada para todos los públicos. En este caso además se cambió el final para que la protagonista acabara feliz y comiendo perdices con su amado príncipe. En el cuento de hadas de Hans Christian Andersen, la joven sirena rescata a un príncipe y se enamora de él. Para conseguir conquistarle, se deja arrancar la lengua por una bruja a cambio de unas piernas. En la historia del escritor danés si la sirenita no consigue casarse con el príncipe, morirá. Finalmente, aunque tiene un romance con el príncipe, este acaba por casarse con otra princesa. La sirena tiene una nueva oportunidad de salvar la vida si mata al príncipe con un cuchillo mágico la noche de bodas, pero una vez en el camarote del barco es incapaz de hacerlo porque sigue enamorada. Trata de suicidarse, pero es rescatada por las hadas del viento y con ellas tendrá que hacer buenas acciones durante tres siglos para conseguir un alma inmortal.

La bella y la bestia (1991)

La verdadera historia detrás de los clásicos Disney: madrastras, alcohol y traumas varios

 

El cuento de La bella y la bestia (1740), de la francesa Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve, está inspirado en la historia del conocido como hombre lobo canario. Pedro González nació en Tenerife en 1537 con hipertricosis, una enfermedad rara que se caracteriza por un exceso de vello, de cerca de 10 cm de largo y que cubre todo el cuerpo a excepción de las palmas de las manos y los pies. Fue tal el impacto entre sus padres que fue abandonado y criado por unos monjes. Con diez años fue capturado por unos corsarios y regalado al rey de Francia Enrique II, quien le introdujo en su corte (que contaba con varios enanos, locos y aborígenes exóticos), le ilustró en humanidades y latín y le concertó un matrimonio con una cortesana bella y culta, Catalina. Ambos tuvieron siete hijos, la mayoría de los cuales sufrieron la misma enfermedad y, al igual que su padre, fueron numerosas veces retratados. Los niños desfilaron por distintas cortes europeas y fueron regalados a algunos nobles. Tradicionalmente la historia de Villeneuve ha sido interpretada como una crítica a los matrimonios concertados.

El rey león (1994)

La verdadera historia detrás de los clásicos Disney: madrastras, alcohol y traumas varios

 

La película protagonizada por Simba es una de las más adultas de Disney, en parte por emplear en su trama muchos elementos dramáticos del Hamlet de Shakespeare. Sin embargo, se presentó como el primer largometraje de la factoría del ratón que no se basaba directamente en un libro, cuento o historia tradicional… pero desde su estreno a la película de Disney le han perseguido los rumores de un supuesto plagio por su parecido con una serie de animación japonesa de los años 60, Kimba y el león blanco, que se emitió en los EE.UU. En el anime japonés, aparte del parecido en el nombre del protagonista felino, aparecía un mono sabio sospechosamente parecido a Rafiki, un par de hienas malignas o un león con una cicatriz que había ocupado violentamente el lugar del padre del protagonista como rey de la sabana. Dejando a un lado los parecidos visuales, los animadores de Disney y algunos directivos siempre negaron la influencia consciente de la serie nipona.

Autor: Aitor Aguado Fecha de actualización: 16/07/2019
 




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP