El País
Imprimir

Las 10 películas más terroríficas del siglo XXI

El terror desatado y en estado puro

Con la llegada del nuevo siglo, el cine de terror ha experimentado una segunda juventud a través de nuevas y revolucionarias propuestas tanto a nivel visual como narrativo, que en España encontró en Paco Plaza y Jaume Balagueró a los adalides de esta nueva ola gracias la exitosa saga Rec. Precisamente el primero vuelve a la cartelera con Verónica, cinta de posesiones demoníacas basada en un escalofriante caso real (Santo Grial de los amantes de lo paranormal en nuestro país) en la que una joven amante del ocultismo se convierte en presa de las fuerzas malignas tras una ouija que salió mal. 

 

Con motivo de este escalofriante estreno recapitulamos en la galería sobre estas líneas los títulos más escalofriantes de lo que va de siglo.

Kairo (2001), de Kiyoshi Kurosawa.

Las 10 películas más terroríficas del siglo XXI

 

A diferencia de Zygmunt BaumanKiyoshi Kurosawa cree que la modernidad es más gaseosa que líquida, definida por afectos volátiles siempre al borde de esfumarse, dejando apenas un leve recuerdo. El cineasta de Kôbe parece afincarse en el J-Horror de moda por aquellos años al plantear la historia de un fantasma que se manifiesta a través de internet, pero el conjunto acaba desembocando en una triste fábula existencial de resonancias filosóficas.

Compra  Pulse (Kairo)

Insidious (2010), de James Wan.

Las 10 películas más terroríficas del siglo XXI

 

James Wan nos dio una lección magistral de terror posmoderno en este lánguido melodrama sobre la crisis de la paternidad. El filme está protagonizado por una familia con problemas, cuyos demonios personales afloran como fantasmagorías ansiosas por cebarse con ellos. Wan y  Leigh Whannell, su colaborador habitual, renuevan con ánimo perturbador —pero también juguetón, como nos recuerda el desenlace— toda una tradición de películas de fantasmas que va del Suspense (1961) de Jack Clayton hasta el Poltergeist (1982) de Tobe Hopper.

Compra  Insidious

Alta tensión (2003), de Alexandre Aja.

Las 10 películas más terroríficas del siglo XXI

 

Alexandre Aja (director de  Horns), uno de los nombres esenciales del llamado Splat Pack, sorprendió a propios y extraños con un filme capaz de grabar a fuego en las retinas del espectador estampas contundentes de crudísima violencia. Un slasher que pasa por la guillotina a la familia tradicional para transmutarse, durante los últimos compases, en una pieza de horror psicológico en torno a nuestras pulsiones más oscuras.

Compra  Alta tensión

Lovely Molly (2011), de Eduardo Sánchez.

Las 10 películas más terroríficas del siglo XXI

 

Lovely Molly es, tal vez, la muestra más notable de las dotes cinematográficas de Eduardo Sánchez, otrora co-director de El proyecto de la bruja de Blair (1999). El largometraje mezcla armónicamente la retórica del terror psicológico, el found footage  y el determinismo de cierto cine social con resultados tan estimulantes como estremecedores. Los sustos quedan de lado en los ires y venires de la atribulada Molly Reynols, cuyo proceso de degradación mental pone los pelos como escarpias.

Compra  Lovely Molly

A Horrible way to Die (2010), de Adam Wingard.

Las 10 películas más terroríficas del siglo XXI

 

En A Horrible Way to Die, primera colaboración entre el realizador  Adam Wingard y el guionista Simon Barrett,  Sarah (Amy Seimetz) y su novio Garrick (AJ Bowen) mantienen una relación de pareja envidiable. Sin embargo, ella un día descubre que su novio lleva una vida secreta a sus espaldas: por las noches, sale a asesinar y a descuartizar mujeres. Una historia de amor conmovedora y brutal acerca de la autodestrucción y la desintegración de los lazos sentimentales.

Compra  A Horryble way to die

The lords of Salem (2012), de Rob Zombie.

Las 10 películas más terroríficas del siglo XXI

 

El último trabajo de Rob Zombie hasta la fecha es un cordón umbilical que conecta con sus propios orígenes creativos, una experiencia que se pregunta por la esencia de lo que no es aterroriza. Pero es, sobre todo, una reivindicación del Mal en su esencia más pura, entendido como oleada de rebeldía destructora que arremete con virulencia contra una realidad mediocre, donde todos nos hemos convertido en eslogan de algo.

Compra  Lords of Salem

Martyrs (2008), de Pascar Laugier.

Las 10 películas más terroríficas del siglo XXI

 

Pascal Laugier es uno de los fundamentales de la ola de terror francófono de los 2000. A partir de las reflexiones de Michel Foucault sobre el discurso y el poder, el director construye una obra maestra que lleva al torture porn a sus límites teóricos y estéticos. Una joven que, años atrás, fue raptada y torturada por miembros de una secta que intenta arrastrar a sus víctimas por la senda del martirologio, vuelve a caer en sus manos tras intentar acabar con ellos.

Compra  Martyrs

Home Movie (2008), de Christopher Denham.

Las 10 películas más terroríficas del siglo XXI

 

El actor Christopher Denham es el autor de una de las películas de metraje encontrado más estimulantes y, a su vez, inquietantes de la historia. Un matrimonio graba días y tardes de juegos con sus hijos desde que son bebés. Sin embargo, a medida que crecen, los mellizos se rebelarán contra el relato hilado por sus progenitores y demostrarán el carácter necesariamente indomesticable de las imágenes, experimentando con su entorno con una crueldad creciente.

Compra  Home movie

The Collector (2009), de Marcus Dunstan.

Las 10 películas más terroríficas del siglo XXI

 

El responsable de escribir las cuatro últimas entregas de la saga  Saw debutó como realizador con un cuento moral que fusiona el cine negro con el torture porn, resultando de ello un filme plenamente contemporáneo, tanto por su falta de pureza genérica como por su riqueza en lecturas de carácter sociopolítico.

Compra  The collector

Sinister (2012), de Scott Derrickson.

Las 10 películas más terroríficas del siglo XXI

 

El realizador Scott Derrickson, tras incursiones varias en el trash y en productos derivativos, sorprendió, para bien o para mal, con una relectura cristiana y de guerrilla del cine de posesiones diabólicas con El exorcismo de Emily Rose (2005). Su película más conseguida hasta la fecha es, sin embargo, Sinister. Ellison Oswalt ( Ethan Hawke) es un escritor especializado en crímenes que comete la temeridad de mudarse, con su familia, a la casa donde se produjeron una serie de horribles asesinatos. El resultado es una venenosa fábula en torno al poder de las imágenes para pervertir los tejidos de nuestra realidad, ya en manos de generaciones de "creadores domésticos" de audiovisual: los niños de hoy, auténticos sujetos del horror del filme. 

Compra Sinister

Autor: Ignacio Pablo Rico | Guía del Ocio Fecha de actualización: 22/08/2017
 




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs