Las mejores adaptaciones de Stephen King

Películas que provocaron mucho más que terror

Si hacemos números, Stephen King, escritor prolífico donde los haya, es uno de los autores con más obras adaptadas al formato audiovisual. Con el rey del best seller como reclamo, muchas películas y series han intentado atraer al público con historias en las que el terror ocupa un lugar de excepción, pero donde también hay sitio para el drama o la ciencia ficción. Repasamos en esta galería las mejores adaptaciones que ha dado la obra del genio del terror.

 

El resplandor (1980), de Stanley Kubrick

Las mejores adaptaciones de Stephen King

 

Aunque el propio Stephen King llegó a decir que la película de Stanley Kubrick era "un sofisticado coche sin nada bajo el capó", resulta innegable la virtuosidad visual y artística con la que el genio neoyorkino conseguía poner los pelos de punta a través de perturbadoras imágenes que perduran en la memoria (a pesar de nuestro esfuerzo por evitarlo) y una atmósfera claustrofóbica e insana, mientras satirizaba la mediocridad de la clase media americana. Su principal exponente era Jack Torrance ( Jack Nicholson), un escritor en busca del éxito que se convierte en un maníaco homicida tras pasar junto a su familia un tiempo en un hotel aislado durante el invierno donde ocurren sucesos paranormales.

Carrie (1976), de Brian De Palma

Las mejores adaptaciones de Stephen King

 

Uno de los grandes libros de Stephen King se convirtió a su vez en un clásico del cine de terror de la mano de un virtuoso del séptimo arte como Brian De Palma, que reflejaba en un crudo drama adolescente el calvario de la hija de una fanática religiosa que se ha convertido en el principal objetivo de bullying de sus compañeras de instituto. Sissy Spacek estaba soberbia como esta joven cuya vida es una auténtica pesadilla, marcada por el dolor del primer amor, la sensación de ser un bicho raro y los cambios drásticos que experimenta su cuerpo, y que terminan en un particular día de furia donde la tensión creciente durante todo el metraje explota en un festival gore provocado por los poderes psicoquineticos de la muchacha, reflejo a su vez de la desesperación de aquellos acosados que expresan su miseria a través de violencia más irracional.

Cadena perpetua (1994), de Frank Darabont

Las mejores adaptaciones de Stephen King

 

Tenía más de una reserva Stephen King sobre el guion que Frank Darabont había preparado para llevar a la gran pantalla un relato corto que había escrito en 1980. "No funcionará, hay demasiados diálogos", decía. Y no se equivocaba, pero con el pulso firme de Darabont (que debutaba como director) y las fantásticas interpretaciones de un reparto liderado por unos inmensos Tim Robbins y Morgan Freeman, Cadena perpetua se convertiría en uno de esos filmes bigger than life en los que, desde el patio de una cárcel, se reflexionaba sobre la amistad, la libertad, el amor y la lucha por vivir con dignidad. Una cinta que emociona huyendo de la lágrima fácil y cuyo final es uno de los más hermosos que se recuerdan.

Cuenta conmigo (1986), de Rob Reiner

Las mejores adaptaciones de Stephen King

 

Rob Reiner se encargó de dirigir la primera adaptación a la gran pantalla de una novela de Stephen King que no era de terror. De hecho, Cuenta conmigo sigue siendo la película favorita del escritor de todas las que se han basado en su obra. Que sea un encantador y nostálgico drama sobre cuatro chavales que se adentran en el bosque para encontrar un cadáver, en un viaje que les llevará a despedirse para siempre de su infancia al son de una emblemática banda sonora seguro que tiene buena culpa de ello. Impagable casting con Will Wheaton, River Phoenix, Jerry O´Connell y Corey Feldman, el Dream Team de los actores adolescentes de la época, que escenificaban un inquebrantable vínculo de amistad.

La zona muerta (1983), de David Cronnenberg

Las mejores adaptaciones de Stephen King

 

Unir el material de Stephen King al talento de David Cronenberg que, por aquel entonces, regalaba un clásico del terror cada dos años, era sin duda una apuesta segura. Sin embargo, se convirtió en una de las cintas más infravaloradas del director canadiense. El tiempo ha sabido poner en su lugar a un film que ha envejecido como el buen vino, que mantiene la fuerza, la tensión y la intriga bajo una atmósfera casi fúnebre. Uno de los mejores Christopher Walken de siempre interpreta a un profesor que, tras sobrevivir a un accidente de tráfico y permanecer 5 años en coma, despierta con poderes psíquicos, que ayudarán a resolver una serie de asesinatos y a plantearse el dilema de si para salvar el mundo es lícito acabar con alguien que todavía no ha hecho nada, pero lo hará en el futuro.

Los chicos del maiz (1984), de Fritz Kiersch

Las mejores adaptaciones de Stephen King

 

El mismo año, 1984, Linda Hamilton se las tuvo que ver con el Terminator de Arnold Schwarzenegger y con esta secta de niños adoradores de una misteriosa deidad de los campos de maíz. Habría que preguntarle cuál de los dos le dio más miedo, ya que en esta adaptación de un relato corto de Stephen King tenía que sobrevivir en un pueblo de Nebraska en el que los adultos no son muy bien recibidos, hasta el punto de que cumplir los 18 es ya de por sí una condena a muerte. Todo un clásico del terror de serie B de los 80, que exploraba el tema estrella de la bibliografía de King (el fanatismo religioso) y conseguía que viéramos los maizales de una manera diferente. Sin embargo, a día de hoy tanto ésta, como sus infames secuelas, han sido presa de lo que sus protagonistas tanto odiaban: el paso de los años.

It (1990), de Tommy Lee Wallace

Las mejores adaptaciones de Stephen King

 

Aunque algunos ya no lo recordemos, el trauma infantil que el payaso Pennywise provocó en toda una generación no se fraguó desde la gran pantalla, sino desde la caja tonta a través de una miniserie de dos episodios (3 horas y cuarto en total) que contaba el enfrentamiento de un grupo de niños de un pequeño pueblo de Maine contra un payaso maléfico (memorable Tim Curry) que había disparado sensiblemente la tasa de mortalidad de la localidad. Ya como adultos, los amigos de la infancia se reunirían de nuevo para devolver de una vez por todas a la criatura al circo infernal del que procedía. El diseño del personaje desató más de un caso de coulrofobia a pesar de tratarse de una producción que olía a telefilm por los cuatro costados. La nueva versión de It, dirigida por Andrés Muschietti, promete renovar el pánico a las narices rojas.

Misery (1990), de Rob Reiner

Las mejores adaptaciones de Stephen King

 

A pesar de interpretar un papel que no encaja con el prototipo de los que consiguen premios, Kathy Bates se llevó un merecido Oscar interpretando a la inquietante Annie Wilkes, verdadero retrato de las obsesiones enfermizas, que rescata y retiene al escritor de sus novelas románticas favoritas, cuya integridad física será amenazada hasta que no resucite a su personaje estrella en una historia que sea del agrado de su captora. De la mano de Bates, que consigue equilibrar lo entrañable y el puro terror con un negro sentido del humor y unos silencios que hielan la sangre, y de un esforzado James Caan, la cinta de Rob Reiner (que reincidía en el universo Stephen King) conseguía evitar su destino como telefilm de sobremesa.

La milla verde (1999), de Frank Darabont

Las mejores adaptaciones de Stephen King

 

A día de hoy, la segunda incursión de Frank Darabont en el universo de Stephen King sigue siendo una de las películas que más han recaudado en taquilla de las que han surgido de la pluma del maestro del terror. Sin embargo, Darabont no consiguió llegar a la excelencia de su primera cinta, Cadena perpetua, a pesar de conseguir un sólido y emocionante drama carcelario donde Tom Hanks y Michael Clarke Duncan destacaban por encima de la media. Sus tres horas de duración lastraban seriamente esta historia ambientada en un corredor de la muerte durante la Gran Depresión, protagonizada por un guardia de prisiones y su nuevo recluso, un gigante negro acusado de matar y violar a dos niñas, pero cuya mentalidad infantil e ingenua y su don sobrenatural hacían al carcelero replantearse todas sus creencias.

La niebla (2007), de Frank Darabont

Las mejores adaptaciones de Stephen King

 

Tercera y última de la trilogía de Frank Darabont sobre la obra de Stephen King, que se despidió por todo lo alto en un film con espíritu de serie B que, sin embargo, profundiza en el lado más oscuro de la naturaleza humana y el integrismo religioso (tema recurrente en las creaciones del novelista). Darabont dirige con pulso firme una cinta de auténtico terror en la que las rencillas de una pequeña población americana emergen cuando varios de sus vecinos se ven encerrados en el supermercado. Al otro lado del cristal, una espesa niebla poblada por extrañas criaturas que devoran a todo aquel que se adentra en ella. Mientras la tensión va en aumento, el realizador se esfuerza (a veces, de manera poco sutil) en hacer ver que los verdaderos monstruos no los que vuelan o tienen tentáculos. Sólido Thomas Jane con un protagonista al que el guion no hace concesiones, sobre todo en el glorioso clímax final, que cambió respecto al del material original e hizo que Stephen King hubiera deseado que se le ocurriera a él.

Autor: Juanjo Velasco Fecha de actualización: 20/10/2020

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota






Podcast de cine: BUTACA VIP