Las mejores persecuciones de coches del cine

Rápidos y furiosos

Desde aquellas persecuciones vertiginosas protagonizadas por Steve McQueen, Michael Caine y sus flamantes coches clásicos, hasta los saltos imposibles de la saga Fast and Furious, el cine de acción ha convertido todo tipo de pistas y calles en circuitos improvisados para algunas de las secuencias con más adrenalina por segundo del séptimo arte. En Persecución al límite es la red alemana de carreteras el escenario de una carrera a muerte entre un joven delincuente ( Nicholas Hoult), que se ha hecho con una preciada carga para pagar el tratamiento médico del amor de su vida ( Felicity Jones), y los mafiosos (liderados por el mismísimo Anthony Hopkins) a los que ha robado, para nada dispuestos a pasar esta afrenta por alto.

 

En la galería sobre estas líneas, repasamos algunas de las persecuciones de coches del cine más espectaculares de todos los tiempos.

Bullit (Peter Yates, 1968)

Las mejores persecuciones de coches del cine

 

Steve McQueen persigue por las cuestas de San Francisco en un Ford Mustang Fastback GT 390 a un Dodge Chargeren con sus sonidos originales en este estupendo policiaco repleto de emocionantes y excelentemente rodadas secuencias de persecuciones. Una de las películas icónicas de un mito interpretativo.

The Italian Job (Peter Collinson, 1969)

Las mejores persecuciones de coches del cine

 

La clásica y espectacular persecución de los minis que después reproduciría, precisamente, F. Gary Gray en el estimable remake de 2003 es una de las mejores y más largas de la historia del cine, sin duda el mayor atractivo de esta agradable comedia de acción británica.

El diablo sobre ruedas (Steven Spielberg, 1971)

Las mejores persecuciones de coches del cine

 

Salvo algunas secuencias de transición que remarcan el subtexto del film (la pérdida de masculinidad de su protagonista), el (tele) film que primeramente dio buena cuenta del talento de Spielberg es una persecución entera en sí mismo, y un adelanto de las virtudes técnicas de uno de los cineastas más importantes de la historia.

The French Connection, contra el imperio de la droga (William Friedkin, 1971)

Las mejores persecuciones de coches del cine

 

Gene Hackman persigue en su coche a un tren que transporta a un sicario en esta antológica secuencia de acción, un ejemplo de planificación, montaje y talento narrativo a cargo de un pletórico William Friedkin. El policiaco setentero por antonomasia es este: crudo, sucio, violento y nihilista.

Mad Max 2. El guerrero de la carretera (George Miller, 1981)

Las mejores persecuciones de coches del cine

 

George Miller, con más dinero para gastar, amplió la propuesta de la modesta primera entrega a base de espectáculo y talento, con una premisa post apocalíptica más sencilla que el mecanismo de un botijo. La segunda entrega es la más divertida y con más acción de la saga gracias a persecuciones como la que abre el film.

Terminator 2: El juicio final (James Cameron, 1991)

Las mejores persecuciones de coches del cine

 

En su monumental secuela de su mejor película James Cameron dobló la apuesta en efectos especiales y set pieces de acción, todavía hoy un ejemplo de técnica e historia del cine de acción contemporáneo. Esta persecución en Los Angeles se ha convertido en una secuencia histórica y representativa de una de los acontecimientos cinematográficos más importantes de los noventa.

La Roca (Michael Bay, 1996)

Las mejores persecuciones de coches del cine

 

En una de sus mejores películas, Michael Bay destroza San Francisco en una trepidante persecución que suma ferraris, robos de motos, tranvías explotando, decenas de coches de policía, empinadas cuestas abajo y a Nicolas Cage en la ecuación, después de que el viejo zorro de Sean Connery se escapara del hotel donde le tienen recluido dejando al director del FBI colgado del balcón y a un peluquero, evidentemente homosexual, sollozando en el ascensor.

Ronin (John Frankenheimer, 1998)

Las mejores persecuciones de coches del cine

 

Uno de los mayores expertos en esto de las persecuciones fue el maestro John Frankenheimer, que con un irregular guion de David Mamet orquesta un trepidante espectáculo de acción con un buen puñado de secuencias extraordinarias, entre las que se lleva la palma esta persecución por las calles de París.

60 segundos (Dominic Sena, 2000)

Las mejores persecuciones de coches del cine

 

Nicolas Cage tiene un trauma con el último coche que ha de robar en este placer culpable de argumento tan imposible como absurdo (finalmente ha de enfrentarse al villano habiendo robado los coches que le pide). Pero la dirección de Dominic Sena es tan esteticista como potente y las escenas de acción, como esta hiperbólica persecución que funciona a modo de clímax del film, una pasada. Un Bruckheimer de principios de siglo XX, para lo bueno y lo malo.

Dos policías rebeldes 2 (Michael Bay, 2003)

Las mejores persecuciones de coches del cine

 

Michael Bay descubrió lo que puede dar de sí una autopista- a partir de ahí será una constante en su filmografía- e introdujo la importantísima novedad de los obstáculos: en esta ocasión, Smith y Lawrence no sólo han de perseguir/huir a/de los malos sino esquivar los coches que van cayendo de un camión que los transporta. Lo mismo ocurre en otra persecución urbana en otro momento de la película, pero esta vez…con cadáveres. Tan espectacular como hilarante.

Matrix Reloaded (Hermanas Wachowski, 2003)

Las mejores persecuciones de coches del cine

 

Las Wachowski (en aquel entonces los) doblan la apuesta del original en estética, presupuesto, set pieces de acción y pretensiones filosóficas, quedando lejos de la sorpresa que supuso el film original pero presentando secuencias de acción tan brutales como esta persecución, a pesar de las caras de palo del personal.

El mito de Bourne (Paul Greengrass, 2004)

Las mejores persecuciones de coches del cine

 

En la segunda y mejor entrega de la saga, Paul Greengrass revolucionó el cine de acción moderno dándole una pátina de hiperrealismo a las peleas y persecuciones, y para muestra tenemos esta excelente set piece con el amnésico ex agente de la CIA intentando huir de Karl Urban, su reverso oscuro.

Death Proof (Quentin Tarantino, 2007)

Las mejores persecuciones de coches del cine

 

En la mejor mitad de ese proyecto a caballo entre lo fallido y lo incomprendido que fue Grindhouse (en España dividido en dos y con metrajes alargados hasta lo cansino), Quentin Tarantino orquesta un slasher con asesino en serie cuya arma es su propio coche, por lo que persecuciones como esta del clímax final, en el que el cazador es cazado por un grupo de expertas, resultan imprescindibles.

Drive (Nicolas Winding Refn, 2011)

Las mejores persecuciones de coches del cine

 

Unas gotas de thriller de los setenta, otro toque de actioner underground 80s y la arrolladora personalidad de Nicolas Winding Refn para formar una película tan insólita como hipnótica, una suma perfecta de thriller mainstream y cine de autor que sospechamos el danés no va a volver a repetir, ya que parece haber abandonado cualquier intención de utilizar narrativas convencionales.

A todo gas 6 (Justin Lin, 2013)

Las mejores persecuciones de coches del cine

 

En la sexta entrega Justin Lin rodó la que es probablemente la mejor de las persecuciones de la serie, con tanque (sic) incluido. Una pantagruélica locura llena de imaginativas soluciones visuales y un muy agradable sentido del non sense dentro de una película irregular pero atractiva. La secuencia se rodó en Canarias.

Autor: Carlos Morcillo Mira | Guía del Ocio Fecha de actualización: 27/07/2018

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP