Las películas de terror más sexys de la historia del cine

El miedo también puede ser muy sexy, y eso es algo que es bien sabido, sobre todo, en Hollywood. Desde Amenaza en la sombra, de Nicolas Roeg, hasta It Follows, dirigida por David Robert Mitchell, pasando por Abierto hasta el amanecer, de Robert Rodríguez, muchos son los títulos que han explorado el género del terror o thriller erótico, convirtiéndose, algunas de ellos, en auténticos clásicos aclamados por crítica y público, y otros, en simples orgías sangrientas carentes de sentido, pero repletos de entretenimiento. 

 

Ahora,  X, de Ti West llega a la gran pantalla para volver a probar suerte en este mundo de casquería y oscuridad. Protagonizada por Jenna Ortega, este slasher nos lleva por un viaje en el tiempo hasta finales de los años setenta hasta una zona rural de Texas. En ella, un grupo de jóvenes se dispone a rodar una película pornográfica… hasta que sus anfitriones, una pareja de ancianos solitarios, deciden poner fin a la fiesta.

Con motivo del estreno en cines de X, repasamos en la galería de fotos sobre estas líneas algunas de las películas de terror más sexys de la historia del cine

Abierto hasta el amanecer, de Robert Rodríguez (1996)

Las películas de terror más sexys de la historia del cine

 

¿Qué podría esperarse de una producción dirigida por Robert Rodríguez y con guion del mismísimo Quentin Tarantino? Efectivamente: lo mejor. Y eso es lo que nos depara en Abierto hasta el amanecer, una obra maestra que se convirtió de manera instantánea en una película de culto que ningún aficionado al séptimo arte puede perderse. Entre lo grotesco, lo esperpéntico y la comedia, este festival de la casquería relata la historia de dos hermanos criminales (interpretados por George Clooney y el propio Tarantino) que da a parar con sus huesos en un bar de carretera en México llamado La Teta Enroscada. Un lugar que esconde una particularidad: cuando sus puertas se cierran, sus parroquianos se convierten en famélicos vampiros que cambian sus habituales chupitos de tequila por los de sangre fresca de los pobres incautos que han osado atravesar sus puertas. La carga sensual de la película recae casi enteramente sobre los hombros de una atractiva Salma Hayek (y su serpiente), que nos regala una de las escenas más sugerentes del cine de vampiros.

Drácula de Bram Stoker, de Francis Ford Coppola (1992)

Las películas de terror más sexys de la historia del cine

 

El clásico de la literatura de Bram Stoker encontró su reflejo en la gran pantalla de la mano del inconmensurable Francis Ford Coppola, y el resultado no es otro que es esta obra maestra del cine. Con un reparto a la altura de las circunstancias, con Winona Ryder, Gary Oldman, Anthony Hopkins y Keanu Reeves a la cabeza, y una magnífica ambientación neogótica, Coppola combina amor, deseo y terror en este adictivo cóctel que lleva al espeluznante Conde Drácula en un viaje de Transilvania a Londres para recuperar al amor de su vida cuatrocientos años después de su muerte. La intensa química entre Oldman y Ryder que traspasa la pantalla y océanos de tiempo  (aunque al parecer tuvieron más de una rencilla durante el rodaje) hacen que la cinta rebose sensualidad y erotismo en cada frame que ambos comparten. Para la memoria queda aquella escena en la que el Conde se transforma en humo verde y entra en la cama de su amada Mina para después volver a convertirse en humano.

Cisne negro, de Darren Aronofsky (2010)

Las películas de terror más sexys de la historia del cine

 

Tensión, oscuridad y psicosis son los compañeros de viaje de una sublime Natalie Portman (ganadora del Oscar por esta película) durante los poco más de 100 minutos en los que transcurre la trama de Cisne negro, un thriller psicológico que rezuma erotismo y auténtico pavor. Portman se enfunda el tutú para interpretar a una exigente bailarina de ballet asfixiada por su controladora madre, abrumada por el director de “El lago de los cisnes” -la obra en la que recientemente ha conseguido ser protagonista- y agobiada por la presión a la que ella misma se somete en su afán por ser perfecta en todos los aspectos de su vida. Pero la perfección no es siempre el camino, y menos cuando la joven debe meterse en la piel de dos personajes muy diferentes: el cisne blanco y el cisne negro. Un viaje a través de la locura, con eróticas alucinaciones protagonizadas por la sensual Mila Kunis incluidas, en el que vislumbramos el lado más siniestro de la mente humana.

It Follows, de David Robert Mitchell (2014)

Las películas de terror más sexys de la historia del cine

 

Sexo, adolescentes y seres sobrenaturales. Mantener relaciones sexuales en los asientos traseros de un coche puede llegar a convertirse en una práctica peligrosa. Y si no que se lo pregunten a la pobre Jay ( Maika Monroe), a quien su novio le ha contagiado algo más terrorífico que una ITS. Tras haber sido drogada con cloroformo por Hugh (Jack Weary), despierta atada a una silla de ruedas en un edificio abandonado. Es aquí cuando el bueno de Hugh le explica a la semidesnuda Jay que, tras su encuentro sexual, le ha transmitido una especie de maldición. Un ser sobrenatural hará todo lo posible por acabar con ella. Si lo consigue, la maldición retornará a él, pero si por el contrario, ella sobrevive e implica a otra persona (también mediante el sexo, obviamente), él se salvará. A pesar de su, a priori, básico argumento, It Follows logra transmitir esa inquietud que toda buena película de terror debe infundir, tanto que se ha convertido en un clásico del género.

Jennifer’s Body, de Karyn Kusama (2009)

Las películas de terror más sexys de la historia del cine

 

Ideada y concebida para un público adolescente, dispuesto a disfrutar de sustos gratuitos y sexualidad poco elegante como solo es posible en tan tierna edad, Jennifer’s Body no da para más, pero tampoco hace falta. Con Megan Fox en el papel de cheerleader caníbal que seduce a los chicos para después beberse su sangre y comerse sus órganos y Amanda Seyfried como la típica mejor amiga empollona y virgen del pibonazo del instituto, la cinta, dirigida por Karyn Kusama , cuenta con guion de la ganadora al Oscar por Juno, Diablo Cody. El por entonces reciente éxito de su guionista podría hacernos pensar que su trama estaría trabajada y contaría con cierto nivel de calidad, pero, desafortunadamente, no es el caso. Aún así, Jennifer’s Body es entretenida y explora de una manera sorprendentemente inteligente el humor negro y la faceta cómica de Fox.

Amenaza en la sombra, de Nicolas Roeg (1973)

Las películas de terror más sexys de la historia del cine

 

Donald Sutherland y Julie Christie protagonizan este thriller dirigido por Nicolas Roeg, la obra maestra de uno de los grandes directores más importantes del cine británico. La trágica muerte de su hija lleva a John y Laura hasta Venecia con el fin de superar su pérdida y restaurar una vieja iglesia italiana. Ya en esta ciudad, dos ancianas les advierten de un inminente peligro y aseguran haber contactado con la hija de ambos. Entre susto y susto Sutherland y Christie protagonizan una de las escenas de sexo más convincentes de la historia del cine (los rumores aseguran que ambos actores mantuvieron relaciones sexuales ante la cámara, aunque la versión oficial lo niega). Sea como fuere, la verosimilitud de esta escena en particular causó en su día una gran controversia.

Under the Skin, de Jonathan Glazer (2013)

Las películas de terror más sexys de la historia del cine

 

Con aires de cine experimental, casi sin diálogos y un aura terrorífica, Under the Skin, la adaptación de la novela homónima de Michel Faber, se ha convertido en una película de culto para los amantes de la ciencia ficción, a pesar de no haberse estrenado en cines españoles hasta 2020. Una espléndida Scarlett Johansson brilla con luz propia bajo la piel de un personaje complicado y extrañamente erótico: un extraterrestre con apariencia de mujer que deambula por Escocia atrayendo a sus víctimas hacia una trampa mortal. Todo ello acompañado acústicamente de la inquietante banda sonora de Mica Levi. Más allá del morbo por el desnudo frontal de su protagonista, la cinta se erige como una fascinante, cautivadora y poco condescendiente mirada a la naturaleza humana a través de los ojos de un alienígena.

Vinieron de dentro de… (Shivers), de David Cronenberg (1975)

Las películas de terror más sexys de la historia del cine

 

El debut de David Cronenberg tras la cámara dio como resultado una inquietante producción que se traduce en un festival de gore, con zombies hambrientos de muerte y sexo causando el caos y la destrucción por doquier. Un experimento que se descontrola propaga, a pesar de los esfuerzos del científico a cargo de la investigación (con suicidio y asesinatos incluidos), un virus letal que afecta a los vecinos del paradisíaco complejo residencial en el que se está llevando a cabo el ensayo. Un brillante guion y una atmósfera terrorífica palian la ausencia de efectos especiales de una manera magistral. Una lasciva y aterradora pesadilla que pasa a formar parte de los universos oníricos de todos aquellos incautos que se atreven a contemplarla.

Autor: Miriam Hernández Calero Fecha de actualización: 28/04/2022

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP