El País
Imprimir

Las películas más terroríficas de la nueva casa del terror

Los monstruos de Blumhouse

Si hay una productora que ha sabido demostrar que un alto sentido de la rentabilidad comercial no está reñido con el talento ni el buen hacer esa ha sido Blumhouse, la casa de los horrores creada por Jason Blum que ha sabido reflotar y aprovechar la calidad cinematográfica de cineastas como Scott Derrickson ( Sinister),  James Wan ( Insidious) o  M. Night Shyamalan ( La visita) al tiempo que explotaba franquicias tan beneficiosas y consolidadas como  Paranormal Activity o  The Purge. Los parámetros a seguir son claros y rara vez varían: presupuestos ajustadísimos, una marcada austeridad formal y prácticamente barra libre de creatividad para los cineastas en nómina, estando ahora mismo en la vanguardia del cine de terror mainstream que se hace en estos momentos. Tras los irregulares resultados artísticos (que no comerciales, bastante aceptables) de la saga Insidious, que intercala logrados momentos de horror con ridículos sustos dignos del Tren de la Bruja, Blum ha recurrido a un cineasta casi amateur como Adam Robitel para dirigir la cuarta entrega de la franquicia, Insidious: La última llave, que lleva a la parapsicóloga interpretada por Lin Shaye a la casa en la que creció, un lugar que lleva años poseído por el mal.

 

Aprovechando este estreno, repasamos en la galería sobre estas líneas algunas de las películas de terror más importantes producidas por Blumhouse, ahora mismo la referencia más importante en el género.

Paranormal Activity (Oren Peli, 2007)

Las películas más terroríficas de la nueva casa del terror

 

Una década después del bombazo (económico y formal) que supuso El proyecto de la bruja de Blair y la puesta de moda del found footage (material encontrado) como mecanismo de puesta en escena, este rentabilísimo ejercicio de horror minimalista (Más de 100 millones recaudados por 11.000 dólares de presupuesto) que basa su concepción formal en el video amateur prácticamente a plano fijo fue el primer gran éxito auspiciado bajo el nombre Blumhouse. A Spielberg le llamó tanto la atención que se ofreció a distribuirla, Dreamworks mediante. Las ¡cinco! secuelas han ido poco a poco agotando la fórmula, aunque con alguna grata sorpresa. Aunque no sea por términos artísticos, una de las sagas más importantes de la historia del cine de terror.

Compra Saga Paranormal Activity

Insidious (James Wan, 2010)

Las películas más terroríficas de la nueva casa del terror

 

Wan abrió la segunda década del siglo XXI con una de las películas de terror más importantes que ha dado Hollywood en los últimos años, y lo hace entregando una puesta al día del cine de casas encantadas, retorciendo su premisa principal y ofreciendo un cruce formalista entre Poltergeist y La profecía, a pesar de la modestia presupuestaria inherente a los parámetros de Blumhouse. Un divertidísimo viaje en el tren de la bruja lleno de sobresaltos, imágenes imperecederas en nuestro particular museo de los horrores y efectivo humor desengrasante con ese genial par de exorcistas de medio pelo. La secuela, siendo inferior y algo más desganada, ofrecía un curioso juego espacio-temporal para conectar con la primera entrega y una divertida reformulación de la premisa de El resplandor.

Compra Saga Insidious

Sinister (Scott Derrickson, 2012)

Las películas más terroríficas de la nueva casa del terror

 

Con un agradecido entusiasmo por superar las barreras establecidas de lo inquietante en los parámetros del horror mainstream y un malévolo discurso sobre el estado de las cosas (formales) en el género, el siempre interesante Scott Derrickson (ya en la cresta de la ola Marvel con Doctor Extraño) arma una kamikaze pieza de cámara en la que la originalidad se mide en la cantidad de veces que sus responsables son capaces de tensar la cuerda sin que llegue a romperse: si en The Ring la muerte acechaba tomando las aguadas formas de una imagen en VHS, Derrickson plantea en Sinister una tesis metafílmica que va más allá de la pura ficción, la del found footage (material encontrado) como vehículo del mal… ¿cinematográfico?

Compra Sinister

Los elegidos (Dark Skies) (Scott Stewart, 2013)

Las películas más terroríficas de la nueva casa del terror

 

El director de El sicario de Dios y Legión se anima con una pequeña e inquietante película de invasiones extraterrestres que mezcla las intenciones de films como Señales (en este caso, con un discurso soterrado sobre la desintegración familiar prematura) con las formas del terror minimalista del díptico Insidious de James Wan (también con el sello Blumhouse), dando lugar a un ejercicio sci fi con toques de horror resultón y por momentos inspirado gracias a la destreza de Stewart, a pesar de lo derivativo de la propuesta.

Compra Los elegidos

The Lords of Salem (Rob Zombie, 2012)

Las películas más terroríficas de la nueva casa del terror

 

La película más reputada de Rob Zombie hasta la fecha (yo, sintiéndolo mucho, me quedo con la árida y ultraviolenta Los renegados del diablo) es un solipsista y lisérgico viaje a las profundidades del mal con un ojo puesto en David Lynch y otro en La semilla del diablo, de una atmósfera pesadillesca que deviene en lo grotesco con el paso del metraje. Un personalísimo e interesante film que puede pecar de aparentar ser más de lo que realmente es, pero resulta un punto de inflexión en la trayectoria de uno de los realizadores más personales del género.

Compra The Lords of Salem

The Purge: La noche de las bestias (James DeMonaco, 2013)

Las películas más terroríficas de la nueva casa del terror

 

Entre el cine de horror survival y la distopía futurista con ecos de John Carpenter, la primera entrega de la saga The Purge se movía en parámetros bastante más minimalistas que sus dos recientes secuelas, más ambiciosas (dentro de unos límites) a nivel formal y cercanas al Walter Hill más reconocible, pero todas con un subtexto político tan evidente como subrayado, tanto que es difícil adivinar donde termina el cine de género y comienza la reflexión sobre la desigualdad social y el darwinismo capitalista de la civilización occidental.

Compra The Purge: La noche de las bestias

Oculus: El espejo del mal (Mike Flanagan, 2013)

Las películas más terroríficas de la nueva casa del terror

 

Uno de los más brillantes talentos emergentes de la factoría Blumhouse es el de Mike Flanagan, quien terminó de darse a conocer con esta truculenta historia de terror que en un principio puede parecer derivativa del cine de James Wan, pero que acaba tomando derroteros distintos con una escasamente complaciente visión sobre la unidad familiar y las formas de vida heteropatriarcales. Lo que está planteado como un film más de fantasmas acaba por resultar más inquietante en sus formas de tenebroso drama doméstico, siempre con la sombra de El resplandor presente. La dirección del film es impecable.

Compra Oculus: El espejo del mal

13 Sins (Daniel Stamm, 2014)

Las películas más terroríficas de la nueva casa del terror

 

Un poco a rebufo de la fórmula Saw (pruebas truculentas, voz misteriosa guiando los pasos del protagonista, conflictos morales), el director de la excelente El último exorcismo organiza una sórdida y progresivamente sangrienta gynkana de carnicerías en la que un desesperado Mark Webber ha de ir superando obstáculos a cual más retorcido para salir del pozo económico en el que se encuentra. No se estrenó en España más allá de su paso por festivales de cine fantástico y se encuentra por debajo de lo que prometía la carrera de Stamm, pero resulta mejor que muchas secuelas de Saw.

Compra 13 Sins

Eliminado (Levan Gabriadze, 2014)

Las películas más terroríficas de la nueva casa del terror

 

La coyuntura tecnológica siempre ha sido una muleta en la que apoyarse para determinado cine de terror dirigido al público adolescente, y Eliminado no sólo no es una excepción, sino que explota con inteligencia el uso y abuso de las nuevas tecnologías por parte de la juventud con un interesante slasher de discurso formal parecido al practicado por Nacho Vigalondo en Open Windows, aunque el film de Gabriadze resulte bastante menos pretencioso y más entretenido que el protagonizado por Elijah Wood.

Compra Eliminado

La visita (M. Night Shyamalan, 2015)

Las películas más terroríficas de la nueva casa del terror

 

A Jason Blum le debemos, entre otras cosas, haber resucitado la carrera de un director tan genial como M. Night Shyamalan con esta terrorífica (y también bastante divertida) odisea de dos chavales conviviendo con sus abuelos malrolleros. La historia y su consabido twist final es en realidad una excusa como cualquier otra para que Shyamalan establezca una brillante reivindicación sobre el trabajo de puesta en escena en el cine (ejemplificado en esa niña que lo graba todo con su cámara) y de paso se marque el ejercicio found footage de mayor perfección formal realizado hasta la fecha. Una joya de película.

Compra La visita

Autor: Carlos Morcillo Mira | Guía del Ocio Fecha de actualización: 02/01/2018
 




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs