El País
Imprimir

Las peores películas basadas en videojuegos

Cuando el Game Over es el mejor momento de la película

No se conoce una desigualdad semejante a nivel artístico que la de la relación entre videojuegos y cine, esto es, adaptaciones al celuloide de historias creadas originalmente para ser jugadas. Últimamente, realizadores como  Zack SnyderPaul W.S Anderson o Doug Liman han tomado prestados algunos de los códigos narrativos y visuales del entretenimiento interactivo, pero cuando se trata de plasmar en la pantalla títulos como  Resident EvilDoom o Silent Hill los resultados han sido muy desiguales (no hablemos ya de videojuegos clásicos como Super Mario Bros o Double Dragon). Con el objetivo de invertir la dinámica que ha llevado a algunos de los videojuegos más famosos de todos los tiempos a convertirse en los mayores engendros cinematográficos jamás vistos, Tomb Raider ofrece una aventura repleta de acción y enigmas de la antigüedad inspirada en la reinvención de Lara Croft (ahora Alicia Vikander) que arrasó en las consolas en 2013.

 

Aprovechando el estreno de esta cinta, recordamos en la galería sobre estas líneas algunos de los catastróficos intentos de adaptaciones de videojuegos que Hollywood (o sus cloacas) ha realizado.

Super Mario Bros (Anabel Jankel, Rocky Morton, 1993)

Las peores películas basadas en videojuegos

 

Es complicado adivinar en qué demonios estaban pensando los responsables de esta película para adaptar al cine de forma tan arbitraria el más famoso videojuego de plataformas de todos los tiempos. Más cercano a una parodia de Desafío total (estrenada un par de años antes) y con estética de sitcom cyberpunk, este punto negro en la carrera de Bob Hoskins únicamente funciona en los escasos momentos que se entrega al guiño consolero y respeta las fuentes, como la secuencia de la adorable bombita con patas. ¿El resto? Dinosaurios antropomórficos, el inefable John Leguizamo como Luigi y un Koopa a cargo de un Dennis Hopper colocado de algo fuerte.

Compra Super Mario Bros

Double Dragon (James Yukich, 1994)

Las peores películas basadas en videojuegos

 

James Yukich era un notable realizador de conciertos que decidió probar suerte en el largometraje de ficción con la adaptación de uno de los beat´em up callejeros con más solera: el Double Dragon. Para ello contó con Scott Wolf y Mark Dacascos, la eterna promesa nunca cumplida del cine de artes marciales, además de Robert Patrick, el flamante villano de Terminator 2. El resultado está más cerca de los peores episodios de Power Rangers que de una película de acción digna, ambientada en un cutrísimo futuro distópico que parece sacado de un sketch de La bola de cristal.

Compra Double Dragon

Street Fighter: La última batalla (Steven E. De Souza, 1994)

Las peores películas basadas en videojuegos

 

En un principio, la adaptación a la gran pantalla del juego de peleas por antonomasia lo tenía todo para molar: se encargaba de escribirlo y dirigirlo el guionista de Jungla de Cristal y tenía como protagonista a Jean-Claude Van Damme en la cima de su carrera. La decepción fue mayúscula, un desastre de una pobreza formal alarmante (no más de tres o cuatro escenarios en toda la película) con un guion carente de lógica interna alguna. Raul Julia, en su último papel en el cine, intenta mantener la dignidad pero con personajes como los de Zangief y Blanka ya es imposible tomarse nada en serio.

Compra Street Fighter: La última batalla

Mortal Kombat (Paul W. S. Anderson, 1995)

Las peores películas basadas en videojuegos

 

Antes de apropiarse de la saga Resident Evil, el ahora interesante Paul W. S Anderson probó suerte con Mortal Kombat, el famoso y ultraviolento juego de lucha que rivalizaba con Street Fighter. Una especie de Gymkana con peleas absurdas y estiradas hasta el aburrimiento, torpemente montadas a ritmo del peor bacalao de los noventa y un Christopher Lambert con peluca y más bizco que nunca. Del resto del reparto, mejor ni hablamos.

Compra Mortal Kombat 1 y 2

Lara Croft: Tomb Raider (Simon West, 2001)

Las peores películas basadas en videojuegos

 

Todos entendimos como apropiada la elección de Angelina Jolie como Lara Croft y de Simon West, que siempre nos ha divertido enormemente Con Air, pero este vehículo de lucimiento adolece de un guión previsible y sin sorpresa y unas escenas de acción torpes y rutinarias. Me comentan que la segunda parte, a cargo de Jan de Bont, es aún peor, pero uno ya tuvo bastante con este carrusel de obviedades y one liners de chica dura. ¡Ah! Salía Jon Voight haciendo de padre de la Jolie para deleite de clásico espectador que comenta en voz alta los detalles de todas las películas y su relación con la realidad.

Compra Lara Croft: Tomb Raider

House of the Dead (Uwe Boll, 2003)

Las peores películas basadas en videojuegos

 

El alemán Uwe Boll comenzó su particular idilio con los videojuegos adaptando el famoso mata-mata de pistola, y lo hizo con la que sin duda es una de las películas más chapuceras, cutres y enloquecidas de la historia del cine. El film es tal despropósito que generó un extraño culto en toda una generación de cinéfilos freak que quedaban para verla y emborracharse. Boll tiene ideas tan brillantes de puesta en escena como insertar pantallazos del juego entre tiro y tiro en el que es el tiroteo más delirante jamás visto en una pantalla de cine. Todo con una pasadísima de moda y molesta música maquinera de fondo.

Compra House of the Dead

Resident Evil: Apocalipsis (Alexander Witt, 2004)

Las peores películas basadas en videojuegos

 

Cuando ha estado en la dirección, Paul W.S Anderson ha mantenido la dignidad en todas sus adaptaciones del más famoso videojuego de zombis, en algunos casos con resultados notables ( Resident Evil 5: Venganza), pero esta segunda entrega dirigida por el alemán Alexander Witt (muy buen director de segunda unidad) es una oda al caos y la confusión tanto en su guion como en su puesta en escena, rematada por la aparición de un Némesis a modo de gigantesco muñeco de trapo.

Compra Resident Evil: Apocalípsis

Alone in the Dark (Uwe Boll, 2005)

Las peores películas basadas en videojuegos

 

A pesar de estar considerado el Ed Wood contemporáneo, y Dios sabrá por qué motivo, el alemán Uwe Boll tuvo un considerable ritmo de trabajo durante la década pasada (ahora también, pero ya nadie ve sus películas) y manejaba considerables presupuestos (sin salir de la serie B) para hacer sus peculiares interpretaciones de sus videojuegos favoritos. Alone in the Dark no tiene prácticamente nada que ver con el juego de horror original y es menos divertida que House of The Dead, pero a una película que mete el tema Seven Seconds (que hablaba del sida) durante el "encuentro" de Christian Slater y Tara Reid hay que quererla sí o sí.

Compra Alone in the Dark

Doom (Andrzej Bartkowiak, 2005)

Las peores películas basadas en videojuegos

 

El estupendo director de fotografía Andrzej Bartkowiak no empezó del todo mal su carrera como realizador, con competentes entretenimientos de acción como Romeo debe morir o Herida abierta (último número 1 en taquilla de Steven Seagal), pero su adaptación del legendario first person shooter es algo parecido a ir a casa del compañero de clase forrado que tenía todas las consolas y no te dejaba pegar un mísero tiro. Tiene, al menos, una secuencia rodada en primera persona que no estaba mal, pero el guion es un disparate mayúsculo y tiene un giro indecente en el personaje de The Rock.

Compra Doom

Max Payne (John Moore, 2008)

Las peores películas basadas en videojuegos

 

La carrera de John Moore está bien surtida de bodrios como Tras la línea enemiga o La jungla 5, pero ninguno tan tedioso y pretendidamente oscuro como esta adaptación del shooter en tercera persona que pretende ser un cruce entre Matrix y Sin City, con un Mark Wahlberg más inexpresivo y acartonado que nunca. Una especie de neo noir feísta y sin sentido del humor que se vuelve verdaderamente inaceptable una vez entran los elementos sobrenaturales en la historia. Una de las peores películas de la pasada década.

Compra Max Payne

Autor: Carlos Morcillo Mira Fecha de actualización: 16/03/2018
 




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs