El País

Los 10 grandes fracasos en la carrera de Vin Diesel

Nos adentramos en el lado oscuro de la carrera de Vin Diesel, uno de los grandes héroes de acción del momento y, a la vez, protagonista, productor, guionista o director de algunos de los mayores despropósitos fílmicos del cine de entretenimiento.

 

Estrella hecha a sí misma, Vin Diesel cuenta con una filmografía donde los tremendos éxitos (todos ellos relacionados con sus tres personajes más carismáticos: Dominic Toretto, Riddick y Xander Cage de xXx) conviven con auténticos desastres de crítica, público o ambos. Mientras se espera que vuelva a arrasar la taquilla veraniega con Fast and Furious 9, Diesel intenta ampliar horizontes y alumbrar una nueva franquicia en Bloodshot, adaptación del cómic de Valiant donde interpreta a un soldado resucitado por obra y gracia de la nanotecnología que tendrá que desenredar, a base de golpes y explosiones, el caos en que se ha convertido su memoria. Con motivo de este estreno, buceamos entre los mayores fracasos de este currante del cine comercial no sólo como actor, sino también como productor, guionista o director.

Las crónicas de Riddick (2004), de David Twohy

Los 10 grandes fracasos en la carrera de Vin Diesel

 

Pitch Black había sido todo un éxito en el año 2000, una película de serie B que funcionó bien en taquilla y, además, se había convertido en clásico de culto. Todos estaban expectantes ante lo que sería capaz de conseguir David Twohy en una secuela de nuevo con Vin Diesel de protagonista y más de 100 millones invertidos. Sin embargo, el presupuesto sólo sirvió para que Las crónicas de Riddick fuera uno de los mayores fracasos en la carrera de Diesel; un espectáculo grandilocuente, pero vacío de toda personalidad, donde gran parte de esa encantadora mezcla de terror minimalista y ciencia ficción que hicieron triunfar al film original se perdía en pantagruélicos decorados y épica de baratillo. Especialmente desubicado estaba Diesel, que acabó con una nominación al Razzie. A nivel económico no fue catastrófico, pero si lo suficiente como guardar la franquicia casi diez años en la nevera hasta que llegó Riddick, una tercera parte bastante más modesta (y rentable).

Un canguro superduro (2005), de Adam Shankman

Los 10 grandes fracasos en la carrera de Vin Diesel

 

En uno de los momentos más bajos de su carrera, donde encadenaba los fracasos de Diablo y Las crónicas de Riddick, alguien tuvo que aconsejar a Vin Diesel que siguiera los pasos de Schwarzenegger y probara en el género de la comedia familiar. Lo que no le dijeron es que, si a ellos no les funcionó especialmente bien, él no iba a ser una excepción. El resultado fue Un canguro superduro, posiblemente la peor película de toda su filmografía, un monumento a la vergüenza ajena donde Diesel interpretaba (por decir algo) a un marine cuya nueva misión es cuidar de los hijos de un científico asesinado. Por supuesto, descubriría que cambiar pañales o lidiar con adolescentes en la edad del pavo sería mucho más difícil que partir cráneos enemigos. A pesar de todo consiguió buenas cifras en taquilla.

Babylon (2008), de Mathieu Kassovitz

Los 10 grandes fracasos en la carrera de Vin Diesel

 

En 2008 Vin Diesel arrastraba seis años de desastres cinematográficos. En busca de un éxito comercial que le devolviera a la cima de la industria, decidió liderar una superproducción europea con supuesto trasfondo social que, sin embargo, acabó en caótica, ruidosa y delirante sucesión de escenas de acción que desorientaban incluso a Diesel, en una de las peores interpretaciones de su carrera como un mercenario contratado para escoltar a una misteriosa joven en un viaje lleno de peligros. Incluso el director de la cinta, Mathieu Kassovitz, reniega de esta versión sin sentido, carga emocional o coherente reflexión política (pero con muchas cosas que explotan) de Hijos de los hombres. Según él, fue remontada por la productora en orden a intereses comerciales y, como suele ocurrir en estos casos, fracasó estrepitosamente en taquilla. Tras ella, Diesel se dio cuenta de que, si quería volver a ser una estrella, debía volver a la familia Fast and Furious. Lo hizo un año después.

El último cazador de brujas (2015), de Breck Eisner

Los 10 grandes fracasos en la carrera de Vin Diesel

 

Recuperado su estatus de estrella del cine de acción con 4 secuelas de Fast and Furious y una de Pitch Black ( Riddick), Vin Diesel decidió ampliar horizontes y probar algo diferente: el cine de espada y brujería. Entre la época medieval (donde lucía peluquín y barba con rastas) y la contemporánea, con su calva y rasurado habitual, Diesel repartía mandobles en el papel de un cazador de brujas maldecido con la inmortalidad. Sus diálogos previsibles, la trama plana y los villanos de tres al cuarto se habrían podido pasar por alto y haber dejado a El último cazador de brujas en un divertido entretenimiento kitsch (visualmente, tiene sus virtudes) de no ser por el ridículo tono grandilocuente que intenta imprimir a una historia de sociedades secretas, hechiceras y monstruos digitales. Sin ser un fracaso en taquilla, la cinta no alcanzó los mínimos para que prosperara esa continuación que insinuaba en sus últimos minutos.

xXx: Reactivated (2017), de D.J. Caruso

Los 10 grandes fracasos en la carrera de Vin Diesel

 

Corrieron ríos de tinta entre los fans cuando en la infame secuela de xXx se asesinaba al personaje de Vin Diesel y se le sustituía por Ice Cube. La gente no tardó en elaborar todo tipo de teorías entre las que la más habitual era que Xander Cage había fingido su muerte. Dicho y hecho. Diesel retomaba el papel del agente secreto más poligonero de la historia del cine en xXx: Reactivated, intento por resucitar una franquicia que tenía poco que ofrecer más allá de su delirante primera entrega, auténtico placer culpable. Aunque resultó un regreso bastante decepcionante (superaba en niveles de vergüenza ajena a casi todo lo visto en la saga) y la cinta pasó sin pena ni gloria por medio mundo, el mercado asiático le permitió obtener pingües beneficios.

Diablo (A Man Apart) (2003), de F. Gary Gray

Los 10 grandes fracasos en la carrera de Vin Diesel

 

Pitch Black, A todo gas y xXx habían convertido a Vin Diesel en la gran esperanza del cine de acción del nuevo siglo. En una de sus primera incursiones como productor, decidió apostar por una película más seria y adulta que le permitiera desarrollar un registro más dramático. Sin embargo, Diablo (A Man Apart) resultó ser un producto formulaico, lleno de clichés donde ni siquiera el buen hacer de F. Gary Gray tras la cámara conseguía evitar que el film cayera en el cajón de olvidables thrillers con policía en una cruzada de violencia, venganza y explosiones contra el cártel mexicano de la droga que ha asesinado a su mujer. La crítica la destrozó, y la taquilla sólo permitió cubrir costes a duras penas.

Ajuste de cuentas (2001), de Brian Koppelman y David Levien

Los 10 grandes fracasos en la carrera de Vin Diesel

 

Ni siquiera la productora de la película confiaba en la calidad de esta cinta que, durante dos años, estuvo guardada en un armario hasta que alguno de sus protagonistas ( Barry Pepper, Seth Green o Vin Diesel) tuvieran suficiente fama como para arrastrar al público. Al final, el pelotazo de A todo gas abrió la puerta a esta cinta donde cuatro hijos de los grandes mafiosos de Nueva York intentan demostrar a sus padres que pueden ser tan duros como cualquiera y recuperar una bolsa llena de dinero. A día de hoy, pocos recuerdan la cara de granito o los puñetazos de Diesel en esta caótica película de criminales y policías corruptos repleta de estereotipos y lugares comunes.

Billy Lynn (2016), de Ang Lee

Los 10 grandes fracasos en la carrera de Vin Diesel

 

Hacía mucho tiempo que Vin Diesel (que en sus inicios trabajó con Spielberg en Salvar al soldado Ryan y dejó la mejor interpretación de su carrera a las órdenes de Sidney Lumet en Declaradme culpable) no se codeaba con un director de prestigio. 2016 le permitió retomar la senda del cine "serio" a las órdenes de Ang Lee, que dirigía su primera película tras ganar su segundo Oscar por La vida de Pi. Sin embargo, a Diesel le tocó trabajar precisamente en Billy Lynn, posiblemente el peor largometraje (con permiso de Géminis) del cineasta taiwanés, una cinta de desarrollo plano y nula tensión dramática donde Lee parece estar más pendiente de sus experimentos (fallidos) con el lenguaje cinematográfico y la imagen -primer film de la historia que se rodó a 120 fotogramas por segundo-. Económicamente también fue un fracaso (costó 40 millones, recaudó poco más de 30), pero Diesel, que tenía un papel secundario, tuvo poca culpa de ello.

The Ropes (2011), de Frank E. Flowers, Vin Diesel, Zoe Saldana, Joe Ballarini y Cisely Saldana

Los 10 grandes fracasos en la carrera de Vin Diesel

 

Harto de la falta de oportunidades en sus inicios, Vin Diesel decidió buscarse las castañas por su cuenta. De este modo produjo, escribió, dirigió y protagonizó Strays, la película que, a la larga, llamaría la atención de Spielberg, que lo reclutaría para Salvar al soldado Ryan y lo lanzaría al estrellato. Llevaba más de quince años sin ponerse detrás de la cámara hasta que llegó el segundo episodio de The Ropes, uno de sus proyectos más personales que también producía y escribía. En esta webserie, donde Zoe Saldana debutó como realizadora, plasmaba sus propias experiencias como portero de discoteca. Tras un tiempo rebotando en el catálogo de Netflix y Amazon, desapareció sin dejar rastro.

Fast and Furious: Espías a todo gas (2019), de Leo Riley, Micah Gunnell, James Yang y Bret Haaland

Los 10 grandes fracasos en la carrera de Vin Diesel

 

Productor habitual en la mayoría de sus películas, Vin Diesel es también un hombre fuerte de la saga Fast and Furious al otro lado de la cámara. Junto a la plana mayor de la franquicia, intentó trasladar ese universo de adrenalina, carreras ilegales y desprecio por las leyes de la física a la televisión...y al público infantil. Así nació Fast and Furious: Espías a todo gas, producción de dibujos animados donde un grupo de mozalbetes (entre ellos Tony, el primo de Toretto) se infiltraban en el mundo del tunning y los villanos con ansias de dominación global. La broma quedó en 8 intrascendentes episodios, perdidos en el catálogo de Netflix. En 2 de ellos Diesel participó en el doblaje.

Autor: Juanjo Velasco Fecha de actualización: 04/03/2020

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio hace un paréntesis y regresará en septiembre.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

ADIÓS A PETER GREEN.

De Luis Javier Martínez

Peter Green (Peter Allen Greenbaum; 29 de octubre de 1946 – 25 de julio de 2020)  cantante, compositor y guitarrista...


Podcast de cine: BUTACA VIP