El País
Imprimir

Los grandes papeles de Denzel Washington

El gran actor afroamericano de nuestro tiempo

Actor fetiche de directores tan dispares como respetados como Spike Lee, Tony Scott,  Edward Zwick o Antoine Fuqua y leyenda viva del cine a sus poco más de 63 años, Denzel Washington vuelve a la primera línea con Roman J. Israel, Esq, película por la que consiguió una nominación al Oscar por dar vida a un abogado idealista que, tras la muerte de su mentor, una figura renombrada en la lucha por los derechos civiles, y su fichaje por el bufete de un ambicioso compañero, se verá envuelto en el lado más corrupto de la justicia y poniendo en riesgo el activismo que ha defendido toda su vida.

 

Aprovechando el estreno de este drama criminal, repasamos en la galería sobre estas líneas algunos de los papeles cruciales en su brillante carrera, en los que ha destacado tanto como un líder en la lucha por los derechos civiles como en roles de héroe de acción.

Grita libertad (1987), de Richard Attenborough

Los grandes papeles de Denzel Washington

 

Su primera nominación al Oscar. En este papel, Denzel Washington empezaría a sentar las bases de lo que serían sus interpretaciones más recordadas, las de hombres con carisma y comprometidos a dar hasta su última gota de sangre en la lucha por los derechos civiles de la población negra. En esta ocasión, da vida a un personaje real, Steve Biko, un activista antiapartheid que encontraría un prematuro final a manos de la represión gubernamental. Kevin Kline sería un periodista sudafricano que contaría su vida y obra en esta pequeña joya dirigida por Richard Attenborough y basada en la novela de Donald Woods.

Tiempos de gloria (1989), de Edward Zwick

Los grandes papeles de Denzel Washington

 

Menos grandilocuente que muchas de las que han abordado la Guerra de Secesión, la épica contenida de Edward Zwick se centraba más en sus personajes principales, el primer batallón de soldados negros libres que lucharían con el norte para vencer al sur esclavista. Entre ellos estaban un irreconocible Matthew Broderick (sin duda, en la mejor interpretación de su carrera) como el líder del grupo, Morgan Freeman y un Denzel Washington que se llevó sin discusión el Oscar a Mejor actor secundario. Su soldado Trip, orgulloso y desafiante, se jugaría hasta la piel (la escena de los latigazos aún pone los pelos de punta) para que sus compañeros de color tuvieran los mismos privilegios que el resto de soldados blancos.

Malcolm X (1992), de Spike Lee

Los grandes papeles de Denzel Washington

 

La filmografía de Denzel Washington llegados los 90, Oscar mediante, ya le había convertido en el actor de raza negra más cotizado de la industria, en el sucesor del mítico Sidney Poitier y en todo un ídolo para la comunidad afroamericana. Para Spike Lee, otro cineasta comprometido con el fin de la desigualdad racial, no había otro que Denzel para dar vida a Malcolm X, todo un símbolo de la lucha por los derechos civiles de la población negra de Norteamérica. No todo el mundo pensaba como Lee, pero Washington respondió a las críticas con una interpretación que ya es historia del cine. Fue nominado, pero no consiguió el Oscar, que fue a parar a Al Pacino por Esencia de mujer en una de las mayores injusticias de la historia de los premios.

El informe pelícano (1993), de Alan J. Pakula

Los grandes papeles de Denzel Washington

 

Tras tres nominaciones al Oscar (una de ellas con premio) y convertido en todo un ídolo de masas, era cuestión de tiempo que Denzel Washington se rindiera a los cantos de sirena del mainstream hollywoodiense. Lo hizo con El informe pelícano, aseado y trepidante thriller conspiranoico made in John Grisham en el que daba vida a un periodista que huele la exclusiva en el descabellado (o quizá no tanto) ensayo de una joven estudiante de Derecho ( Julia Roberts) sobre las misteriosas muertes de dos jueces del Tribunal Supremo. El éxito de taquilla de la cinta convertiría a Washington en actor de cabecera de uno de los géneros estrella de los 90 gracias a cintas como Marea Roja, En honor a la verdad, Estado de sitio, Fallen o El coleccionista de huesos.

Philadelphia (1993), de Jonathan Demme

Los grandes papeles de Denzel Washington

 

Entre taquillazo y taquillazo, y convertido ya en sex symbol, Denzel Washington no descuidaba su interés en papeles de mayor calado dramático y seguía luchando contra la discriminación. En Philadelphia la causa a defender no era racial, sino de orientación sexual, personificada en un exitoso abogado de la ciudad del amor fraterno ( Tom Hanks) que es despedido cuando se descubre que ha contraído el SIDA. Ningún letrado se prestará a defenderle, salvo un Washington que sabrá dar la réplica a un Hanks en modo Oscar en este imprescindible drama judicial dirigido por un Jonathan Demme que venía de rodar El silencio de los corderos.

El demonio vestido de azul (1995), de Carl Franklin

Los grandes papeles de Denzel Washington

 

Incapaz de comprometerse con un género cinematográfico, Denzel Washington se introdujo en el noir en un época en la que las historias de mujeres fatales, detectives acabados y negocios turbios parecían entonar su réquiem. Sin embargo, en El demonio vestido de azul Washington volvía a componer un personaje memorable: Ezekiel "Easy" Rawlings, un hombre que intenta ser honrado pero al que la necesidad de tener unos dólares en el bolsillo le lleva a aceptar el encargo de encontrar a la desaparecida ex amante del candidato a alcalde. Un trabajo a priori sencillo, pero que le llevará a un viaje a los infiernos en el que la herida racial sigue sangrando y donde el diablo parece haber cambiado su rojo habitual por un color más frío.

Huracán Carter (1999), de Norman Jewison

Los grandes papeles de Denzel Washington

 

Norman Jewison, que 7 años antes estuvo a punto de dirigir a Denzel Washington en Malcolm X (sólo las críticas por ser un realizador blanco lo impidieron), lo hizo en este biopic del boxeador Rubin "Huracán" Carter, injustamente encarcelado e inmortalizado gracias a la canción de Bob Dylan. De nuevo, Washington se ponía en la piel de un hombre víctima de la discriminación racial y componía un personaje que, como buen boxeador, encaja los golpes más duros de la vida y se levanta para contraatacar. Denzel se preparó el papel a conciencia, entrenando durante un año y perdiendo casi 25 kilos, pero a pesar de llevarse el Globo de Oro, el Kevin Spacey de American Beauty (también sublime) le arrebató la estatuilla sobre la bocina.

Training Day (2001), de Antoine Fuqua

Los grandes papeles de Denzel Washington

 

Dicen que a la tercera va la vencida, y Denzel Washington tuvo que esperar a no ser favorito para ser el primer actor afroamericano en conseguir el Oscar a Mejor actor desde que lo hiciera Sidney Poitier casi 40 años antes. Que no fuera el principal candidato no significa que no lo mereciera, pues su Alonzo Harris ya es uno de sus personajes más icónicos, un agente de narcóticos de métodos más que cuestionables que, tras 13 años de servicio, ha difuminado peligrosamente la línea entre lo legal y lo corrupto. Impagable cada lección sobre el statu quo que gobierna los barrios bajos de Los Angeles a un policía novato interpretado por Ethan Hawke, que a pesar de dar una réplica más que digna, es devorado por el carisma de Washington. Inicio del idilio entre el neoyorkino y el director Antoine Fuqua, que continuaría con las estimulantes  The Equalizer (El protector) y Los siete magníficos.

El fuego de la venganza (2004), de Tony Scott

Los grandes papeles de Denzel Washington

 

La magnífica Marea roja, en la que Washington daba una réplica a la altura a un soberbio Gene Hackman, supuso el inicio de la fructífera relación entre Tony Scott y el actor neoyorkino, que 9 años después convertiría a un ya maduro Denzel Washington en un implacable héroe de acción. En El fuego de la venganza daba vida a un ex agente del gobierno con problemas con la bebida reconvertido en guardaespaldas que, sin embargo, desarrolla una relación paterno - filial con la niña que debe proteger ( Dakota Fanning). El secuestro de la pequeña desatará la furia de Washington, todo un despliegue de ingenio a la hora de usar bombas y armas de fuego que hará las delicias de todos excepto de los raptores. Tras ésta llegarían las infravaloradas Deja vu, Asalto al tren Pelham 123 e Imparable, todos ellos adrenalínicos ejercicios de acción made in Tony Scott.

American Gangster (2007), de Ridley Scott

Los grandes papeles de Denzel Washington

 

En esta ocasión no fue Tony, sino Ridley Scott el que dirigió a Denzel Washington en otro de sus papeles memorables. De nuevo basado en un personaje real, Washington daba vida a Frank Lucas, un conocido narcotraficante de Harlem que entre los años 60 y 70 se convirtió en el capo más temido de Nueva York. La mayor virtud de Washington es la de humanizar un personaje que, a pesar de lo despreciable de su negocio, se convirtió en un hombre preocupado por la oprimida gente negra de Harlem, convirtiéndose en una respetada figura pública. Espectacular el cara a cara entre él y Russell Crowe como dos hombres con un estricto código ético a cada lado de la ley, con el que se quitaron la espina clavada desde la nefasta Virtuosity.

El vuelo (2012), de Robert Zemeckis

Los grandes papeles de Denzel Washington

 

El último papel por encima de la media hasta Fences llegó de la mano de un  Robert Zemeckis en plena forma (como muestra, 20 minutos iniciales que hielan la sangre), que acertó dando los mandos de la nave a Denzel Washington. En El vuelo, el actor de Nueva York es Whip Whitaker, un piloto comercial que, en una maniobra inusual, consigue salvar a casi todo el pasaje de un accidente mortal, pero que, tras las investigaciones posteriores, se convierte en villano al demostrarse que había tomado alcohol (entre otras cosas) antes de subirse al avión. Washington compone un personaje atormentado en medio del ascenso y caída de su condición de héroe, al que dota de sentimientos de ira y resentimiento a medida que su increíble hazaña es convenientemente sepultada por la compañía.

Autor: Juanjo Velasco Fecha de actualización: 04/05/2018
 




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

LA CHULETA DE CASA JULIÁN

De Mapi Hermida

Mucho se está fraguando gastronómicamente en el barrio de El Retiro, y para muy bien. Y más concretamente, en el bulevar d...


Podcast de cine: BUTACA VIP