El País
Imprimir

Los peores, y mejores, Robin Hood de la historia del cine

Repasamos algunos actores y películas que dieron en la diana, y otros que se dispararon una flecha en el pie.

 

Desde que Douglas Fairbanks Sr. fascinara al público en los años del cine mudo, y Errol Flynn lo inmortalizara en una de las mejores cintas de aventuras de todos los tiempos, cada generación ha tenido a su propio Robin Hood, noble convertido en forajido para robar a los ricos corruptos y repartirlo entre los pobres. Ahora, este personaje del folclore se reinventa para el público millennial en Robin Hood, donde Taron Egerton interpreta a un Robin de Loxley entre los videojuegos y el cine de superhéroes que, en una Notthingham mitad medieval, mitad futurista, se enfrentará al malvado Sheriff ( Ben Mendelsohn) con la ayuda de su mentor Little John ( Jamie Foxx) y su gran amor Lady Marian (Eve Hewson).

Kevin Costner en Robin Hood: Príncipe de los ladrones (1991)

Los peores, y mejores, Robin Hood de la historia del cine

 

Se acababa de llevar 2 Oscars (como director y productor) y casi un tercero como Mejor actor por Bailando con lobos, por lo que pocos podían discutir la elección de Kevin Costner como el Robin Hood de los 90. Sin embargo, mientras Robin Hood: Príncipe de los ladrones funcionaba a la perfección como cinta de acción y aventuras con un villano memorable (una vez más, Alan Rickman), el bandido de Sherwood que firmaba el protagonista de Waterworld, un pijo bravucón con acento californiano y peinado mullet de dudoso rigor histórico, y su casi inexistente química con Marian (Mary Elizabeth Mastrantonio) era, sin duda, lo peor de la película.

Errol Flynn en Robin de los bosques (1932)

Los peores, y mejores, Robin Hood de la historia del cine

 

Han pasado 85 años y todavía Errol Flynn es el mejor Robin Hood de la historia del cine. El actor australiano protagonizó una cinta de ritmo trepidante que cogía las virtudes de la versión muda de 1922 y las llevaba a un nuevo nivel gracias al sonido y el technicolor. El resultado, un clásico imprescindible del cine de aventuras donde Flynn derrochaba sentido del humor y presencia en pantalla para firmar un héroe repleto de carisma, ironía y destreza con la espada y el arco que nadie ha conseguido superar.

Russell Crowe en Robin Hood (2010)

Los peores, y mejores, Robin Hood de la historia del cine

 

Ridley Scott, el hombre que con Gladiator y El reino de los cielos resucitó el peplum para el siglo XXI, llevaba años queriendo contar la historia del arquero de Sherwood desde otro punto de vista, primero como secuela de la cinta protagonizada por Orlando Bloom y luego con el Sheriff de Nottingham como verdadero protagonista. Cualquiera de estas ideas habría salido mejor que esta cinta de factura impecable que es, sin embargo, como una clase de historia: larga y tediosa, a ratos interesante, pero en su gran parte antídoto contra el insomnio. En esta tesitura, poco puede hacer Russell Crowe con su Robin Hood, un héroe formulaico que dispara flechas, organiza una rebelión y, en sus ratos libres, da algo a los pobres.

Sean Connery en Robin y Marian (1976)

Los peores, y mejores, Robin Hood de la historia del cine

 

Richard Lester dirigía una infravalorada cinta de aventuras crepuscular, desprovista de la alegría y despreocupación de otras adaptaciones previas del mito de Robin Hood. En Robin y Marian las cuitas emocionales de sus protagonistas acaparaban tanto, o más, protagonismo que las peleas de un Robin de Loxley ya entrado en años. Sean Connery lo bordaba como este antihéroe melancólico que regresa de las Cruzadas y, una vez en un hogar que ha cambiado para mal, inicia una nueva lucha. Audrey Hepburn, como Marian, compartía con Connery las escenas más poderosas del film, donde la química entre ellos destilaba un romanticismo que traspasaba la pantalla.

Cary Elwes en Las locas aventuras de Robin Hood (1993)

Los peores, y mejores, Robin Hood de la historia del cine

 

Seis años después de interpretar al encantador héroe de La princesa prometida, Cary Elwes recuperaba aquel registro en esta parodia made in  Mel Brooks que tomaba como referentes el Robin Hood de Errol Flynn y, sobre todo, el de Kevin Costner estrenado sólo dos años antes. A pesar del tono humorístico de su interpretación, Elwes mejoraba a Costner en carisma con el punto justo de prepotencia, aspecto y, sobre todo, acento inglés.

Brian Bedford en Robin Hood (1973)

Los peores, y mejores, Robin Hood de la historia del cine

 

Disney ya había abordado la figura de Robin Hood en una olvidable cinta de acción real en 1952 y, tras la muerte de Walt Disney, la compañía del ratón decidió añadir al prodigioso arquero a su repertorio de personajes animados. Su descuidada factura denota que el proyecto se desarrolló a toda prisa, reciclando animación y criaturas de películas como Blancanieves, Los Aristogatos o, sobre todo, El libro de la selva e introduciéndolos en un bosque de Sherwood repleto de animales antropomórficos. Entre ellos, el zorro Robin Hood, doblado con carisma por Brian Bedford, protagonista de una aventura irregular pero, por alguna razón, encantadora para cualquier niño.

Douglas Fairbanks Sr. en Robin de los bosques (1922)

Los peores, y mejores, Robin Hood de la historia del cine

 

Douglas Fairbanks se dejó algo más que sudor en interpretar a uno de los primeros Robin Hood del cine en esta película de aventuras que sentaría las bases de un personaje que combinaba humor y heroísmo y, por primera vez, llevaba mallas. Además de hacer él mismo las complicadas escenas de riesgo, ayudó en el guion y producción de esta lujosa cinta de cine mudo que, incluso hoy, sorprende por la épica y las coreografías de peleas, espectaculares para un film que se estrenó hace casi 100 años.

John Cleese en Los héroes del tiempo (1981)

Los peores, y mejores, Robin Hood de la historia del cine

 

Como no podía ser de otro modo, Terry Gilliam está detrás de este delirante viaje en el tiempo protagonizado por un grupo de enanos y un niño con una desbordante imaginación. Sus aventuras les llevarían, entre otras épocas, hasta la Inglaterra medieval, donde conocerían a una versión bastante diferente de Robin Hood. John Cleese afirma que se inspiró en el Príncipe Carlos para dar vida a un personaje educado e insípido que se ve obligado a interactuar con la plebe como parte de su trabajo, a los que reparte riquezas entre los pobres, además de otros "regalos" menos placenteros.

Patrick Bergin en Robin Hood: El magnífico (1991)

Los peores, y mejores, Robin Hood de la historia del cine

 

Sólo dos semanas antes del Robin Hood de Kevin Costner llegó a la cartelera esta cinta que prometía mayor fidelidad histórica. El protagonista era un noble inglés que, en plena disputa entre normandos y sajones, se enfrenta a un poderoso hombre. Tras perder sus tierras y el derecho al trono, liderará una rebelión contra este terrible señor, que además estaba a punto de casarse con su gran amor: Marian. El diseño de producción lucía bastante peor que el de la superproducción hollywoodiense y la interpretación de Patrick Bergin con acento irlandés, unida a las de un elenco cosmopolita liderado por Uma Thurman y Jurgen Prochnow hacían que el film pasara de realista a ridículo en tiempo récord.

Robert Taylor en Ivanhoe (1952)

Los peores, y mejores, Robin Hood de la historia del cine

 

Ivanhoe, la clásica novela de Sir Walter Scott, proporcionó mucho del Robin Hood que se conoce hoy en día, como sus orígenes nobles o el nombre Robin de Loxley. En los años 50, la Metro-Goldwyn-Mayer decidió llevarla a la gran pantalla con la intención de repetir el éxito del Robin Hood de Errol Flynn 14 años antes. Lo consiguió y, además, coleccionó tres nominaciones al Oscar, pero si esta cinta de aventuras sirve para algo, es como reflejo de la decadencia del Hollywood de los 50. Nivel técnico y de producción impecable para una cinta de aventuras donde muchas de las escenas icónicas del Príncipe de los ladrones (aquí mero secundario) son interpretadas por un Ivanhoe (Richard Taylor) con la misma expresividad que un árbol del bosque de Sherwood.

Autor: Juanjo Velasco Fecha de actualización: 05/12/2018
 




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs