El País

Podría ser peor: 10 catástrofes planetarias que ya vimos en el cine

El mundo se acaba. Cuando la civilización toca a su fin, es momento de estrechar vínculos, o de abandonarse a los saqueos e instintos más primarios. Así es el apocalipsis según el cine de catástrofes.

 

Si pensábamos que la pandemia era lo peor que nos podía pasar, ahora llega Gerard Butler para recordarnos que, en el espacio exterior, aguarda algo todavía más peligroso para la existencia del planeta: un meteorito. Además, en Greenland: El último refugio, no hay una expedición espacial con astronautas y rudos perforadores con bombas atómicas que pueda evitar el apocalipsis. El asteroide va a impactar y la supervivencia (de unos pocos) pasa por llegar hasta los lugares seguros habilitados por los gobiernos. El estreno de esta cinta nos invita a recuperar otras películas que nos mostraron catástrofes (algunas naturales, otras autoinflingidas por el propio ser humano) igual o más devastadoras que este maldito virus.

Tornados | Twister (1996), de Jan de Bont

Podría ser peor: 10 catástrofes planetarias que ya vimos en el cine

 

Pocas cosas hay tan destructivas como un tornado. La situación en Estados Unidos es tan frecuente, que hay cazadores de tormentas profesionales que han convertido la primavera del Medio Oeste americano en su particular temporada de cosecha. Aunque realities y películas como la reciente  En el ojo de la tormenta han mostrado cómo es el día a día de estos científicos temerarios, ninguna como el clásico de Jan de Bont Twister, donde unos geniales Bill Paxton y Helen Hunt debatían si terminar de divorciarse o volver a estar juntos mientras volaban vacas, cosechadoras y autocines.

Estupidez humana | Idiocracia (2006), de Mike Judge

Podría ser peor: 10 catástrofes planetarias que ya vimos en el cine

 

En una sociedad donde los intelectuales se plantean si tener un hijo o ninguno, y los paletos sureños incrementan su descendencia como para tener su propio equipo de fútbol, la humanidad ha evolucionado durante siglos hasta instalarse en la más absoluta estupidez. Allí despierta un militar ( Luke Wilson) que, tras participar en un experimento de crionización al más puro estilo Futurama, se convierte, sin ser nada del otro mundo, en el hombre más listo de una civilización, enganchada a los vídeos de golpes en la entrepierna, que afronta su extinción porque en sus cultivos, regados con un sucedáneo del Gatorade, ya no crece nada. En Idiocracia, Mike Judge realiza una excéntrica, divertida, inteligente y hasta profética revisión de un futuro postapocalíptico que, si nos paramos a pensar en cómo ha evolucionado el mundo desde su estreno en 2006, se antoja terroríficamente posible.

Volcanes | Volcano (1997), de Mick Jackson y Un pueblo llamado Dante´s Peak (1997), de Roger Donaldson

Podría ser peor: 10 catástrofes planetarias que ya vimos en el cine

 

Aunque no suele aparecer en las pólizas de seguros de hogar, ni en el top 10 de desastres naturales que preocupan a la población… ¿y si bajo su vecindario despertara un volcán escondido? No hace falta imaginarlo, basta con hacerse una sesión doble con Volcano y Un pueblo llamado Dante´s Peak, proyectos sospechosamente similares (y estrenados el mismo año) donde dos lugares de tamaño considerablemente diferente (la ciudad de Los Ángeles en la protagonizada por Tommy Lee Jones y la pequeña localidad que da nombre a la película en la de Pierce Brosnan) se veían compitiendo, a base de efectos especiales y autoridades que no atienden a los avisos de los científicos, por ver cuál se convierte en la Pompeya del siglo XX.

Meteoritos | Deep Impact (1998), de Mimi Leder y Armageddon (1998), de Michael Bay

Podría ser peor: 10 catástrofes planetarias que ya vimos en el cine

 

Desde que el cine era en blanco y negro, ha explorado las posibilidades de que un gigantesco meteorito impacte contra la tierra y nos erradique como a los dinosaurios. Sin embargo, a finales del siglo XX (1998, para ser más exactos) nos dimos cuenta de que tenemos suficiente armamento y tipos badass como para plantar cara a nuestra propia extinción. Tanto Deep Impact como Armageddon (de nuevo, dos proyectos sospechosamente similares) nos contaban cómo una bomba nuclear servía tanto para convertir nuestro planeta en un páramo inhabitable, como para convertir en basura espacial cualquier roca que se atreva a amenazarnos. Sin embargo, la de Mimi Leder no confiaba tanto en nuestros soldados, astronautas y perforadores como la de Michael Bay, y se guardaba un plan B: conservar algunos ejemplares humanos en búnkeres, por si acaso.

El cambio climático | El día de mañana (2004), de Roland Emmerich

Podría ser peor: 10 catástrofes planetarias que ya vimos en el cine

 

Roland Emmerich, el maestro de la destrucción, se adelantaba unos años en el futuro para mostrarnos el resultado de apostar por los combustibles fósiles en lugar de por las energías renovables, contaminar los mares o tirar la lata de coca cola en el contenedor de orgánico (entre otras tropelías que hacen llorar a Greta Thunberg) en esta película donde el cambio climático resultaba ser mucho menos progresivo de lo esperado. A ello se tenía que enfrentar Dennis Quaid, el típico científico al que nadie escucha hasta que tornados, tormentas y una nueva era glacial azotan la mitad norte de Estados Unidos. A base de hiperbólico espectáculo y mucho CGI, El día de mañana nos intentaba hacer ver que sólo tenemos un planeta y lo cerca que estamos de cargárnoslo.

Terremotos | San Andrés (2015), de Brad Peyton

Podría ser peor: 10 catástrofes planetarias que ya vimos en el cine

 

Cada vez que sucede uno de los frecuentes terremotos en ciudades como Los Ángeles, San Diego o San Francisco, los expertos se preguntan si éste será el Big One, aquel que termine (como ya profetizó John Carpenter en la genial Rescate en L.A.) con la falla de San Andrés separando California de la USA continental. Por suerte, este suceso sólo lo hemos visto en la gran pantalla, desde Terremoto (donde Charlton Heston y Ava Gardner intentaban sobrevivir a un tremendo seísmo) hasta la reciente San Andrés, con Dwayne Johnson intentando salvar a su hija ( Alexandra Daddario) entre rascacielos que se derrumban, tsunamis y transatlánticos que cruzan el Golden Gate...por encima.

Humanos jugando a ser Dios | El núcleo (2003), de Jon Amiel y Geostorm (2017), de Dean Devlin

Podría ser peor: 10 catástrofes planetarias que ya vimos en el cine

 

¿Recuerdan a aquellos que decían que el acelerador de partículas del CERN provocaría un agujero negro? Tampoco esta pandemia se escapa de teóricos de la conspiración que aseguran que el virus salió de un laboratorio. En el cine también encontramos casos ficticios donde las personas, y su deseo por jugar con las leyes de la naturaleza, son precisamente la mayor amenaza contra la supervivencia de la humanidad. Así lo vimos en El núcleo, una cinta donde la física brilla por su ausencia, en la que un grupo de valientes (comandados por Aaron Eckhart y Hilary Swank) tiene que viajar al mismo corazón del planeta para arreglar el entuerto a base de bombas atómicas. También en la reciente Geostorm, con Gerard Butler en modo catástrofe, donde una máquina para controlar el clima se estropea y provoca la mayor tormenta de la historia en plena trama para asesinar al presidente de EE.UU.

Olas gigantes | Lo imposible (2012), de J.A. Bayona y Poseidón (2006), de Wolfgang Petersen

Podría ser peor: 10 catástrofes planetarias que ya vimos en el cine

 

No es, particularmente, una de las mayores preocupaciones para aquellos que no vivimos cerca de la costa, pero los tsunamis no dejan de ser uno de los fenómenos naturales más devastadores. Así nos lo demostró J.A. Bayona en Lo imposible, con el terrorífico añadido de saber que estábamos ante una película basada en un hecho real: la odisea que vivió una familia española en medio de la catástrofe que arrasó Tailandia en 2004. Más ficticio, pero igual de terrible, era La aventura de del Poseidón (remakeada por Wolfgang Petersen en 2006), un lujoso transatlántico que se ponía del revés, literalmente, tras el impacto de una de estas olas gigantes.

Huracanes | Operación: Huracán (2018), de Rob Cohen e Infierno bajo el agua (2019), de Alexandre Aja

Podría ser peor: 10 catástrofes planetarias que ya vimos en el cine

 

Los huracanes son una de las fuerzas más destructivas de la naturaleza y, como tales, culpables de incalculables catástrofes tanto humanitarias, como económicas. La reciente Operación: Huracán abordó este fenómeno metereológico a pequeña escala (35 millones de presupuesto dan para lo que dan), pero añadiendo al peligro de los fuertes vientos y las lluvias torrenciales, uno tan humano (y particularmente yankee) como los saqueos en medio del apocalipsis. Por su parte, Infierno bajo el agua se centraba en los inconvenientes de intentar sobrevivir a la furia de la naturaleza en una casa a punto de inundarse... y en tierra de cocodrilos.

Predicciones apocalípticas | 2012 (2009), de Roland Emmerich

Podría ser peor: 10 catástrofes planetarias que ya vimos en el cine

 

Por si no tuviéramos suficiente con tornados, tsunamis, ciclones, huracanes, terremotos, volcanes, inundaciones y demás desastres naturales, llegó el fin del calendario maya y, con él, la profecía de que el mundo se iba a acabar en un 2012 que, al lado de este 2020, tampoco estuvo tan mal. Unos años antes del supuesto apocalipsis, le dieron 200 millones de dólares a Roland Emmerich para que plasmara cómo sería el ocaso de nuestra existencia. Como no podía ser de otro modo, Emmerich llevó los procesadores de CGI al límite de sus capacidades para, en 2012, firmar su particular greatest hits de desastres naturales en el que llovía fuego del cielo, el mar coronaba el Everest y los monumentos más emblemáticos del planeta se venían abajo mientras el bueno de John Cusack y su familia se iban salvando por los pelos.

Autor: Guía del Ocio Fecha de actualización: 23/09/2020

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota






Podcast de cine: BUTACA VIP