El País
Imprimir
EVENTO FINALIZADO

Por arte de magia

Tan de moda como siempre, el ilusionismo continúa encandilando a un público deseoso de ser engañado

La celebración de la IV edición del Festival Internacional de Magia de Madrid nos hace dirigir la mirada hacia un arte que lleva encandilando al público desde hace siglos. En sus inicios el hombre creía que de verdad era posible desafiar las leyes naturales invocando oscuros poderes. Hoy sabemos que todo es un engaño, pero nos sigue gustando que nos mientan creando ilusiones sobre nuestra percepción. Por eso existen tantas salas dedicadas exclusivamente a números de magia, los teatros programan constantemente este tipo de espectáculos y cada vez más locales de copas y restaurantes invitan a magos a actuar ante sus clientes. 

Un festival de ensueño

Un año más el Teatro Circo Price se encuentra albergando el Festival Internacional de Magia de Madrid. El plato fuerte de esta cuarta edición lo sirven los Grandes Premios de la Magia, una serie de galas en las que participan varios campeones del mundo de ilusionismo y que se desarrollan hasta el 9 de marzo. Al frente de ellas está el madrileño Jorge Blass, quien, además de implicarse en la organización, desarrolla sobre el escenario sus últimos números de levitación. Comparte escenario con auténticos prodigios, como los neerlandeses Magic Unlimited, trío especialista en apariciones y desapariciones; el coreano Ted Kim, experto en ilusiones con proyecciones de vídeo; Charlie Mag, joven catalán vencedor del último campeonato europeo de magia gracias a sus números con palomas; o Scott y Muriel, pareja estadounidense continuadora de la clásica escuela cómica. 

Apariciones en cartelera

En estas fechas coinciden en la cartelera madrileña un buen número de propuestas de magia. En el Teatro Quevedo el popular Anthony Blake representa + allá de la imaginación, en el que crea la ilusión de que es capaz de leer los pensamientos. El mentalismo es la técnica que también desarrolla Jorge Astyaro en Los hipnonautas, show donde la hipnosis y la sugestión hacen posible que el público viva intensas aventuras y que regresará al Teatro Alfil el 9 de marzo. En el Teatro Galileo coinciden dos grandes prestidigitadores: los viernes el mago Jaque utiliza cartas, monedas, bolas y demás objetos para hacer trucos muy cerca de los espectadores en Jaque a lo imposible, mientras que el 1 de marzo Henry Evans se despide del público madrileño con el espectáculo El mejor mago del mundo, en el que desarrolla las rutinas que le sirvieron para ganar premios por todo el planeta. A esto hay que sumar las propuestas infantiles, como Días de Nocilla y magia, de Nacho Diago en el Lara; la veterana Escuela de magia, con el Mago Murphy en el Compac Gran Vía, o la globofexia de Jean Philippe Atchoum, hasta el 22 de febrero en El Sol de York. 

Donde la magia nunca se escapa

Madrid dispone de varias santuarios para la magia en los que se llevan a cabo espectáculos de ilusionismo durante todo el año. En la sala Houdini (García Luna, 13. Prosperidad) los magos actúan en un entorno lleno de objetos del pasado que lo convierten en una especie de museo de la magia. De gran solera es también La cripta mágica (Tarragona, 15. Delicias). Ambientada en los antiguos teatros de rojo y oro de finales del XIX, además de albergar shows dispone de linternas mágicas, muñecos de ventriloquía, autómatas y demás piezas mágicas. El Teatro Encantado (Pozuelo de Zarzón, 3. Acacias) ofrece una propuesta más teatral, con espectáculos en los que el elemento cómico juega un papel importante. En la dimensión más festiva de la magia hay que nombrar ciertos garitos que incluyen el ilusionismo con asiduidad entre sus propuestas de ocio: Galileo Galilei (Galileo, 100. Islas Filipinas), La Escalera de Jacob (Lavapiés, 9. Lavapiés), Code Bar (Barco, 32. Chueca), Volta Café (Santa Teresa, 9. Alonso Martínez)... 

Lugares insólitos

La magia puede brotar en cualquier lugar. Hay restaurantes que organizan cenas en las que se incluyen actuaciones de ilusionismo. Es el caso del Anthony’s Place (Sandoval, 16. San Bernardo), que ameniza las veladas de los sábados por la noche con Magia de 5 tenedores, a cargo del mago Álex Navarro; o Green House (Marqués de la Ensenada, 16. Colón) que marida sus platos con magia y monólogos de humor los viernes y sábado. Aunque para lugar insólito el de La casa de la brujita, pues su dirección es desconocida. Esta curiosa iniciativa cita en la plaza de Chueca a sus espectadores, los cuales son transportados desde allí por un elfo hasta una casa en donde tiene lugar el espectáculo. Para informarse hay que visitar su web www.lacasadelabrujita.com

Trucos audiovisuales

Mentalismo en el cine
Pablo Raijenstein lleva más de medio año desarrollando con éxito este espectáculo en el cine Artistic Metropol. El público asiste a la proyección de una extraño film que sirve de punto de partida para el desarrollo de distintos juegos de sugestión colectiva basados en films malditos como 'El exorcista' o 'Poltergeist'. Las próxima sesión está programada para el 1 de marzo. 
En televisión
El canal Discovery Max dedica las noche de los viernes a la magia con programas protagonizados por grandes ilusionistas como Dynamo –capaz de cruzar el Tamesis andando– o Ben Hanlin, que mezcla la magia con el humor de la cámara oculta. Hanlin también participa en 'Detrás de la magia', serie en la que se desvela cómo la ciencia permite crear algunos de los trucos más asombrosos. 

Los Hogwarts castizos

Si teatros y salas albergan espectáculos de ilusionismo que son para quitarse el sombrero, escuelas y tiendas de magia nos invitan a ponérnoslo para que seamos nosotros mismos los que saquemos el conejo de la chistera. Como si del colegio de Harry Potter se tratara –aunque con horarios más flexibles–, la Gran Escuela de Magia Ana Tamariz (www.magiatamariz.com) imparte todo un programa para convertirse en mago, dividido en cinco cursos anuales que comprenden los niveles de iniciación, medio, avanzado, superior y nivel cinco. También existen cursos intensivos e infantiles, todos ellos bajo la supervisión de la hija del gran maestro Juan Tamariz. Otra opción para aprender el arte del ilusionismo en Madrid es la que ofrece The Magic Factory (www.magoenmadrid.com). Si bien es cierto que un buen mago nunca desvela sus trucos, en esta escuela se preparan auténticos taumaturgos con los que compartir conocimientos a través de cursos y talleres, tanto dirigidos a adultos como a niños.

Cuanto mayor sea la formación adquirida por uno más partido se puede sacar de las tiendas de magia con las que cuenta la capital, como La varita mágica (www.lavarita.com), As de Magia (tienda. asdemagia.com), Mágica Planet (www.magicaplanet. com) o Magia Madrid (www.magiamadrid. com). Si bien es cierto que en sus locales ofrecen atención y asesoramiento a todo tipo de público, suelen guardar celosos los mejores cachivaches para aquellos que demuestran ser del gremio y saber bien de qué va el tema.

Juegos ilusionantes

Magia Borrás. 75 años después sigue siendo todo un icono popular. Hoy existen nueve ediciones distintas de cajas.  ¡Magia con cartas y monedas! Jorge Blass enseña espectaculares técnicas de numismagia y cartomagia en DVD.  Sombrero mágico. Chistera, varita, dados, cartas y anillas para que los niños puedan hacer más de 200 trucos. 
Autor: Javi Montero Fecha de publicación: 20/02/2014



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “SEAL CON LOS CLÁSICOS”

De Luis Javier Martínez

La leyenda del soul británico Seal regresa con un nuevo álbum, ‘Standards’ , aquí combina su voz única con algunos de...