El País

¿Puedes reconocerlos? 10 cambios radicales de famosos actores y actrices

Son algunos de los intérpretes más mediáticos del mundo, pero la magia del maquillaje, la peluquería y las dietas express consiguió hacerles irreconocibles. Recordamos algunas de las transformaciones más impactantes del cine.

 

Unos tiraron de actitud y dotes camaleónicas, otros se entregaron a las bondades del látex y la peluquería para cambiar por completo su apariencia y desaparecer detrás de sus personajes. Una de las maestras en esto de las transformaciones radicales, Nicole Kidman, disimula su incuestionable atractivo tras una considerable capa de canas y ojeras para dar vida a una detective de policía torturada por su pasado como agente infiltrada del FBI. Mucho tiempo después de una misión que salió mal, tendrá la oportunidad de redimirse y capturar al sanguinario bandido que se le escapó. Con motivo del estreno de Destroyer. Una mujer herida, repasamos otras memorables y sorprendentes caracterizaciones que, en muchos casos, terminaron en Oscar.

Christian Bale en El vicio del poder

¿Puedes reconocerlos? 10 cambios radicales de famosos actores y actrices

 

Habituado a las transformaciones radicales, desde el famélico insomne de El maquinista hasta el rechoncho contable de La gran estafa americana, Christian Bale vuelve a sorprender escondiéndose tras capas de látex y engordando 18 kilos para interpretar a Dick Cheney. En El vicio del poder un irreconocible Bale se camufla tras uno de los personajes más oscuros de la historia política reciente de EE.UU., un maestro en el manejo de las instituciones públicas que aprovechó la falta de personalidad del Presidente George W. Bush para manejar el país según sus intereses. Como es habitual en estos casos, el galés ha logrado un Globo de Oro por este papel y es uno de los grandes candidatos a alzarse con el Oscar. Competirá con otra virguería de caracterización: la de Rami Malek en Bohemian Rhapsody.

Nicole Kidman en Las horas

¿Puedes reconocerlos? 10 cambios radicales de famosos actores y actrices

 

Nicole Kidman ya es una de las mejores actrices de su generación, en gran parte por su audacia a la hora de aceptar papeles que signifiquen un buen desafío para su talento. La industria se rindió ante su transformación, tanto física como emocional, para dar vida a una de las grandes escritoras de la literatura anglosajona, Virginia Woolf, en el formidable drama intertemporal de Stephen Daldry. Para su papel en Las horas, Kidman, zurda, aprendió a escribir con la derecha, pero lo más sacrificado fueron las transformaciones de casi tres horas diarias para colocarse una nariz postiza que asimilara su aspecto al de la autora de Mrs. Dalloway. Mucha gente se perdió en los avances de la cinta a Kidman, que llegó a salir a la calle con el maquillaje puesto y consiguió confundir a más de un paparazzi. La Academia de Hollywood sí que lo tuvo claro y le entregó el Oscar a Mejor actriz.

Anthony Hopkins en Hitchcock

¿Puedes reconocerlos? 10 cambios radicales de famosos actores y actrices

 

No fue tarea sencilla transformar el rostro de Anthony Hopkins, uno de los más reconocibles de la gran pantalla, en el de la silueta más célebre del séptimo arte. Misión que se volvió todavía más complicada cuando Hopkins, que acababa de completar una exigente dieta para adelgazar, se negó a ganar peso para el papel de Hitchcock. Por suerte, el equipo de maquillaje demostró que la magia del cine no tiene límites, y con unas prótesis, un traje con relleno y algo de peluquería se consiguió convertir al protagonista de El silencio de los corderos en el atribulado genio del suspense durante el turbulento rodaje de Psicosis. La mirada y el trabajo vocal, eso sí, es cosecha de Hopkins.

Tom Cruise en Tropic Thunder

¿Puedes reconocerlos? 10 cambios radicales de famosos actores y actrices

 

Mientras Robert Downey Jr. daba vida al estereotipo de actor de método, que llegaba a pigmentarse la piel para interpretar a un soldado afroamericano, el momento más delirante de Tropic Thunder llegaba cuando entraba en escena Les Grossman, un tiburón de Hollywood que no se dejaba pisotear ni por la guerrilla que había secuestrado al reparto de su película. Tom Cruise sorprendía con este memorable e histriónico secundario, cuyo aspecto y bailes fueron sugeridos por él mismo, y se camuflaba bajo una calva, abundantes dosis de pelo en pecho y brazos y hasta unas manos protésicas sobredimensionadas para firmar uno de los papeles más delirantes y autoparódicos de toda su carrera.

Charlize Theron en Monster

¿Puedes reconocerlos? 10 cambios radicales de famosos actores y actrices

 

Parecía que a la Academia de Hollywood le hacía falta que una de las mejores actrices de las últimas décadas, Charlize Theron, se despojara de su infinita belleza para darle el Oscar. El gran mérito de la sudafricana en Monster era que conseguía desaparecer completamente detrás de su personaje, una prostituta marginada y al borde de la autodestrucción que parece encontrar la redención en el amor que siente por otra mujer ( Christina Ricci), igual de inadaptada que ella. Maquillaje, dientes falsos, pecas, una dieta a base de patatas fritas que la hizo engordar 13 kilos y una interpretación magistral (la mejor de su carrera) consiguieron que una de las mujeres más atractivas del mundo se convirtiera de manera creíble en la asesina en serie Aileen Wuornos.

Robert de Niro en Toro salvaje

¿Puedes reconocerlos? 10 cambios radicales de famosos actores y actrices

 

Durante la mayor parte de este clásico de Martin Scorsese vemos a un Robert de Niro en un estado de forma envidiable, fruto de un entrenamiento que le llevó incluso a participar en algún combate de boxeo, para dar vida al púgil Jake La Motta en su ascenso y caída. Para rodar las escenas de un La Motta más entrado en años (y carnes), Scorsese dio cuatro meses libres a De Niro para que engordara, de manera que el actor se fue a Europa para disfrutar de la buena vida y comer abundantes platos de pasta que regaba con batidos de vainilla. Volvió con casi 30 kilos más, lo que le permitió, con la ayuda del maquillaje, tener un aspecto tan irreconocible de sí mismo como cercano al personaje real. También se merendó a sus rivales en la competencia por el Oscar a Mejor actor.

John Travolta en Hairspray

¿Puedes reconocerlos? 10 cambios radicales de famosos actores y actrices

 

La carrera de John Travolta va irremediablemente unida al musical. El protagonista de Grease es tan aficionado al género que no tuvo reparo en cambiar su cara, sexo y complexión física para interpretar a Edna Turnblad, la madre de una joven que sueña con demostrar sus dotes para el baile y mover sus generosas curvas en el show televisivo más famoso de Baltimore. Hasta cuatro horas necesitaba el proceso para transformar a Travolta en esta agorafóbica y autoritaria mujer, en las que tenía que meterse en un traje de más de 13 kilos de peso y ponerse cinco prótesis de gel en la cara. Al final, tanto esfuerzo valió la pena, pues Hairspray cosechó fantásticas críticas y el propio Travolta llegó a ser candidato al Globo de Oro por su interpretación.

Cate Blanchett en I´m Not There

¿Puedes reconocerlos? 10 cambios radicales de famosos actores y actrices

 

Con dos Oscars en sus vitrinas y considerada una de las mejores actrices de su generación (y, quizá, de todos los tiempos) Cate Blanchett ha demostrado sobradamente su talento y versatilidad. Camaleónica como nadie (sólo basta ver cómo se mete en la piel de hasta 13 personajes diferentes en esa obra de arte y ensayo titulada  Manifesto), supo captar la esencia del mismísimo Bob Dylan en la experimental I´m Not There. A diferencia de la mayoría de transformaciones radicales, Blanchett no necesitó de sesiones interminables de maquillaje y peluquería. Simplemente se camufló tras unas gafas de sol, una peluca y, con la ayuda de un calcetín dentro de los pantalones que, según ella, le ayudó a aprender a caminar como un hombre, tiró de carisma. La Academia se rindió a ella una vez más y le concedió una nominación al Oscar a Mejor actriz de reparto.

Gary Oldman en El instante más oscuro

¿Puedes reconocerlos? 10 cambios radicales de famosos actores y actrices

 

Actor camaleónico donde los haya (Drácula, El quinto elemento o Hannibal, por mencionar algunas), Gary Oldman consiguió el Oscar que llevaba mucho tiempo mereciendo con su caracterización más radical: la que le convirtió, nada más y nada menos, que en Winston Churchill justo en el momento que tenía que decidir si negociar la paz con los nazis o luchar hasta las últimas consecuencias. Incluso a él le sorprendió que le escogieran para un papel que requería de una transformación radical con largas sesiones de maquillaje, prótesis y látex que le dejaban irreconocible. Y no sólo eso, pues Oldman llegó a fumarse 12 puros al día y terminó en el hospital con intoxicación de nicotina. Al final, el esfuerzo valió la pena, pues además del premio para Oldman, El instante más oscuro también recogió la estatuilla a Mejor maquillaje y peluquería.

Jacob Tremblay en Wonder

¿Puedes reconocerlos? 10 cambios radicales de famosos actores y actrices

 

Tan sólo los títulos de crédito de Wonder dan una pista de que es Jacob Tremblay, el niño prodigio que encandiló a todos en La habitación, el que se esconde tras el rostro de Auggie, un joven de 10 años con malformaciones faciales que ahora afronta su primera experiencia en el colegio. A su talento precoz para la actuación y la química con su madre en la ficción ( Julia Roberts), Tremblay añadía grandes dosis de paciencia al someterse diariamente a un proceso de maquillaje de más de una hora durante el que le ponían dos grandes prótesis que ocultaban prácticamente su rostro y una peluca que las mantenía unidas.

Autor: Juanjo Velasco Fecha de actualización: 20/02/2019
 




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP