MONDO LUXE: MOET CHANDON GRAND VINTAGE 2004

El Château de Saran es una residencia privada, propiedad de Moët & Chandon, que en el s. XVIII sirvió como pabellón de caza de la familia Chandon. En la actualidad, sólo se permite el acceso a personajes y celebridades exclusivamente invitados por la marca del champagne más apreciado del mundo. En este lujoso escenario se ha presentado el nuevo Moët & Chandon Grand Vintage 2004 con la presencia de Albert Adrià, el primer chef invitado por la Maison Moët & Chandon para inaugurar su programa Privileges con una cena privada exclusiva.

Adriá se inspiró en los sabores de la región de la Champagne para elaborar un menú creado especialmente para ser maridado con los champagnes más apreciados del mundo. Albert Adrià estuvo acompañado en la elaboración de este menú por el chef residente del Château de Saran, Pascal Tingaud, anterior chef del Presidente de Francia en la residencia del Elíseo. La cena, que contó con 14 platos y hasta 150 preparaciones diferentes, se sirvió acompañada de Grand Vintage 2004, además del Grand Vintage Collection 1993y el Grand Vintage Collection 1983, champagnes cuyos años fueron similares al 2004, y que permiten entender la evolución futura de este excepcional champagne.

Como reconocimiento a su labor, el chef Pascal Tingaud, acompañado por Sylvie Rougeaux, responsable de Moët & Chandon, hicieron entrega a Albert Adrià de una botella Magnum de Moët Grand Vintage 1975, año del nacimiento del chef español, y a todos los miembros de su equipo, de una botella de Grand Vintage Rosé 1978. Moët & Chandon comparte la magia de champagne con el mundo, ofreciendo una gama de vinos únicos para cada ocasión, según estado de ánimo y paladar. Desde el icono del Moët Brut Impérial a la Colección Grand Vintage, el extrovertido Moët Rosé Impérial o el innovador Moët Ice Impérial, la Maison deslumbra con deliciosos toques frutales, paladares seductores y una elegante madurez.