Revoluciones Por MInuto. “Spoon, quieren llegar a tu alma”

Share

spoon-they_want_my_soul-608x608_535_535_c1Spoon se formaron en Austin, Texas en 1993 y este, su octavo disco, “They Want My Soul”, promete estar no solo a la altura sino encabezar su ya excelente discografía.

Spoon son exactamente el tipo de músicos a los que les da lo mismo haber sidoartista de la década”. Simplemente hacen fantásticas canciones y álbumes trabajadísmos que suenan perfectos. Ellos son una banda que no necesita nada que demostrar. “They Want My Soul” es la prueba más palpable.

Este nuevo álbum goza de una producción muy meticulosa a cargo de Dave Fridmann, responsable de los trabajos de Mercury Rev, The Flaming Lips, Weezer, Café Tacuba, Mogwai, Clap Your Hands Say Yeah y MGMT por citar algunos.  Perfeccionismo  que por otra parte ha sido una constante en la carrera de Spoon, con muchas referencias musicales que hacen que el disco se supere por momentos, como cuando aparece Jim Eno con esa batería funk tensa y decisiva respondiendo a los envites del organo de Alex Fischel.

Definitivamente los ventiún años que Spoon llevan machacando la escena independiente están dando los frutos esperados, aumentando el interés del grupo y por el grupo y consiguiendo un posicionamiento cada vez más aventajado, consiguiendo pasajes musicales nada convencionales (“Outlier”), alegres proposiciones Let Me Be Mine”  y joyas propias de bit pop de los 60“They Want My Soul”, pasando todo por dar absoluto protagonismo a la voz cascada de Britt Daniel, un aspecto que hace definir con claridad el sonido de Spoon. La otra marca de la casa son las  dispersas lineas del bajo de Rob Pope, cuyo mejor ejemplo viene con los temas “Inside Out” y “New York Kiss”Spoon band photo

Toda esta ganadora combinación de funk refinado, indie rock de primera y contínua innovación hacen  que “They Want My Soul” sea un álbum absolutamente imprescindible.

 

Share