RPM: “El Blues que llega del Norte (de Europa)”

Share

Stein Idar Stokke (nacido el 18 de octubre de 1953) es un artista y compositor de blues noruego de Lillestrøm.

Stein Idar Stokke lleva haciendo música desde la década de 1960. Es el líder de la banda, vocalista, y compositor del grupo Stein Stokke & The Engine. Stein fue uno de los fundadores y líder de otras formaciones prácticamente desconocidas como Solid Comfort, Sugar Ann & Her Good Rockin ‘Daddies, Øratadom, From the Hip y Rosenhill Bluesband.

Stein Stokke & The Engine es un “motor de blues” bien engrasado, con  músicos experimentados, material propio, y ritmos e historias que garantizan una gran experiencia musical.

El grupo es asiduo de conciertos en clubes y festivales de blues.

Stein Stokke se ha convertido en un importante artista de blues. Bien conocido por su voz cruda, poderosa y conmovedora, ha desarrollado un estilo personal con la armónica y también con el bombardino,

muy raro de utilizar en una banda de blues.

De acuerdo con sus declaraciones, sus influencias provienen, como no podría ser de otro modo, del delta-blues de 

Tommy Johnson,

de la potencia de Howlin ’Wolf,

de la armónica de Little Walter 

y Sonny Boy Williamson,

y del sentimiento de Little Milton y Ruth Brown .

Stein escribe casi todas las canciones, con sus raíces profundamente ancladas en el fértil campo del blues, aportando en sus conciertos comentarios rápidos e historias sobre sus canciones.

El resto de la banda

The Engine:

Arve Lund en las guitarras y coros, destacando por su estilo y su sorprendente slide. Lleva tocando con Stein varios años, y es el arreglaste de la mayoría de las canciones.

Rune Bryn es un baterista muy reconocido como músico y como baterista de estudio, tanto por sus “viejos ritmos” como por sus aportaciones con el bajo.

Rickard Johannesson es un bajista sólido como una roca, con una amplia experiencia en diferentes estilos y también  como músico de sesión, muchas de estas junto con Rune Bryn.

El álbum del 2020 de Stein Stokke & The Engine es un buen ejemplo del interés que el blues despierta más allá de sus territorios originales.

Share