RPM: “El discreto encanto del baterista”

Share

No necesitaba ni un golpe de más ni un golpe de menos para mantener el ritmo de su grupo y en consecuencia el de la banda sonora de nuestra juventud, adolescencia y toda nuestra vida.

Sobrio, elegante y contundente, su último “break” ha sido el que le ha hecho dejar las baquetas para no volver a sentarse frente a sus platos, su bombo, su caja y sus timbales.

Esforzándose por ser una “anti estrella del rock” y calmando su sed en las fuentes del Jazz y los movimientos modernistas como el “bebop”, impregnó con energía y un virtuosismo discreto el estilo del grupo al que durante sesenta años dio soporte y firmeza.

Charlie Watts lo mismo que Ringo Starr, Keith Moon o Ginger Baker son parte de nuestro ideario musical,  y para los amantes y aficionados a los tambores, un referente y una motivación que nos acompañará siempre.

Alguien sin duda muy admirador dijo que “mientras millones de fanáticos aspiraban a ser Rolling Stones, los Stones reales aspiraban a ser Charlie Watts”.

Share