RPM: “TELEKINESIS – “Como cambiar guitarras por sintetizadores y no morir en el intento”

Share

10_700_700_544_telekinesis_900px

Adiós al power pop de los tres primeros discos de Michael Benjamin Lerner, el músico indie-rock de Seattle, también conocido como Telekinesis. En esta nueva entrega “Ad Infinitum”, el artista recurre al sonido viejo y sucio de sorprendentes sintetizadores, un giro radical pero afortunado que nos deja con temas pegadizos y muy bien elaborados.

“Ad Infinitum”, es sin duda una decisión arriesgada y una muestra del espíritu evolutivo de Lerner. Todo un ejercicio de salida de la zona de confort que le habían proporcionado sus anteriores trabajos, para tomar  una nueva dirección en la que los sintetizadores  y el Pop Electrónico asumen la responsabilidad creativa.

La pista clave de “Ad Infinitum” es el centelleante Sleep In”, una melancólica canción de medio tiempo, un cataclismo de canción con la que no puede evitar colosionar.

telekinesis-band-2015

Comenta Lerner lo duro que resultó empezar a componer canciones para “Ad Infinitum”, la inspiración no llegaba cuando tomaba la guitarra, fue por eso que tuvo que tomar otra dirección y apoyarse en los sonidos de los teclados. Según el álbum transcurre se percibe como las canciones ganan confianza, como pasan de los ambientes pesados al pop ochentero, de las cajas de ritmos a las vocales líneas melódicas; la fórmula Lerner fusiona caminos y corrientes. “Farmers Road”, “Courtesy Phone”, “Sylvia”, “Sleep In”, son todas canciones contagiosas, perfectas para recobrar la confianza y disfrutar de música sin complejos.

DISCOGRAFÍA DE TELEKINESIS:

Telekinesis-TelekinesisST2009 10_700_700_394_telekinesis_12desperatestraightlines_mini_72dpi2011Telekinesis-Dormarion-600x6002013

“Ad Infinitum” es un álbum lleno de impulsos que aportan calidez cuando la instrumentación está a punto de bajar la temperatura; la emoción amplía con ímpetu la pasión de Telekinesis. Esto hace pensar que con respecto a los discos anteriores el transporte musical ha variado, pero no así  el conductor y creador de las melodías. “Ad Infinitum” no es un disco convencional, es una colección de temas viscerales producto de la ambición de un artista dispuesto a confrontar y a experimentar.

Share