RPM: ” The Eagles pierden el vuelo y el liderazgo de Glenn Frey”

Share

Glenn Frey

IMG_2018

La esquina de Winslow

Cuando hace un par de años recorría la Route 66 en Estados Unidos, uno de los sitios emblemáticos por los que esperaba pasar era Winslow, un pequeño pueblo de 9.600 habitantes del condado de Navajo, en el estado de Arizona.

En este lugar perdido en el interior de la América profunda no hay museos ni monumentos ni lugares de interés para la mayoría de los viajeros, pero para un amante de la música, del country rock y sobre todo de una de las canciones más bellas de la historia, Winslow, en Arizona era un lugar con un especial significado.

La canción que iba tatareando encima de mi moto según me acercaba a Winslow era por supuesto “Take It Easy”,  escrita por Jackson Browne y Glenn Frey.

“Take It Easy” la grabaron The Eagles en el año 1972, formaba parte de su primer álbum “Eagles” , la cantaba Glenn Frey y supuso el lanzamiento y el comienzo de la carrera de uno de los grupos más importantes de nuestro tiempo.

En 1972, Jackson Browne y Glenn Frey eran amigos y vecinos, viviendo en el mismo bloque de apartamentos. Jackson Browne estaba estudiando y practicando al piano componiendo canciones para otros artistas y para él mismo. Durante el proceso creativo se había quedado atascado cuando escribía una canción en la que hablaba de una avería que tuvo en su coche en el pueblo de Winslow, cuando viajaba para dar un concierto en Flagstaff, otra ciudad de Arizona, también en La Ruta 66. Browne no conseguía pasar del verso:

I’m standing on a corner in Winslow, Arizona

Such a fine sight to see

Glen Frey  se puso a tabajar y añadió:

It’s a girl, my Lord, in a flatbed Ford slowing down to take a look at me

Toda esta historia la iba yo recordando según nos aproximábamos a Winslow. De igual manera que recordaba la última vez que ví a los Eagles en Madrid durante la gira “Long Road out of Eden”  de 2008.Eagles

Y por fín, con la emoción, la magia y la mitomanía que envuelven a ciertos momentos de la vida de los soñadores, allí estábamos nosotros “standing in a corner in Winslow, Aizona”IMG_2021

La canción quedó completada así:

Well I’m a-runnin’ down the road, tryin’ to loosen my load
I’ve got seven women on my mind
Four that want to own me, two that want to stone me
One says she’s a friend of mine
Take it easy, take it easy
Don’t let the sound of your own wheels drive you crazy
Lighten up while you still can
Don’t even try to understand
Just find a place to make your stand, and take it easy

Well, I’m a-standin’ on a corner in Winslow, Arizona
Such a fine sight to see
It’s a girl, my Lord, in a flat-bed Ford
Slowin’ down to take a look at me
Come on, baby, don’t say maybe
I gotta know if your sweet love is gonna save me
We may lose and we may win, though we will never be here again
So open up I’m climbin’ in, so take it easy

Y suena así:

Y hoy cuando todavía no nos hemos recuperado de la marcha de Bowie, tenemos también que despedir a Glenn Frey, con él se va la voz y la presencia de canciones de las que no se puede hacer otra cosa que escuchar y volver a escuchar, canciones eternas surgidas en los 70’s que crecen con el tiempo y forman parte del equipaje y del viaje de nuestras vidas.

Hotel California, Desperado, New Kid in Town, Take It to the Limit, Peaceful Easy Feeling, Lyin’ Eyes, I Can’t Tell You Why, How Long… y tantas más.

Glenn Frey era natural de Detroit, Michigan, una ciudad con una gran historia musical y cuna del sonido Tamla Motown, pero su carrera la desarrolló en California, influenciado por artistas como The Byrds o Bob Seeger. Frey se estableció en Los Ángeles al seguir a esta ciudad a su novia que buscaba la oportunidad de también ser cantante. Junto a  J. D. Souther y Jackson Browne, evolucionó musicalmente, aprendió y consolidó su faceta compositora y de producción.

glen1_thumb

Glenn Frey ha estado con nosotros durante 67 años, su delicada salud no le ha permitido poder seguir obsequiándonos con sus canciones ni con su gran voz. Los Eagles deberían seguir volando, es cierto que parte del liderazgo de la bandada no podrá surcar los cielos como lo han hecho durante tantas ocasiones, pero el legado, el impulso y la inercia de todo el grupo es lo suficientemente fuerte como para retomar el vuelo.

Share

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *