RPM: “ Violeta Del Río, pianista y española por Nueva Orleans “

Share

Una vez terminada nuestra tour “Miles And Music” quedamos con Violeta Del Río, una madrileña en Nueva Orleans que tras pasar dos años en Nueva York estudiando y seis meses tocando en diferentes escenarios lleva ya cinco años formando parte del entorno musical de NOLA.

Violeta estudió piano en el conservatorio en Madrid y buscó inicialmente desarrollar su experiencia musical en otros mercados. Además de actuar en otros países europeos con diferentes formaciones, también en Nueva Orleans ha emprendido la faceta empresarial siendo parte fundadora junto a sus cuatro socios de una compañía independiente de música, actividad que compagina con su trabajo como pianista.

Bubble Bath Records es el proyecto discográfico de Violeta y sus cuatro socios.

Con algo más de dos años en el mercado, Bubble Records cuenta con un listado de veinte bandas, diferentes estilos y tendencias musicales que se integran en su compañía con el requisito fundamental de que el repertorio y el estilo de cada formación sea del gusto de los cinco fundadores de Bubble Records.

Nos cuenta Violeta que en Nueva Orleans existe una gran preocupación e interés en salvaguardar y promover el estilo musical propio de la ciudad. Hay varias asociaciones y fundaciones que impulsan el desarrollo de la música local. No en vano aquí se han hecho muchas de las grandes aportaciones que han marcado la evolución de los estilos y la música de nuestro tiempo.

Aquí en Nueva Orleans nace la fusión de Batería, Bajo y Guitarra o Piano, entendida como sección rítmica, que ha trascendido en todos los estilos.

Con Violeta hemos visitado los estudios Music Shed,

unas magníficas instalaciones donde en estos momentos se encuentra grabando con su grupo Biglemoi

y en el que gran parte de los artistas de su sello han realizado grabaciones.

Los estudios Music Shed cuentan con un magnífico equipamiento y excelentes condiciones, cabe destacar la zona donde se graban las percusiones, un estudio con grandes alturas donde se consigue un sonido impresionante; no en vano los diseñadores de este estudio son bateristas.

Tras dejar los estudios de grabación hemos visitado una de las más representativas tiendas de discos de Nueva Orleans, Peaches Records,

hemos estado hablando con la propietaria de la tienda y nos ha confirmado el incremento en ventas de los discos de vinilo. Por cierto, a unos precios bastante razonables hemos encontrado auténticas joyas que harían las delicias de los coleccionistas españoles.

En Peaches Records hay un escenario donde la compañía de Violeta hace presentaciones de las novedades que editan los artistas del sello.

Después de curiosear los discos de esta gran tienda hemos visitado Congo Square,

un lugar situado en el parque Louis Armstrong

donde antiguamente se reunían en su día los esclavos cuando los franceses les daban su día libre.

Muy cerca, la zona de Storyville, actualmente reedificada y que fue el lugar de burdeles donde los marineros que llegaban a New Orleans pasaban parte de su tiempo en la ciudad.

He oido hablar mucho del Eagle Saloon, un mítico lugar donde comenzaron sus carreras grandes artistas como Louis Armstrong, Jelly Roll Morton, King Bolden, Kid Ory, Sidney Bachel o Buddy Bolden, considerado como el padre del Jazz.

El Eagle Saloon se inauguró en 1851 y el plan era reabrirlo en este 2018 después de más de cincuenta años cerrado, de hecho estaba previsto haber llevado al grupo de M&M para escuchar alguna actuación programada. Parece ser que las obras continúan y aunque ha habido algunas actuaciones todavía no está abierto oficialmente. Pero como no quería dejar de ver el estado en que se encuentra nos hemos acercado con Violeta para tomar algunas fotos.

Justo al lado del Eagle Saloon he visto este fantástico graffiti de Buddy Bolden y su banda que no he podido resistir fotografiar.

Es bien sabido que Bourbon Street es la calle más concurrida de New Orleans, por supuesto se puede escuchar mucha música y beber todavía más. Cerca está el Preservation Hall

y para los turistas es paso obligado, pero para los residentes en la ciudad, la Frenchman Street es un lugar en estos momentos que marca ciertas diferencias. También se encuentra plagada de bares y clubs donde la música no para, pero por alguna razón es la que prefieren visitar los lugareños.

Kristina Morales es una artista del sello de Violeta y dado que estaba actuando en la Frenchman Street, en un bar al principio de la calle, el Marigny, nos hemos acercado a verla cantar. Kristina es una gran cantante, con una potentísima voz que actúa regularmente en clubs de esta zona. Compone sus propios temas y los interpreta con su grupo aunque los propietarios de los clubs piden que sobre todo en determinados horarios el repertorio sea fundamentalmente standards y temas que el público en general conozca.

Uno a uno hemos ido entrando en muchos de los clubs y bares donde la música en directo cada día genera el ambiente de esta calle y esta ciudad.

Violeta a parte de sus actuaciones y su sello discográfico también da clases de música y armonía. Ahora la mayoría de sus alumnos están de vacaciones pero los domingos toca en una iglesia y es una de las pocas pianistas que también se mueve en los circuitos de música clásica.

Al despedirnos de Violeta Del Río, surge la pregunta de cuando volverá a Madrid…

…de vacaciones en Agosto.

Share