El País
Imprimir

Crítica: Amor y resistencia

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
120 pulsaciones por minuto

Lo mejor:
Es una epopeya personal y política de una inusual madurez

Lo peor:
Las arritmias de la segunda mitad del metraje, la más arriesgada narrativamente

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.2
37 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 19/01/2018
  • Director: Robin Campillo
  • Actores: Nahuel Pérez Biscayart (Sean Dalmazo), Arnaud Valois (Nathan), Adele Haenel (Sophie), Antoine Reinartz (Thibault), Ariel Borenstein (Jérémie), Félix Maritaud (Max), Aloïse Sauvage (Eva)
  • Nacionalidad y año de producción: Francia, 2017
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Aunque la exaltación del cuerpo, la viveza de la juventud y la rabia política aniden, desde el primer al último plano, en las imágenes de 120 pulsaciones por minuto, rememoración parcialmente autobiográfica de Robin Campillo en relación a sus días como activista en ACT-UP Paris, el filme es capaz de despertar ese pulso revulsivo y, a la par, de mantener una distancia cerebral con respecto a aquellos tiempos. El tercer largometraje del director de Chicos del Este (2013) ostenta una serie de peculiaridades que aseguran su pervivencia como clásico de las representaciones audiovisuales de lo gay y lo queer. Como sucedía en la película de Campillo citada, lo político y lo íntimo se fusionan progresivamente en un mismo plano, y la inmediatez rabiosa de las imágenes contrasta con una serie de escenas de aliento poético que podemos entender como lectura crítica, desde una mirada madura, de ese mundo que el cineasta evoca con rigor y compromiso, pero nunca de modo acrítico o vacuamente inmersivo. Además, el patetismo que ha acompañado tantas veces a la figura del homosexual en las narrativas contemporáneas se quiebra en nombre de una vitalidad provocativa que arroja interrogantes sobre los modos de resistencia y compromiso de nuestros días, haciendo de 120 pulsaciones por minuto a la par una pieza de memoria histórica y un artefacto combativo.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs