El País
Imprimir

Crítica: Humor nupcial a la española

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
3 bodas de más

Lo mejor:
El recital interpretativo de Inma Cuesta

Lo peor:
Es previsible del primer al último lance

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.3
76 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia
  • Fecha de estreno: 05/12/2013
  • Director: Javier Ruiz Caldera
  • Actores: Quim Gutiérrez, Inma Cuesta (Ruth), Martiño Rivas, Rossy de Palma, Laura Sánchez, Silvia Abril, María Botto, Joaquín Reyes
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

A caballo entre una comedia de enredo de los Farelly y el rollo nupcial macarra de Paul Feig en La boda de mi mejor amiga, 3 bodas de más pulula por los estereotipos de libro de las comedias románticas de bodas (un funeral y una boda más, y hablaríamos de otra película), alrededor de una solterona obligada a penar por el casorio de sus ex-novios mientras intenta, sin éxito, rehacer su vida y encontrar al fin al hombre que no la deje tirada. Javier Ruiz Caldera vuelve a demostrar su capacidad de adaptación a un género extraño a nuestro cine, después de la descacharrante Promoción fantasma, remozando todos los ingredientes clásicos de la comedia nupcial pero con un barniz de idiosincrasia muy española.

Es decir, un híbrido muy logrado entre dos maneras, una muy local y la otra muy de fuera, de entender e interpretar la comedia. La clave es la constancia de los buenos gags, la estelar intervención de secundarios con mucha miga, el loable olfato comercial de un enredo, honestamente, muy exportable, que no carga con el estigma regionalista y cejijunto de muchos vodeviles españoles de multisala muy nuestros en el peor sentido del término.

3 bodas de más es, de hecho, una película muy vendible, dentro y fuera, y aunque el irregular impacto cómico de un guion de inspiración intermitente, que acaba encallando en un bucle, dando vueltas y vueltas sobre el mismo eje, hace muy visibles sus limitaciones, lo previsible del desarrollo y desenlace y el abuso de clichés de género. Con todo, Caldera es un narrador talentoso, y se las apaña para que pesen más las luces que las sombras.

No es, de hecho, la clásica comedia española, y entre altibajos despuntan tres o cuatro secuencias memorables. Hay más, Caldera es un magnífico director de actores, y presume de reparto sin apenas fisuras, pero la palma se la lleva Inma Cuesta, que es ya, sin discusión, una de las mejores actrices de nuestro cine, dueña de un abanico de registros nada común, que se traduce en excepcional talento para la comedia y el drama. Es papel de Goya, porque sin ella intuyes que la película pasaría completamente desapercibida. Cuesta se carga la película sobre los hombros con un oficio insultante, con una solvencia todoterreno de actriz de las grandes. Y es que si no es por otra cosa, 3 bodas de más se recordará por ser la película en la que la actriz jienense se vino arriba definitivamente reivindicándose como una de las intérpretes imprescindibles de nuestro cine actual.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs