El País
Imprimir

Crítica: Sentimientos clandestinos

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
3 corazones

Lo mejor:
Los encuentros y desencuentros en torno a los que se articulan los primeros cuarenta minutos.

Lo peor:
El carácter dubitativo, desorientado, de algunos tramos.

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.8
33 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 30/10/2015
  • Director: Benoît Jacquot
  • Actores: Benoît Poelvoorde (Marc Beaulieu), Charlotte Gainsbourg (Sylvie Berger), Chiara Mastroianni (Sophie Berger), Catherine Deneuve (Madame Berger), André Marcon (Castang, le maire), Patrick Mille (el marido de Sylvie), Cédric Vieira (el pequeño amigo de Sophie), Thomas Doret (Gabriel)
  • Nacionalidad y año de producción: Alemania, Bélgica, Francia, 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

El melodrama, una vez más, demuestra que, junto al fantástico, es el género en el que más relevancia cobran los ecos y reverberaciones de cines pasados. Se han encargado de recordárnoslo, más o menos recientemente, Abbas Kiarostami, Alain Resnais, Wong Kar-wai, Pedro Almodóvar o François Ozon. Ahora, también, Benoît Jacquot.

 La carrera del director francés, ecléctico y a ratos desnortado buscador de formas expresivas, ha hallado anclajes tan diversos como las literaturas de Henry James y Marguerite Duras o las derivas creativas de esa generación, a la que él mismo perteneció, que sucedió a la Nouvelle Vague. Cincuenta años en los que ha trazado una trayectoria inquieta aunque errática, para ir manifestando, con el paso del tiempo, intereses escénicos propios de un hombre de teatro y una fijación, lindando los territorios del ensayo, con la figura del intérprete. Un artista prácticamente ignorado excepto por la crítica afrancesada, hasta que, en 2009, estrena la aplaudida Villa Amalia, que reafirma el viraje hacia registros de la autoría más académicos ya anunciado en L´Intouchable (2006).

  3 corazones, el último trabajo del realizador, propone una revisión decadente, crepuscular, de varios clásicos del venerado François Truffaut. El carácter de su protagonista, el cuarentón soltero y enamoradizo Marc ( Benoît Poelvoorde), recuerda al Charles Denner de El amante del amor (1977); por otra parte, la utilización de las dolencias físicas y psíquicas como metáforas de calado romántico nos remite a Las dos inglesas y el amor (1971) y Diario íntimo de Adèle H. (1975); pero es quizás La piel suave (1964) la producción evocada con una mayor intensidad por este melodrama noir. Sus ecos argumentales, temáticos y estilísticos resuenan en las imágenes de 3 corazones.

 Únicamente cabe achacarle que, culminada su primera mitad, enigmática y casi asfixiante, punteada por la ominosa banda sonora de Bruno Coulais, el relato sea víctima de algunos titubeos que empañan las excelencias de un filme que renueva la tradición en la que se inscribe mutando la desesperación truffautiana en cansancio y agotamiento. Como si Marc heredara el espíritu derrotado, envejecido, del Claude Roc (Jean-Pierre Léaud) de la escena final de Las dos inglesas y el amor.

  3 corazones es una obra erigida, pues, en torno a productos, asimismo, referenciales, que funciona con precisión y conmueve, preocupada tanto por su faceta de artefacto cinéfilo como por su eficacia como ficción. Un complicado equilibrio que alcanza, sobre todo, en la tensión estética entre los espacios misteriosos, colmados de recovecos, que inspira el personaje de Charlotte Gainsbourg, y el naturalismo aséptico con el que se aborda al interpretado por Chiara Mastroianni.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs