El País

Crítica: El amargo sabor del fracaso

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
A propósito de Llewyn Davis

Lo mejor:
Que recupera la mejor versión de los Coen

Lo peor:
Lo desaprovechada que está Carey Mulligan

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.3
61 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 01/01/2014
  • Director: Ethan Coen, Joel Coen
  • Actores: Oscar Isaac (Llewyn Davis), Justin Timberlake (Jim), Ethan Phillips (Mitch Gorfein), Robin Bartlett (Lillian Gorfein), Max Casella (Pappi Corsicato), Jerry Grayson (Mel Novikoff), Jeanine Serralles (Joy), Adam Driver (Al Cody), Stark Sands (Troy Nelson), John Goodman (Roland Turner)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

En el año en el que se restauró al fin la memoria de Rodríguez, en la imprescindible y nunca suficientemente reivindicada Seaching for Sugar Man, mito del folk rock de la decadente Detroit, viene que ni al pelo cerrar el curso con la crónica del fracaso de Llewyn Davis, merodeador del mismo ambiente musical, en el Nueva York de principios de los 60. Davis es fruto de la imaginación desbordante de los Coen, pero es primo hermano de Rodríguez, y como aquel también atisbó el sabor ingrato de la invisibilidad. Paradigma del loser estadounidense, del perdedor impenitente que pasea su incomprendido talento por garitos de mala muerte y plateas miopes y sordas con el verdadero talento cuando lo tienen delante, Llewyn Davis ha de observarse desde dos perspectivas diferentes pero complementarias: para empezar es, como personaje, un arquetipo esencial, una figura esencial del cine norteamericano. Davis es el músico de talento al que nadie entiende, que malvive por terca coherencia consigo mismo, que cree en sí mismo cuando nadie más lo hace. Un icono recurrente del cine de allí, que cobra una dimensión insólita en manos de lo Coen.

He ahí la segunda dimensión del personaje: naturalmente los hermanos no iban a quedarse en la relectura literal del arquetipo. A propósito de Llewyn Davis es una comedia típicamente coeniana que sea abre y cierra en falso, que gira sobre sí misma para acabar en el mismo punto en el que empezó, como si el tiempo o hubiera pasado, como si la precaria existencia de Davis fuese un bucle, un relato triste en el que se confunden los finales y los principios.

Con ese sentido del humor cáustico marca de la casa, que se desliza sutil en el día a día del perdedor incurable, la cinta oscila entre la desoladora tristeza de un oscuro peregrinaje por el underground neoyorquino, que es el de un precursor de Bob Dylan que bien podría haber sido el propio Dylan, si los astros no se hubieran alineado. Y es que la de Llewyn Davis es la historia de todo músico de talento que vio ahogarse sus sueños en alcohol y noches a la intemperie. Pero estamos en territorio Coen; lo patético y lo grotesco se filtran casi en cada lance, detrás de la rutina de un músico que persigue un gato que no es suyo, que duerme en cama ajena y convive a regañadientes con el fracaso que, ese sí, mes todo suyo.

No exenta de las legendarias digresiones esperpénticas habituales en las comedias de los Coen (aunque en esta película, lo cómico tiene sabor agridulce como nunca antes), A propósito de Llewyn Davis forja su éxito en un quirúrgico estudio de personajes, en la inolvidable composición de un Oscar Isaac que se doctora con nota, constituyéndose en entrañable homenaje a todos esos artistas cuyo arte no da ni para pagar cama y rancho, pero que nunca se rinden

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio hace un paréntesis y regresará en septiembre.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP